Recursos Humanos

Pymes quiebran por falta de capacitación: consultor

Los negocios que no elaboran planes alternativos para casos de emergencias quiebran, como ocurrió con el huracán "Wilma", y optan por llevarse sus capitales a otro sitio.
Pymes quiebran por falta de capacitación: consultor
Crédito: Depositphotos.com

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) trabajan "a la buena de Dios", porque no capacitan a sus empleados, no diseñan planes de negocio ni elaboran alternativas para actuar en caso de contingencia y quiebran, como ocurrió durante el huracán "Wilma" en octubre de 2005.

En México, 85% de las personas que ponen un negocio no logran hacerlo crecer, porque nunca delegan y no confían en sus empleados, dijo Enrique Gómez Gordillo en la conferencia magna "Cómo triunfar copiando a los empresarios exitosos" que fue ofrecida a estudiantes ayer en el segundo día de actividades de la 1a. Semana Regional Pyme 2007 y 6a. Expo Kapta-Proveedor.

El también consultor agregó ante los estudiantes que cualquier negocio funciona mejor cuando el dueño se dedica a dirigir y administrar y delega el resto de las funciones a los trabajadores, porque de esta manera se dedica a planear, a comunicar las ideas y a integrar al equipo.

A esta etapa, en la que avanza de un establecimiento pequeño a mediano, señaló que sólo llega del tres al siete por ciento de los negocios; por esa razón, en el país existen más empresas grandes que de tamaño mediano.

También señaló que es poco común que las empresas cuenten con un "plan B" u otra alternativa para continuar creciendo como negocio. Sobre este mismo tema, el director del Centro Regional para la Competitividad Empresarial (Crece) en Quintana Roo, Marcelo Acosta Guzmán, señaló que los dueños de las Pymes no muestran interés para capacitarse ni para hacerlo con sus empleados y de esta manera, no emprenden mejores continuas que lo ayuden a permanecer en el mercado.

"Esto conlleva a que tengamos empresas sumamente deterioradas en el nivel de capacidad para prestar un servicio y para hacer mejoras continuas en su negocio y esto lleva que la empresa trabaje por obra y gracia de Dios", aseguró.

Acosta Guzmán detalló que de cada 10 empresas, sólo una o máximo dos optan por la capacitación y los que recurren a ella, lo hacen generalmente porque las empresas especializadas en este servicio logran convencerlos. También señaló que la mayoría lo ve como un gasto, mientras que el empleado la toma pensando que va a descansar por unas horas.

Otro problema común es que los pequeños y medianos negocios, no diseñan planes alternativos para contingencias (en promedio sólo uno o dos de cada 10) y cuando ocurren casos como el del fenómeno meteorológico "Wilma", optan por cerrar y llevarse su dinero a otra parte.

Para este año, el Crece cuenta con 600 mil pesos para capacitación, consultoría, elaboración de planes de negocio y estudios de mercado. Casi el cien por ciento han sido ejercidos y han beneficiado a 350 empresas de la entidad.