Emprendedores

Más del 50% de las Pyme españolas cierran en los primeros siete años

Las Pyme españolas deben afrontar el gran reto de supervivencia causado por el envejecimiento de la población.
Más del 50% de las Pyme españolas cierran en los primeros siete años
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Esto es una realidad que VR Business Brokers utiliza como uno de sus principales argumentos para concienciar a los empresarios sobre la necesidad y ventajas de comprar empresas ya existentes, en lugar de montar un negocio desde cero.

En España hay más de 2,8 millones y medio de empresas familiares, que representan el 75% del empleo privado, es decir, dan empleo a más de 13,5 millones de trabajadores. El total de su facturación es el 70% del PIB y la mayoría no llega a la tercera generación, según el Instituto de la Empresa Familiar.

El ciclo generacional de la Pyme española certifica que un 65% de las empresas alcanzan la primera generación; un 25% llegan a la segunda; un 9% a la tercera y 1% a la cuarta o más. Estas estadísticas dejan claro que 2 de cada 3 empresas cierran a manos de sus dueños originales. Si a esto le sumamos que más de un 50% de las empresas que se crean en España cierran dentro de los primeros 7 años de vida, es evidente la cifra de sociedades que cierran por no conseguir un relevo generacional.

Según el INE, en 2007 se crearon 426.321 nuevas empresas y 260.122 cesaron su actividad. El cierre anual de un 7,3% de las empresas existentes equivale a que en un período de 7 años la mitad de las empresas han dejado de existir.

Para paliar esta problemática, VR Business Brokers ofrece soluciones empresariales para incitar a los emprendedores a que compren una empresa ya existente, algunas de cuyas ventajas son: el negocio ya está organizado y equipado para la apertura; cuenta con clientes y proveedores, el fondo de comercio, mobiliario, local y los equipos; el anterior propietario puede estar dispuesto a ofrecer consejos, especialmente durante el período de transición, y pueden heredarse empleados con amplia experiencia en la gestión; y los bancos están más dispuestos a prestar dinero a un comprador que pueda mostrar registros financieros de una empresa con trayectoria y activos que avalen el crédito solicitado.