Recursos Humanos

Relaciones comerciales entre México y Nicaragua se dinamizan

Con motivo de los 10 años del TLC, se pretende concretar una visita exploratoria al país sudamericano.
Relaciones comerciales entre México y Nicaragua se dinamizan
Crédito: Depositphotos.com

Nicaragua y México se preparan para celebrar, en julio próximo, diez años de vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC), el cual ha fomentado las relaciones comerciales y de inversión entre ambas naciones. Sin embargo, hay cancha para seguir creciendo. Empresarios y gobiernos buscan dinamizar el acuerdo comercial. Aquí algunas propuestas que apuestan a concretar

Al hablar demuestra que sabe del negocio y no duda en tomar la iniciativa para explorar las oportunidades para hacer negocios, en este caso en el sector ganadero. Por ello Víctor Mazutti Soto, presidente de la Unión Ganadera Regional del Estado de México, ya entró en pláticas con empresarios nicaragüenses para realizar lo más pronto posible una visita exploratoria a Nicaragua.

Mazutti Soto maneja un rancho en el centro de México, en el municipio de Zumpango, en el Estado de México, donde poco más de un millar de vacas de la raza holstein prácticamente viven a sus anchas. Cada una tiene una "cama" de arena para descansar, bajo un establo parcialmente techado, alimentadas con un concentrado rico en nutrientes al que se le agrega maíz y otros desechos naturales y que es preparado en silos ubicados en el propio rancho.

Muchas de las vacas, como retribución, producen hasta 64 litros de leche al día, otras 26 o bien 10 litros. Y la que menos produce quizás llega a seis litros.

Todo está controlado con un sistema computarizado, mediante el cual se puede saber la cantidad de leche que ha producido cada animal minutos después de pasar por un proceso de ordeño mecanizado. Imagínese. En Nicaragua la producción promedio de leche por vaca ronda los tres litros.

El ganadero participó en el Primer Foro de Inversión y Comercio entre el Estado de México y Nicaragua, organizado el fin de semana en el país azteca, en el marco de una iniciativa impulsada por empresarios, organizaciones y gobiernos de ambos países, como uno de los pasos para dinamizar las relaciones comerciales y de inversión entre ambos países, bajo el paraguas del Tratado de Libre Comercio (TLC), que el próximo 1 de julio cumplirá una década de estar vigente.

Del lado nicaragüense Enrique Zamora, gerente general de Agropecuaria Lafise, del Grupo Lafise, lanza varias iniciativas: ofrece al Estado de México y a los empresarios en general de ese país, establecer una oficina de representación comercial en la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), cuyas transacciones de diversos productos alcanzaron el año pasado los 500 millones de dólares; financiar importaciones de productos mexicanos e incluso abrir una oficina cultural.

Enrique Jacob Rocha, secretario de Desarrollo Económico del Estado de México, quien participó en el foro, toma nota y afirma que trabajarán en una posible visita a Nicaragua del Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Peña es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su visita, de concretarse, daría un impulso a las relaciones comerciales entre ambos países, que cuentan con un Tratado de Libre Comercio (TLC) que se encamina a cumplir, el 1 de julio, una década de estar vigente.

Horacio Brenes, embajador de Nicaragua en México, confía entretanto que a finales de ese año es posible que se concrete una visita oficial a Managua del Presidente mexicano, Felipe Calderón.

Los resultados obtenidos hasta ahora por la vigencia del acuerdo comercial son alentadores, pero podrían ser mejor tanto en el campo comercial como en las inversiones, para citar dos sectores.

En un intento por cambiar el panorama, viajaron a México, para participar en el foro, Raúl López, embajador de México en Nicaragua; Enrique Zamora, gerente general de Agropecuaria Lafise, del Grupo Lafise, y José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Igualmente Jorge Brenes, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN); Roberto Brenes, gerente general del Centro de Promoción de Exportaciones (Cei-NicaExport); María Auxiliadora Cárdenas, de Kola Shaler; y Luis Arévalo, gerente general de Bagsa.

La Fundación Aries, Consultoría Internacional, presidida por Fernando Alberto García Cuevas, se sumó al esfuerzo por dinamizar el TLC con México. Además, el Gobierno del Estado de México.

"Hace casi diez años se firmó y se puso en vigencia el TLC con México. Decíamos que era una oportunidad que se estaba abriendo y la puerta se abrió, pero diez años después sigue siendo una oportunidad", afirmó Aguerri.

El comercio entre Nicaragua y México, recuerda el embajador López, se ha incrementado en términos nominales en más del 500 por ciento, pero en cifras absolutas la balanza comercial es deficitaria para Nicaragua.

En diez años, según las cifras del diplomático, las exportaciones de Nicaragua a México han saltado de 11 millones a 78 millones de dólares. Entretanto, las exportaciones de México a Nicaragua, dominadas por el petróleo y derivados, pasaron de 89 a 522 millones de dólares.

México ha logrado posicionarse como uno de los principales socios comerciales de Nicaragua, al convertirse en el séptimo destino a nivel mundial de las exportaciones nicas, después de Estados Unidos, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Guatemala y Canadá, según las cifras del Banco Central de Nicaragua.

Además, México es uno de los principales inversionistas en Nicaragua, al colocar en el país capitales por el orden de los 100 millones de dólares, principalmente en el área de las telecomunicaciones, zonas francas y la industria del cemento. Pero hay cancha para más.

El embajador López afirmó que Nicaragua se ha convertido en el décimo tercer destino de las inversiones de origen mexicano en Latinoamérica, al estimar que las mismas han acumulado 493 millones de dólares en los últimos años.

Sin embargo, en el ámbito comercial la oferta exportable de Nicaragua ha estado concentrada principalmente en sólo dos productos: maní y ganado en pie, aunque existe un mosaico de productos desde granos como frijol negro, pasando por frutas y conservas, hasta bañeras, duchas, lavados, asientos y tapas de inodoros, rubros que actualmente Nicaragua produce y exporta a otros mercados.

De hecho México es el mayor comprador de maní nicaragüense, ya que el año pasado de 56 millones de dólares que generó el rubro, 33.3 millones de dólares se lograron en el mercado mexicano.

El poco aprovechamiento del mercado mexicano obedece a varios factores, como la falta de promoción del TLC, la pobre diversificación de la oferta exportable, el desconocimiento del mercado mexicano, la limitada capacidad productiva y las barreras no arancelarias como la gestión de los permisos sanitarios y de exportación.

Roberto Brenes, gerente general del Centro de Promoción de las Exportaciones (Cei-NicaExport), ejemplifica que muchas veces los trámites se gestionan en Ciudad de México, en el Distrito Federal (DF), cuando quizás un producto nica pretende entrar por los estados del sur de México, o bien cuando los permisos toman más tiempo o cuando el exportador, por ejemplo el de frijol negro, centra su atención en el DF cuando podría ser más rentable hacerlo en los estados del sur mexicano.

"El reto del TLC es diversificar la oferta exportable y fomentar las inversiones, ya que el maní y el ganado en pie son los mayores productos exportados por Nicaragua", admite el embajador López.

Por ello, dice que una visita a Managua del gobernador Peña Nieto sin duda alguna sería positiva para dinamizar las relaciones comerciales a todos los niveles entre Nicaragua y México. Pero de momento confirma que apurará, en coordinación con los empresarios de Nicaragua y funcionarios del Gobierno, la realización de un evento en Managua para replicar el foro hecho en Zumpango el pasado fin de semana.

Enrique Zamora, gerente general de Agropecuaria Lafise, recordó que Nicaragua necesita maquinarias y equipos para la producción, que podrían ser importados desde México, al tiempo que recuerda que el Grupo Lafise ofrece, entre sus servicios, el de almacenaje, que bien podría ser utilizado por empresarios mexicanos que deseen comercializar sus productos en Nicaragua y la región.

A ello suma el fondo de hasta 30 millones de dólares que el Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), del Grupo Lafise, pone a disposición de las pequeñas empresas (Pyme) para fomentar su crecimiento.

"En la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), donde las transacciones alcanzan los 500 millones de dólares, ofrecemos a ustedes (los mexicanos) abrir una oficina de representación, promoción y desarrollo del comercio, sin costo alguno por un año", ofreció Zamora.

Pero en el ámbito comercial aprovechó la presencia de Enrique Jacob Rocha, secretario de Desarrollo Económico del Estado de México, para recordar que "las buenas voluntades se ahogan porque los trámites (para facilitar el comercio) muchas veces son engorrosos". En ese sentido, demandó "agilizar y facilitar los trámites".

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), recordó que a casi tres meses de la entrada en vigencia del TLC entre Nicaragua y la República de China Taiwán, se realizó hace unos días en Taipei, capital del país asiático, un primer encuentro de empresarios de Centroamérica donde se destacó que "la visión que tiene Taiwán y el istmo es de aprovechar al máximo el tratado".

Valoró que este tipo de encuentros no sólo ayudan a divulgar los beneficios que ofrecen los acuerdos comerciales, sino también cómo utilizarlos y, sobre todo, acercar a los empresarios y funcionarios del Gobierno.

El líder de la mayor cúpula empresarial confirmó que México se ha convertido en uno de los mayores inversionistas en Nicaragua, por el orden de los 100 millones de dólares. Pero recordó que el país ofrece oportunidades en sectores como la energía, la infraestructura, la agroindustria, la forestería, la manufactura ligera, los centros de llamada o call center y el turismo.

"El año pasado captamos alrededor de 333 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa, pero aún así nos pone a una distancia muy larga de otros países de Centroamérica. Sólo captamos el cuatro por ciento de la inversión que llega anualmente a Centroamérica y el Caribe. Eso nos plantea un desafío", subrayó.

Aguerri agregó que los empresarios mexicanos pueden usar suelo nica para establecerse, producir y exportar a diversos países, con los que se tienen TLC o acuerdos preferenciales de acceso a mercado, que suman juntos un mercado de más de 1,000 millones de dólares.

Por ello recordó que Nicaragua tiene en vigencia un Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos (DR-Cafta), otro con República Dominicana, así como con Taiwán. Igualmente Sistemas Generalizados de Preferencias (SGP) con Japón, Canadá y la Unión Europea (UE), con la que se negocia actualmente un Acuerdo de Asociación.

"Sin duda alguna este tipo de acuerdos son plataformas de exportación y de inversión", añadió Aguerri, también ex presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic).

Enrique Jacob Rocha, secretario de Desarrollo Económico del Estado de México, compromete su palabra y dice que trabajarán por el fortalecimiento de las relaciones con Nicaragua.

"El Gobierno abre sus brazos hacia los amigos empresarios nicaragüenses para fortalecer las relaciones comerciales. Una contingencia frente a la situación en Estados Unidos (afectado por una crisis financiera originada en el sector hipotecario), es fortalecer el mercado regional", advierte Jacob Rocha.

Agregó que a "mediano plazo" se planea una visita a Centroamérica del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, que incluiría a Nicaragua.

El próximo 1 de julio Nicaragua y México celebrarán 10 años de tener en vigencia un tratado comercial, que a juicio de Roberto Brenes, gerente general del Cei-NicaExport, será una oportunidad para "buscar y dinamizar el tratado".

Si Víctor Mazutti Soto, ganadero de Zumpango, se anima a hacer negocios en Nicaragua, para lo cual inició pláticas preliminares con Luis Arévalo, gerente general de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), o si otros logran igualmente hacerlo, el TLC con México habrá conseguido "un empujoncito".