Tecnología

Los programas matemáticos aplicados a la Bolsa proliferan

Aunque los pequeños inversores creen que esto distorsiona el mercado, se busca que las máquinas tomen sus propias decisiones.
Los programas matemáticos aplicados a la Bolsa proliferan
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La aplicación de las matemáticas en la Bolsa viene de lejos, pero en La aplicación de las matemáticas en la Bolsa viene de lejos, pero en los últimos años es cuando se ha sofisticado e intensificado. En 1953, el premio Nobel Harry Markowitz demostró matemáticamente que la diversificación de carteras reduce el riesgo no sistemático. A partir de ahí, y en paralelo con el desarrollo informático, se han generado modelos numéricos más o menos complejos que toman decisiones de inversión. Hoy no hay banco o gestora de fondos de renombre que no disponga al menos de un sistema algorítmico.

Entre los brokers artificiales se pueden distinguir dos grandes grupos. Por un lado están aquellos programas que, basándose en series estadísticas históricas de diferentes activos, intentan anticiparse a lo que pueda hacer el mercado, y por otro se encuentra el software matemático, que intenta buscar ineficiencias en la formación de precios para arañar rentabilidades al mercado a muy corto plazo.

"Claramente, las matemáticas están ganando peso en el ámbito de la inversión", reflexiona Marcos Pérez, gestor de fondos de gestión alternativa de Renta 4 y astrofísico. "Los números por sí solos no nos van a decir qué va a hacer el mercado, pero sí podemos establecer un modelo que pueda hacer dinero a largo plazo". Para este experto, que ha trabajado también en proyectos de diseño de robots, la gestión tradicional, en la que el profesional elige una serie de valores en función de parámetros económicos y empresariales, está muy sometida a criterios personales difíciles de proyectar hacia el futuro.

Desde hace tiempo existen dispositivos que permiten controlar el riesgo en las inversiones. Un ejemplo son las stop loss. Estas órdenes están programadas para que se venda o compre un activo cuando su precio rebase determinados niveles. Sin embargo, ahora el cóctel entre matemáticas e informática va más allá, y lo que se busca es que la máquina pueda tomar sus propias decisiones.

"Los programas basados en algoritmos intentan descubrir patrones en una serie histórica de precios y así encontrar una tendencia. Las personas sólo pueden reconocer patrones fáciles, como, por ejemplo, que las Bolsas suelen subir en diciembre y caer en enero. Pero sólo el software algorítmico es capaz de explorar los miles de interacciones que hay en los mercados financieros", explica Manel Baucells, profesor de Análisis de Decisiones de la escuela de negocios IESE.

El auge de las matemáticas aplicadas a los mercados también está generado una revolución en el perfil del profesional que maneja el dinero a invertir. Siguen predominando economistas y licenciados en Empresariales, pero cada vez son más las ofertas de empleo para matemáticos, físicos, informáticos o ingenieros. "Hay mucho interés por contratar a nuestros alumnos. Las empresas llaman a la facultad para solicitar profesionales con este perfil. Antes les bastaba con que fueran licenciados, pero ahora también quieren gente que tenga dotes para la investigación", reconoce Enrique Oleada, profesor de Matemáticas Financieras de la Universidad Complutense.

Al calor del uso de programas algorítmicos para invertir en Bolsa ha surgido toda una industria. Mientras las grandes instituciones financieras tienen sus propios departamentos de investigación para desarrollar un software personalizado, los pequeños inversores también se pueden beneficiar de las matemáticas gracias a los robots de alquiler. Admira Interactive ofrece estos servicios a través de sus autómatas Alice, Bob y Carlos 2.0. Esta empresa catalana fue creada por tres investigadores que empezaron a aplicar las matemáticas en el campo de la meteorología y ahora intentan anticipar el devenir de la Bolsa para sus 3.000 clientes.

"Nuestro sistema inteligente aprende del pasado para ver qué causas provocan un determinado fenómeno", comenta Xavier Orriols, portavoz de Admira. Si un cliente quiere saber qué provoca que las acciones de Telefónica, por ejemplo, suban o bajen, los autómatas repasan las correlaciones que tienen las acciones de la teleco con 1,000 activos diferentes (acciones, divisas, índices, materias primas, datos macro...) hasta hallar el patrón de comportamiento que más se repite. "Una vez determinadas las correlaciones llega la fase más compleja: aprender a invertir", apunta Orriols. En este paso, al robot se le aplica la misma técnica que cuando se quiere educar a un perro: el aprendizaje por refuerzos (recompensas o castigos). El autómata decide comprar o vender tras repasar su historial de aciertos o errores con ese mismo patrón de comportamiento.

"La principal ventaja de estas estrategias es que permiten analizar un número mayor de activos y de variables que un gestor humano", comenta Jorge Yzaguirre, director de renta variable de BME. "En cambio, su mayor riesgo es que se basan en datos del pasado, y la realidad es cambiante, por lo que hay que analizar continuamente el riesgo que se asume y los resultados. Los entornos de mercados volátiles nos muestran situaciones reales que la estadística no contemplaba".

Lo que ocurra con el dinero invertido de acuerdo con las matemáticas no es una cuestión baladí. Su peso en los mercados es cada vez más creciente. De hecho, la consultora TABB Group prevé que en 2010 la gestión algorítmica supondrá el 50% del volumen de negociación en EE UU, el mayor mercado del mundo.

Aparte de su cuestionable fiabilidad para ganar dinero en todas las fases bursátiles, los modelos numéricos han despertado las críticas de asociaciones de inversores minoritarios. Éstos se quejan de que los gigantes autómatas podrían estar distorsionando el mercado al elevar los niveles de volatilidad de los activos (se mueven en décimas de segundo y en determinados momentos del día, principalmente en las horas previas al cierre del mercado) y haciendo más difícil a los pequeños accionistas reaccionar al mismo tiempo que ellos. Los defensores de los modelos matemáticos indican que su uso es positivo para el mercado, puesto que al detectar desviaciones de la tendencia reaccionan de forma contraria y sirven de equilibrio. Daniel Stroock, profesor del MIT, ha publicado un reciente estudio acerca de los fondos cuantitativos y los compara a la relación de los peces murciélagos con los arrecifes de coral. "Estos animales no colaboran en el desarrollo de los tesoros submarinos, pero aseguran su supervivencia al comerse las algas que amenazan con asfixiarlos", explica.

¿Llegará el momento en el que la máquina reemplace al hombre para decidir dónde colocar nuestros ahorros? "El ordenador es una prolongación de la manera de pensar de un gestor humano", reflexiona el astrofísico y gestor Marcos Pérez. "Es un instrumento que aumenta el alcance de nuestro modo de pensar y hacer las cosas. Y modos de pensar hay tantos como personas. Por lo tanto, la respuesta correcta no sería decir que al final sólo habrá máquinas operando en los mercados, sino que las diferentes aproximaciones que podemos tener a las Bolsas serán más eficientes gracias a los ordenadores".

Fuente: www.el país.com

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Terry's digital marketing expertise can help you with campaign planning, execution and optimization and best practices for content marketing.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur