Emprendedores

Ecológicos, corporativos y comunitarios

Descubre cómo dos emprendedores desarrollaron un modelo de negocio que les permitió ser rentables, no transar en sus ideales y apoyar a comunidades indígenas y artesanos sin acceso a canales de distribución
Ecológicos, corporativos y comunitarios
Crédito: Depositphotos.com

Su preocupación por el medio ambiente y la escasez de alternativas que encontraban para desarrollarse en el sector, llevó a Santiago Lobeira y Manolo Ruiz a crear su propia oportunidad de negocio: una consultora en estrategia ambiental para empresas. Sin embargo, pronto se dieron cuenta que la idea, simplemente, no iba a funcionar. "Era 2003 y lo único que hacíamos era dar cursos en Universidades", cuenta Santiago.

Pero volvieron a la carga con nuevas ideas. Ambos habían estudiado una maestría en Administración Ambiental -Santiago en Estados Unidos y Manolo en Australia- y después de pasar por Semarnat, despachos de abogados ambientalistas y otras labores que no los convencían, estaban seguros que había espacio para compatibilizar un proyecto empresarial con el cuidado del medio ambiente.

Y lo encontraron. A la par de su consultora -llamada Sustenta Soluciones-, los socios habían dado vida a Cultiva, una empresa productora de abonos orgánicos libres de agroquímicos, que eran elaborados a partir de lombrices rojas californianas. Comenzaron a vender el producto con una respuesta interesante. Ahí nació la "nueva" Sustenta, una comercializadora de regalos ecológicos corporativos.

El producto estrella fue un estuche con tierra, abono y semillas o bulbos de flores para germinar, que servía como regalo para clientes, proveedores y empleados. "Era un obsequio muy original y eso llamó la atención", recuerda Manolo. "Además, las empresas lo vieron como una forma de comunicación que también les permitía mostrarse como compañías ambientalmente responsables".

Hoy, Sustenta tiene un catálogo más amplio: vende velas, jabones y especias en tiendas como Sanborns y La Europea. Tiene distribuidores en el Distrito Federal, Monterrey, Toluca, Aguascalientes, Puebla, Quintana Roo, Querétaro, Morelos, Campeche, Hidalgo, Veracruz, Zacatecas y León.

Catálogo de oportunidades

Para los emprendedores, estos artículos buscan no sólo conectar al ser humano con la naturaleza, sino dar trabajo a los artesanos mexicanos que producen muchos de ellos: vasijas de barro o de cáscara de coco, jaboneras de ónix y abrecartas de madera certificada, entre otros. Los regalos, de hecho, tienen bajo impacto ambiental -por su diseño y uso de componentes reciclados-, y promueven prácticas ecológicas como la agricultura orgánica.

Asimismo, Sustenta ayuda a dar salida comercial a productos hechos con materiales naturales o reciclados, que fabrican emprendedores que no encuentran la manera de colocarlos en el mercado. "Nosotros los apoyamos en cuestiones de diseño, presentación y empaque para que tengan una buena aceptación", precisa Santiago.

Cuatro años después de haber creado Sustenta, Ruiz y Lobeira cuentan ya con una red de 60 proveedores, cantidad que día con día aumenta. "Nuestro propósito es generar negocio para otros emprendedores", sostienen. "Como desarrolladores de proyectos, tratamos de crear conciencia y reducir el impacto que estamos generando en el medio ambiente, promoviendo productos y servicios que contribuyan a restaurar la calidad de nuestro entorno y que comuniquen este mensaje", dice Manolo.

Nueva veta de negocio

Como consultora en estrategia ambiental, Sustenta también ayuda a sus clientes a generar valor agregado y desarrollar buenos negocios. ¿Cómo lo hacen? Implementando estrategias, campañas y programas ambientales que conduzcan a sus organizaciones hacia una mayor rentabilidad y fidelidad con sus clientes.

"Por ejemplo, les proponemos que sus reuniones corporativas o con clientes y proveedores no sean solamente comer y beber, sino que realicen juntos alguna actividad en pro del medio ambiente, que a la vez propicie la convivencia", enfatiza Lobeira.

En esta nueva veta de negocio -el desarrollo de campañas ambientales?- ya están trabajando, por ejemplo, en un plan de reforestación junto con Naturalia. En esta actividad, Ruiz y Lobeira son el enlace entre las ONGs, el gobierno y los emprendedores con las empresas. "Eso es Sustenta", enfatizan. "La unión de muchos esfuerzos".

En 2008 realizarán campañas de reciclaje de aparatos electrónicos. "Nosotros armamos la red con el gobierno, las empresas y los medios. La sensibilidad sobre el medio ambiente está en el aire y el panorama para hacer negocios y a la vez ayudar es favorable", comenta Lobeira.

Sus principales clientes son empresas telefónicas, bancos, cadenas hoteleras, refresqueras, farmacéuticas, televisoras y dependencias de gobierno, entre otras.

El próximo paso: canastas navideñas "verdes".

Claves

-No dejar de lado tu preocupación por el medio ambiente, buscando hasta encontrar el proyecto correcto.

-Apostar por la integración de un producto que ayude a las empresas y al medio ambiente al mismo tiempo.

-Innovar y presentar productos con valor agregado.

-Integrar a su modelo de negocios a clientes, proveedores, gobierno y comunidad.

-Mantener una férrea disciplina financiera, reinvirtiendo todo lo posible en el negocio.

-Seguir, siempre, tus ideales.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue