Franquicias

Por qué franquiciar tu negocio

Se trata de una buena opción para sumar gente a tu equipo y expandir tu empresa, sin tener que absorber todos lo costos que esto implica.
Por qué franquiciar tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
Se trata de una buena opción para sumar gente a tu equipo y expandir tu empresa, sin tener que absorber todos lo costos que esto implica.

Hace tiempo, escribí acerca del director ejecutivo que traje para que llevara mi compañía al siguiente nivel. Después de contratar un costoso equipo de administradores con experiencia, el directivo propuso que nos lleváramos el negocio lejos de nuestros socios estratégicos. Pretendía dar por terminado uno de los acuerdos de cooperación y contratar cerca de 100 personas.

Personalmente, no soy partidario de la idea de hacer crecer una empresa a través de la contratación de más personal y adquiriendo más espacio de oficina; sale demasiado caro.

Esto me lleva a la lección de este mes: una persona que piensa como empleado tiende a expandir un negocio contratando más empleados. Nuestro director ejecutivo anterior era un empleado con un sueldo muy alto que tenía ganas de ser emprendedor. En virtud de que razonaba como empleado y tenía valores de empleado, su estrategia para desarrollar el negocio se limitaba a sumar más gente a la organización e incrementar el espacio de oficina.

Después de que se fue, retomé el control de la empresa, rehabilité algunas relaciones deterioradas y comencé a expandir el negocio en una forma más eficiente y efectiva desde el punto de vista de los costos. En lugar de emplear más gente, encontré una mejor alternativa: franquiciar. Así, los inversionistas nos pagan por tener personal que trabaje para nosotros en lugar de pagar empleados.

Estas son cuatro razones por las cuales decidimos franquiciar nuestro modelo de negocios:

1. La gente nos preguntaba si podrían ser franquiciatarios.

2. Tenemos una marca internacional y recibimos solicitudes de gente y compañías de todo el mundo que quieren hacer negocios con nosotros.

3. Puesto que mi compañía le enseña a la gente a pensar como emprendedores e inversionistas, sería incongruente tener directivos que piensan como empleados.

4. Me gusta tener gente que quiere trabajar para mi empresa y que está dispuesta a pagarme, y no al revés.

Franquiciar también tiene sus inconvenientes, incluyendo el hecho de que las disputas legales más encarnizadas se dan, con frecuencia, entre franquiciantes y franquiciatarios. Si estás interesado en crear un modelo de franquicia de tu negocio, te sugiero dos cosas:

1. Hablar con alguien que posea o haya creado una franquicia.

2. Contratar a una persona con experiencia en franquicias para que se encargue de la operación interna. Recuerda que un sistema de franquicias es un tipo de negocio que plantea un conjunto de retos diferente.

Franquiciar puede ser una forma efectiva de expandir tu negocio en términos de costos, y lo mejor de todo: ¡con el dinero de otros!

 

www.SoyEntrepreneur.com