De medio tiempo

Salvando el Planeta S.A.

¿Crees en el calentamiento global? ¿Te convencen los que dicen que el mundo se va a acabar? De cualquier forma, el ecosistema es rico en bio-negocios para llenar de vida tu bolsillo
Salvando el Planeta S.A.
Crédito: Depositphotos.com

Hace treinta años, cuando alguien escuchaba la palabra "light", lo primero que venía a su mente era "luz" (por su uso en inglés). De igual forma, si hace tres décadas decíamos "salvar al planeta", a lo que seguramente nos referíamos era a lograr la paz mundial. Hoy, estos términos hacen referencia al interés por cuidar la salud y al fenómeno ecológico de preservación del medio ambiente.

Esta demanda por lo ecológico no se limita al producto final, sino también a los ingredientes de lo que consumimos y a los procesos productivos. Se buscan productos orgánicos, nutritivos, sin pesticidas u hormonas, y cuya fabricación no dañe a los animales ni contamine el ecosistema. Asimismo, se cuida el desarrollo de las personas que ponen la mano de obra, procurando pagos justos y condiciones laborales dignas. Hasta el empaque debe ser biodegradable.

En palabras de Cecilia Navarro, Directora de Comunicación de Greenpeace México, "hoy es indispensable que las empresas se preocupen por el ambiente, y este compromiso comprende tanto las políticas internas como los procesos productivos". Cada detalle es importante. Por ejemplo, no comprar muebles hechos con maderas provenientes de tala ilegal. O cuidar el papel, imprimiendo sólo lo necesario y comprando material que sea blanqueado sin cloro. O buscar mecanismos para colectar agua de lluvia, instalar paneles o calentadores solares y focos ahorradores de energía. En cuanto a la producción, se deben usar materiales no tóxicos.

Pero además de estas prácticas ecológicamente responsables, podemos encontrar interesantes oportunidades de negocio para aprovechar esta situación social, cultural y climática. Los consumidores más interesados en estos temas representan, igualmente, segmentos con alto índice de consumo. Por ejemplo, los jóvenes de 18 a 35 años -en especial las mujeres- y los adultos de 50 años en adelante que buscan llevar una vida más sana y conciente. De acuerdo con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la demanda mundial de productos ecológicos aumenta en un 20% cada año. El tamaño de ésta, según la IICA, rebasa los 30 mil millones de dólares.

"Casi en todas las áreas comerciales es posible encontrar una ventana de oportunidad", afirma Navarro, de Greenpeace. "Hay arquitectura que es ecológicamente no dañina, turismo responsable en zonas biológicamente importantes, y México tiene un rol muy destacado en la producción de alimentos orgánicos".

¿Interesado? Aquí te proponemos tres opciones para que desarrolles un negocio siempre verde:

1 ADMINISTRACIÓN DE DESECHOS

El reciclado es una actividad que se ha vuelto no sólo necesaria, sino especializada. Y todas las empresas, sin importar su tamaño, generan desechos que pueden ser reutilizados. Toma en cuenta los diferentes usos que se le pueden dar a los distintos desechos de productos, material de rezago o recursos industriales sin utilizar. Además, este material se consigue a precios muy bajos y, en algunos casos, hasta gratis.

Primero realiza un inventario de todos los productos y materiales usados en tu línea de negocio. Identifica todo lo obsoleto que aún pueda encontrarse en bodega. Observa qué materiales buscan las compañías recicladoras para darte una idea de dónde y qué buscar. Investiga qué materiales están ocasionando problemas en su procesamiento y encuentra técnicas para solucionar dichos inconvenientes. Entérate de los avances tecnológicos para aprender acerca de nuevos procesos que utilicen productos de desecho. Ve cómo se reciclan materiales en desuso en otros países y trata de adaptar nuevos sistemas para aplicarlos aquí. Usa tu creatividad para diseñar artículos novedosos o descubre otros usos para cosas usadas. Como consultor de reciclado, puedes ayudar a pequeñas ciudades o comunidades a implantar y mejorar sus programas de reciclado.

Lo cierto es que la contaminación de aire y agua, la acumulación de químicos y desechos tóxicos, y los terrenos llenos de basura, son problemas cada vez más serios y reales. Si encuentras una solución creativa, tus ganancias serán enormes.

Puedes obtener más información en la Aprepet, A.C., asociación civil no lucrativa dedicada a fomentar la cultura del reciclado en México. Tel. (55) 5563 8917 www.aprepet.org.mx.

2 ECOTURISMO

En la opinión de Cecilia Navarro, de Greenpeace, "el ecoturismo es una alternativa para el desarrollo sustentable de las comunidades ubicadas en áreas ecológicas prioritarias, ya que genera beneficios ambientales, económicos y sociales". Lo que se conoce como ecoturismo comunitario, fortalece y promueve la preservación de los recursos naturales y culturales de una comunidad, así como el reparto justo y equitativo de los ingresos. "Se debe fomentar en zonas con rica diversidad biológica, pues los turistas cada día toman más en consideración los impactos ambientales al momento de escoger los lugares que visitarán", asegura.

Una de las líneas de negocio es la recreación turística: excursiones para escalar, andar en bicicleta, tomar fotografías o practicar rafting. Pero también puede ser mucho más serio, y consiste en viajes para estudiar los ecosistemas sin perturbarlos, haciendo un tipo de trabajo para conservar y proteger los hábitat, la flora y fauna, y la restauración de sitios arqueológicos. Una organización importante es Bioplaneta, red nacional de empresas y cooperativas rurales sustentables que promueve la conservación y restauración ambiental.

La puedes contactar en: www.bioplaneta.com o al Tel. 5661 6156.

En agosto se llevó a cabo un Simposio de Ecoturismo, auspiciado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y otras instituciones como la Secretaría de Turismo y el Instituto de Ecología, para conocer las tendencias de esta actividad y promoverla como una alternativa de desarrollo.

Obtén información en: (55) 5484 3570 o directamente en la Semarnat. Tel. (55) 5628 0600, extensión 20719. www.semarnat.gob.mx

3 DULCES NATURISTAS

Éste es un giro que no ha sido muy atendido y que resulta bastante interesante. Cuando piensas en naturismo, lo primero que viene a tu mente son frutas y ensaladas, o bebidas refrescantes. Pero los dulces también pueden ser elaborados con ingredientes orgánicos y bajo una visión nutritiva y ecológica. "Cada día hay más consumidores preocupados por la calidad de lo que comen. Hoy, México ocupa el primer lugar a nivel mundial en la producción de café orgánico", afirma Navarro. "Así, es muy probable que dulces mexicanos con estas características encuentren un nicho creciente de aceptación en todo el mundo".

El negocio de los dulces puede tomar diversas formas: dulcerías tradicionales mexicanas, tiendas de dulces a granel, caramelos empacados, chocolaterías o máquinas expendedoras. Otras alternativas pueden ser: la elaboración de dulces tradicionales de distintos países, dulces para enamorados o, incluso, dulces gourmet. Las posibilidades son enormes.

Pero recuerda que para ser considerado nutritivo u orgánico, el dulce debe cuidar ciertos detalles. Algunos de ellos incluyen sus ingredientes y materias primas -que no contengan insecticidas ni hormonas de crecimiento-, que sean nutritivos y no transgénicos (seres vivos modificados en laboratorio para agregarles genes con características nuevas).

Es vital que se proporcione esta información, de manera clara y transparente, al consumidor. Otros factores clave son: que la producción no contamine, que no se utilicen prácticas laborales abusivas, y que el empaque sea biodegradable. Si logras implementar estas cualidades, el resultado será muy llamativo.

Para obtener más información, acude a la Asociación Nacional de la Industria de Productos Naturales (Anipron), la cual ofrece cursos y manuales de regulación sanitaria para productos naturales, entre otros servicios. Asimismo, tiene un programa de radio en la estación 1470 de AM (Distrito Federal y área metropolitana), en la 1280 de AM (Guadalajara, Jalisco) y en la 1230 de AM (Monterrey, Nuevo León). Se transmite lunes, miércoles y viernes de 14:00 a 15:00 horas. Tel. (55) 5663 1300. www.anipron.org.mx

Pero eso no es todo. Existen infinidad de negocios que pueden contribuir a preservar el medio ambiente, desde el cultivo de flores exóticas, hasta velas y jabones naturalmente aromatizados. También está de moda la fabricación de productos conocidos elaborados de manera distinta, tales como los cafés herbales, que no contienen ni café ni cafeína (están hechos a base de hierbas, granos, frutas y nueces rostizadas y molidas). Una oportunidad con gran potencial es la generación de energías limpias, negocio que tendrá una amplia opción de crecimiento dado el cambio climático. "Desarrollar tecnologías nacionales limpias generará no sólo empleos, sino que ayudará a detener este fenómeno", precisa Cecilia Navarro. Si te interesa este tema, acude a la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), organismo que busca la divulgación y promoción de la energía solar en sus manifestaciones de radiación solar, así como la energía del viento, la biomasa y la hidráulica. Tel. (55) 5684 4162. www.anes.org.

Una fuente importante de ideas para emprendedores es Greenpeace, en donde se encuentra disponible información sobre temas de energía y cambio climático, selvas y bosques, alimentos orgánicos y contaminación tóxica. Ahí también se proporcionan datos de más organizaciones que ofrecen asesoría sobre negocios ecológicos. Tel. (55) 5530 2165. Visita: www.greenpeace.org.mx

Para Cecilia Navarro, la condición principal para encontrar negocios atractivos en la protección de nuestro planeta es convencernos de que es una inversión y no un sacrificio. De hecho, la ecología y los negocios tienen mucho en común, ya que "cuidar el patrimonio natural es asegurar que sí habrá un futuro viable para las generaciones futuras, es decir, para nuestros hijos", finaliza.

Emilio Betech Rophi. Consultor especializado en desarrollo de negocios y mercadotecnia. Es catedrático de la Universidad Iberoamericana y capacitador en el Entrepreneur Business Workshop.