Recursos Humanos

Crece en Pymes españolas el uso de las TIC desde 2006

Ese año, el 57.1% de las pymes del sector tenían PC y el 44.5% acceso a Internet, en 2008 estos porcentajes ascienden al 66.2% y 57.8%, respectivamente, lo que revela una apuesta clara por la adopción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por parte del sector.
Crece en Pymes españolas el uso de las TIC desde 2006
Crédito: Depositphotos.com

Así se desprende del informe "Diagnóstico Tecnológico del Sector Comercio Minorista 2008", elaborado a partir de 500 encuestas a Pymes y profesionales del sector por la fundación Fundetec y la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de la Región de Murcia, con la colaboración del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) de red.es y la Confederación Española de Comercio.

Este estudio se presentó en Murcia durante la inauguración del "II Taller Nacional de Tecnologías aplicadas al Sector del Comercio Minorista". De sus conclusiones se extrae que las microempresas y los autónomos, que representan el 98% de las empresas del sector (según datos del INE de 2007) son quienes siguen teniendo un mayor camino por recorrer para llegar a niveles óptimos de uso de las TIC.

En cuanto a la conexión a Internet, más del 90% se conecta a través de tecnologías de banda ancha, lo que posibilita la incorporación de nuevas aplicaciones y la gestión con clientes y proveedores a través de mecanismos más rápidos y de mayor capacidad de gestión y transmisión de datos. Asimismo, el 22% de las empresas del sector dispone de página web, un porcentaje bastante alto si se compara con la presencia en Internet de otros sectores, aunque en este caso apenas ha crecido un 3% respecto a 2006.

También se ha detectado un incremento del 9% en el uso de la telefonía móvil con fines profesionales, llegando ya al 50.8%, en detrimento de la telefonía fija, que se ha reducido un 11% desde 2006 y tan sólo está presente en el 84.8% de los establecimientos. Asimismo, cabe destacar una importante presencia de sistemas domóticos (28%), muy útiles para el desarrollo habitual del negocio en el comercio minorista, en particular los sistemas de alarma, control de accesos, emergencia, control de productos y artículos, etc. Otras tecnologías, como los terminales punto de venta (TPV) o los lectores de códigos de barras, que permiten agilizar y facilitar determinadas tareas dentro de los procesos de gestión del negocio de comercio minorista, son utilizadas por el 48.4% y el 26.7%, respectivamente.

Las principales aplicaciones instaladas en los ordenadores de las empresas del sector, aparte de la lógica presencia de los programas de ofimática (presentes en el 73.6%), son aquellas que soportan la gestión económica y administrativa de la empresa, es decir, la contabilidad (50.6%) y la facturación (49.4%). Las bases de datos de clientes y proveedores son un elemento esencial para la óptima gestión de la actividad profesional, de ahí que aparecen en segundo lugar como herramienta más implantada (59.4%).

Un 38.5% asegura disponer de aplicaciones directamente asociadas a la actividad comercial, como la gestión de stocks y almacén (30%) o la gestión de caja (35.9%), lo que puede tener una importancia estratégica de cara al futuro. En definitiva, cerca del 40% de las empresas de comercio minorista ha tenido en cuenta la adecuación de las nuevas tecnologías a las necesidades propias de su actividad profesional. Es destacable también que la facturación electrónica está presente en el 19.6% de las empresas con infraestructura informática.

En lo que respecta al comercio electrónico, el informe destaca que el 22.4% de las empresas de comercio minorista compra y el 7.7% vende por Internet, cifras que, aunque no han aumentado apenas desde 2006 (cuando los porcentajes eran del 19.6% y 6.5%, respectivamente), se sitúan ligeramente por encima de la media del total de sectores.

Como conclusión, el comercio minorista español va creciendo de manera continua en cuanto a implantación de las TIC, si bien es cierto que a un ritmo más reducido del que podría considerarse óptimo. No hay que olvidar que, en la actualidad, una de cada tres empresas del sector todavía no ha incorporado ningún dispositivo o herramienta informática a su negocio, principalmente porque no le ven utilidad, por falta de formación, por motivos de carácter económico y, en algún caso, porque ni siquiera se lo han planteado.

Fuente: www.noticias.com