Franquicias

Una dulce tentación

En la última década, El Rey del Dulce se transformó en una franquicia que innovó la venta tradicional de chocolates y botanas. Conoce las ventajas de un negocio en el que puedes iniciar con US$20,000.
Una dulce tentación
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Por más de tres décadas, El Rey del Dulce operó, como sucede en muchos negocios, a punta de prueba y error. Sin un plan de dirección, los propietarios decidieron emprender un cambio radical. Hoy, lo que inició como una típica empresa familiar es una compañía que ofrece más de 3,500 productos y cuatro modelos de franquicias con ventas mensuales de entre $36,000 y $2.5 millones.

La estrategia fue simple: institucionalizar el negocio. "Empezamos por crear reglas claras y precisar que nuestra meta era crecer, pero a paso firme y seguro", cuenta David Rodríguez Tapia, director de franquicias de la dulcería. Para ello, el equipo directivo contrató consultores externos y creó un Consejo de Administración. ¿Algo más? Idearon una estrategia para posicionar la empresa no sólo en Querétaro, sino en el resto del país, Estados Unidos y Centroamérica.

El siguiente reto fue definir una estrategia para competir en un mercado que cada vez se orienta más a los productos light, segmento que crece a un 17% anual según datos de Nielsen. Entonces, David y su equipo realizaron un estudio para saber quién es el verdadero consumidor de El Rey del Dulce. La respuesta fue determinante: el 60% de las ventas corresponde a clientes que buscan productos para fiestas infantiles, donde lo de menos es cuidar las calorías; el 30% lo conforman pequeños distribuidores y el 10% restante son personas que se dan tiempo para un "antojo".

Una vez identificadas las necesidades del mercado, la marca integró varias categorías de productos como artículos para fiestas, desechables, dulces típicos, venta a granel, chocolates, pasteles, gelatinas y botanas. Y no sólo eso. El equipo directivo decidió que la mejor estrategia para crecer como compañía era apostar por el modelo de franquicias.

Mercado en crecimiento
Según la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Confiterías, México es el primer consumidor de dulces en América Latina con ventas por más de 150,000 toneladas al año. Bajo este panorama, El Rey del Dulce se convierte en una tentadora oportunidad de negocios.

David Rodríguez explica que fue en 1996 cuando la empresa contrató especialistas en el tema de franquicias para desarrollar un modelo que rompiera con el concepto de una dulcería tradicional. "Queríamos hacer las cosas bien", recuerda. "Así que cada propuesta planteada por los consultores la implementábamos dentro del negocio hasta asegurarnos de que funcionara sin ningún problema".

Así pasó una década y, de la mano de la consultora Alcázar & Aranday, en el 2006 abrieron la primera franquicia en Querétaro. "Esta sucursal fue fundamental para seguir de cerca el desenvolvimiento del negocio", afirma Rodríguez Tapia. De este modo, descubrieron que el punto clave del esquema era que la decoración de las tiendas gustara a niños y adultos. Por otro lado, se desarrolló un software empresarial conocido como Enterprise Resource Planning (ERP), que facilita la operación de la unidad.

Todo listo para iniciar
Si quieres emprender en este giro, contempla que El Rey del Dulce cuenta con tres modelos para empezar de cero: SJ, AM y TM. Una cuarta opción, ES, está dirigida sólo a los dueños de dulcerías establecidas (de entre 30m2 y 80m2). Con una inversión inicial de US$20,000 -que incluye la cuota de franquicia-, los propietarios recuperan su inversión en 48 meses y obtienen utilidades netas mensuales de unos $12,000.

"Las ventajas de este modelo es que los comerciantes establecidos podrán fortalecer su negocio con una marca reconocida y probada", afirma el director de franquicias, quien agrega: "También accederán a precios preferenciales en todos los productos gracias a la estrecha relación que mantenemos con la red de proveedores".

En cuanto al resto de las opciones, David asegura que los emprendedores tienen distintos beneficios: el tiempo para abrir una tienda es muy reducido, los franquiciatarios cuentan con una lista de los mejores proveedores del país, los mejores precios y soporte permanente. "Lo más importante es que para adquirir una franquicia de El Rey del Dulce no necesitas ser un experto en finanzas o administración", completa.

La firma tiene un sistema de capacitación integral tanto para sus franquiciatarios como para los empleados de cada punto de venta. Este proceso dura casi un mes y consiste en tres pasos. El primero contempla que los socios viajen a Querétaro para adquirir toda la base teórica; el segundo consiste en una visita del personal de la franquicia maestra al punto de venta. "El tercero es de seguimiento, ya que si existe alguna duda nosotros estamos cerca de nuestros socios para resolverla", sentencia David.

Claves
* Si quieres crecer, la clave está en profesionalizar tu negocio.
* Busca siempre la asesoría de un consultor experto.
* Adquiere una franquicia que ofrezca planes de capacitación constante.
* Emprende en un negocio que se adapte a tus habilidades. 

Contacto
El Rey del Dulce
Tel. 01 (442) 2242 152
www.elreydeldulce.com

 
www.SoyEntrepreneur.com