Consultoría

Lanza tu nuevo producto al mercado

Si quieres tener éxito con esa gran idea que traes en la cabeza, sigue estas recomendaciones de bajo costo para analizar el mercado y conocer a tus clientes.
Lanza tu nuevo producto al mercado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para Don Debelak, experto en lanzamiento de nuevos productos, todo el mundo es un emprendedor en potencia. Estoy convencido de que más del 90% de las personas ha tenido al menos una idea para un nuevo producto, dice confiado. Pero no todos lo hacen.

¿Por qué? Según Debelak, dos de las principales razones por las cuales la gente no lleva a cabo sus ideas son: primero, piensan que el mercado no aceptará un nuevo producto y, segundo, no saben cómo averiguar si su idea es valiosa.

Pero este gurú del entusiasmo asegura que es posible alcanzar el éxito si sigues tres acciones clave: investigar a tus competidores, repartir muestras entre tus posibles clientes y comprobar en terreno que los clientes están dispuestos a comprar el producto.

1. Conoce a tu Competencia

Aprende todo lo que puedes. Usa sus productos y servicios. Inscríbete en su sitio web. Conócelos mejor que cualquier cliente. Lo más probable es que descubras buenas ideas y, a la vez, notes sus principales fallas. Lee. Escucha. Suscríbete a revistas especializadas y asiste a ferias comerciales. Habla con posibles distribuidores y adquiere directorios del ramo.

Y una vez que recabes los nombres de los competidores, conviene revisar personalmente cada producto. Recuerda esto: tu oferta sólo será innovadora si se diferencia y es significativamente mejor que los productos que hay en el mercado.

2. Acércate a los consumidores

Al comprar, los consumidores tienen muchas opciones, entre las cuales están la adquisición de un producto de la competencia, la compra de otro tipo de producto o, simplemente, no comprar ninguno. Es necesario reunir evidencias de que la gente seleccionará tu producto entre muchas opciones, antes de decidir que tu invento es un auténtico ganador.

En este punto, la mejor estrategia es repartir muestras entre amigos, parientes y conocidos. Después, espera a que te soliciten nuevas muestras. Entonces estarás seguro que tu producto funciona y gusta a la gente.

Algunos inventores tienen productos cuya manufactura inicial exige una gran inversión y no siempre pueden distribuir muestras. En estos casos conviene mostrar a los usuarios potenciales una serie de productos o prototipos, y pedirles que los clasifiquen en el ordenen que los comprarían.

3. Asegúrate de tener clientes (y no sólo prospectos)

Si ya sabes que es mejor que la competencia y gusta a la gente, la última prueba consiste en saber si el consumidor comprará o no tu producto. Ahora bien, la mayoría de los inventores se enfrenta a dificultades para fabricar en pequeñas cantidades a bajo costo. Sin embargo, existen varias tácticas que permiten satisfacer pedidos sin tener inventario.

a) Usa un prototipo para obtener pedidos. El prototipo es un modelo muy similar al producto terminado. Conviene diseñar un volante publicitario a partir de dicho modelo y recurrir a catálogos de ventas por correo, vendedores al menudeo, representantes de fabricantes y distribuidores para obtener pedidos. A manera de protección, ofrece surtir la mercancía ocho o diez semanas después de firmar el pedido. Otra táctica es exhibir el prototipo en una feria comercial o incluso en un mercado ambulante, y tomar pedidos para futuras entregas. Si no puedes satisfacer el pedido en la fecha pactada, ofrece al cliente la opción de cancelarlo.

b) Haz promoción. Distribuye volantes de casa en casa o envía publicidad por correo directo y evalúa el número de pedidos que recibes. No es necesario contar con un inventario para anunciar la venta de un producto. Todo lo que necesitas es ofrecer al cliente la opción de cancelar el pedido si no recibe la mercancía al cabo de 30 días.

c) Fabrica y vende una cantidad reducida de productos hechos con técnicas de producción de bajo volumen. Por ejemplo, es posible usar moldes temporales o piezas fabricadas con un bloque de plástico en vez de fabricar el prototipo mediante la técnica de inyección. Muchos emprendedores se resisten a fabricar en pequeñas cantidades debido a que los elevados costos de este tipo de producción provocan pérdidas en cada producto vendido. No te preocupes por perder una pequeña cantidad durante la investigación de mercado. Considérala como inversión que revelará las posibilidades de venta de tu producto.

Cada año, los inventores, las pequeñas y medianas empresas, así como las grandes compañías, lanzan al mercado nuevos productos. Sin embargo, no hay lugar para todos, incluso si se trata de artículos maravillosos. Por ello es necesario invertir tiempo en la investigación de mercado, que no es tan costosa y es la única forma de saber si tu producto tendrá éxito.

Si quieres aprender a tratar a tus clientes como un experto y conocerlos en detalle, estos arículos pueden ayudarte:

10 consejos del gurú para mejorar tu servicio al cliente

Cómo tratar personas difíciles

Trucos para hacer que regresen

Pregunta y ganarás