Consultoría

Elige al socio ideal

No te dejes llevar por el afecto o la intuición. Para tener éxito en los negocios, necesitas a alguien con habilidades, visión y compromiso.
Elige al socio ideal
Crédito: Depositphotos.com

La elección de un buen socio de negocios es un factor fundamental para el éxito de cualquier proyecto. Pero la realidad es que muchos emprendedores toman esta decisión a la ligera y terminan pagando muy caro su error.

El afecto por un amigo, un lazo familiar, la intuición o la recomendación de un conocido no son argumentos válidos para asociarte con alguien. Una sociedad comercial es como un matrimonio, en el que hace falta comprometerse a largo plazo y establecer reglas claras desde el principio.

“Cuando me asocié con una amiga de la universidad, no lo dudé”, cuenta Patricia Salgado, una diseñadora de muebles que hace dos años abrió una tienda de decoración. “Siempre nos habíamos llevado muy bien y parecía activa y entusiasta.

Pero en el trabajo conocí a una persona totalmente diferente.” Al final, además de la mitad de sus ahorros, la emprendedora perdió a una amiga.

¿Estás por asociarte con alguien? Antes de llamar al notario, toma en cuenta estos seis puntos sobre el perfil ideal de un socio.

1. Una persona que comparta tu visión, pasión y valores. “El hecho de ser amigos no es necesariamente un factor a favor o en contra de una sociedad”, explica Enrique Urbina, director general del despacho Urbina & Urbina Asociados. “Lo más importante es compartir valores de trabajo y objetivos.”

Analízate primero a ti mismo y pregúntate: ¿Quieres dedicarte en un 100% a tu negocio o buscas un ingreso adicional? ¿Qué resultados esperas alcanzar en el corto, mediano y largo plazo? ¿Qué tanto tiempo y esfuerzo puedes dedicarle al proyecto?

Haz estas mismas preguntas a tu potencial socio y analicen juntos si, en definitiva, comparten la misma pasión y objetivos. Puedes llevarte de maravillas con tu primo, pero si no le gusta trabajar más de ocho  horas por día, mejor busca a otra persona.

2. Que aporte conocimientos y experiencia. Por lo general, lo primero que buscan los emprendedores en un socio es que aporte dinero. Pero nadie puede contar con todas las habilidades necesarias para iniciar un negocio con éxito, necesitas a alguien que te complemente.

“Mucha gente se basa exclusivamente en la confianza o en el aporte monetario, pero no en el know how o la experiencia que puede sumar un socio”, dice Jacobo Braun, socio del despacho Jacobo Braun Contadores Públicos. “Es clave buscar sinergias.” Por ejemplo, puedes tener excelentes capacidades de planeación pero no saber nada de finanzas, por lo que no estaría mal asociarse con un contador o administrador.

3. Una persona madura y emocionalmente estable. Está bien tratar de ayudar a un amigo, pero hacerlo con un proyecto al que dedicaste meses de trabajo podría ser el error de tu vida. Para pasar de asalariado a empresario hace falta enfocarse, trabajar duro y tener cierta capacidad de sacrificio.

Y si tu candidato a socio tiene muchas cosas que resolver a nivel personal, podría llevar esos conflictos a la empresa. “Mi socia tenía un problema tras otro, y como eran temas delicados nunca podía cuestionarla”, recuerda Salgado. “Al final, terminé cargando con todo el trabajo yo sola.”

4. Que ofrezca credibilidad al negocio. Está muy bien que un socio de negocios aporte dinero, porque es algo que siempre hace falta al principio de un emprendimiento. Pero no dejes de lado otras contribuciones tanto o más valiosas, sobre todo cuando se trata de proyectos de baja inversión.

Por ejemplo, tu socio potencial podría estar desempleado y no tener un centavo en su cuenta bancaria, pero sí mucha credibilidad en el mercado, experiencia, una larga lista de contactos y ex clientes ansiosos por recibirlo. Todo eso puede incrementar notablemente el valor del negocio a largo plazo y mejorar sus posibilidades de alcanzar el éxito.

5. Alguien honesto y a quien respetes. En una sociedad de negocios, la confianza es clave. Busca a una persona que valore la honestidad y que se maneje éticamente tanto en su vida personal como laboral. Un socio desleal podría terminar robando no sólo dinero de la empresa, sino también ideas, marcas y bases de datos.

Además, jamás debes asociarte con alguien pasivo o a quien no respetes. Si lo haces, nunca tomarás en cuenta sus opiniones o propuestas, y al final el equipo nunca funcionará. “Como empresario necesito a alguien que me presione y me pregunte todo el tiempo ¿cómo vas?”, agrega Braun.

6. Que sea financieramente estable. Más allá de que tu socio potencial aporte o no capital, si no está en una situación económica estable es mejor que te olvides de él.

Una persona en medio de serios problemas de dinero, como una gran deuda o un proceso de divorcio difícil, no será el candidato ideal por muchas razones. Alguien que ha sido descuidado con sus propios bienes podría no tener las habilidades y la disciplina necesarias para hacer que una sociedad funcione.

Pero atención, porque lo mismo aplica para una persona que tiene su futuro económico totalmente asegurado y terminará viendo el negocio como un hobby. 


CONTACTOS
Urbina & Urbina Asociados
Enrique Urbina
(55) 5580 1734/1749
df@urbina.com.mx

Jacobo Braun Contadores Públicos
Jacobo Braun
(55) 5579 8161
info@jbcontadores.com



www.SoyEntrepreneur.com