Plan de Negocios

Diseña una oferta integral

Euterpe es una academia de música que, además de clases en sus instalaciones y a domicilio, gana con la venta y reparación de instrumentos.
Diseña una oferta integral
Crédito: Depositphotos.com

Juan Carlos Torres, ingeniero civil, siempre supo que su verdadera profesión no estaba en el diseño de proyectos de infraestructura, sino en el mundo de la música.

Y aunque utilizaba su pasión por la guitarra y la batería como una vía para obtener ingresos extra, no fue hasta quedar desempleado, en 1997, que se atrevió a emprender en este giro.

El primer paso fue difundir entre los adolescentes, a los que les impartía clases a domicilio, su idea de abrir una academia en su casa, en la Ciudad de México.

Primero preguntó sus intereses, después detectó quienes estarían interesados en tomar los talleres y, así, obtuvo nuevas ideas y recomendaciones.

La respuesta fue positiva. Y lo mejor es que contaba con una cartera fuerte de posibles clientes, además de conservar los datos del alumnado de tiempo atrás.

Así que no lo pensó dos veces e inició operaciones. “La disciplina fue mi aliada principal. Desde el inicio definí mis horarios de atención como si fueran de oficina, de forma individual o conjunta, con horas de entrada y salida, pero desde mi casa”, explica.

Torres no podía creer que esta actividad fuera más lucrativa que su propia profesión, con la ventaja de que ahora era su propio jefe.
No fue hasta que los alumnos se multiplicaron que decidió sacar el negocio de su hogar. “Mi esposa se percató de que el alumnado seguía creciendo y algunas veces no tenía horarios para todos los interesados, así que me convenció de que nos cambiarnos a un local”.

Sólo habían pasado nueve meses desde la apertura cuando tomó la decisión de mudarse a otras instalaciones, para incrementar el número de clientes. Para soportar la demanda introdujo a profesores de diversos instrumentos, además de adaptar salones de clases para cada disciplina.

Aunque Torres contaba con algunos ahorros, se limitó a utilizar sólo los ingresos del negocio para la compra de instrumentos, pago de renta y sueldos de profesores.

“No fue sencillo. Pero esta empresa se sustenta, para crecer, en la calidad en el servicio, factor que permite a los alumnos recomendarte con familiares o amigos de la escuela”, comenta.

Hoy Euterpe (www.euterpeacademiademusica.com) cuenta con más de 200 alumnos que reciben educación en instrumentos como guitarra eléctrica y acústica, batería, violín, saxofón, bajo, chelo, armónica, piano y teclado, además de canto y solfeo.

Además, en temporada de vacaciones sus cursos atraen a 250 alumnos adicionales. Para atender a este flujo de estudiantes, maneja una planta laboral compuesta por 20 profesores.

Para el emprendedor el secreto radica en un 100% en la calidad de los servicios, la capacitación de todos los involucrados y la atención integral que se otorga a los clientes.

En cuanto a la oferta, Torres incorporó servicios como alineación y balance de instrumentos musicales, además de convertirse en distribuidor de distintas líneas de productos y accesorios.

¿Sus próximos retos? Abrir una sucursal en Cuernavaca, para después convertir su negocio en franquicia.



www.SoyEntrepreneur.com