Plan de Negocios

Crea una empresa Low Cost

Los precios bajos son un gancho para atraer clientes. Aprende a ofrecer productos de bajo costo y alta calidad.
Crea una empresa Low Cost
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El gancho de los bajos precios durante la crisis puso de moda el término low cost, y hoy el concepto tiene mucho éxito entre los consumidores.

Debido a las buenas cifras que obtienen los empresarios con el sistema low cost, cada vez son más los emprendedores que buscan adaptar sus negocios a este esquema. 

Sin embargo, son muchos los que confunden el rumbo y dan un paso equivocado, pues no saben que ser más baratos o hacer promociones no convierte a una empresa en una low cost real.

Para que este tipo de empresa sea tan rentable como una high cost -o más- tu objetivo primordial debe ser planificar para controlar los costos al máximo.

A continuación te entregamos un listado con claves para que realices un eficiente plan para la transformación de tu negocio:

1. Para conseguir más rentabilidad que la competencia bajo este sistema es necesario hacer una reinvención del modelo de negocio. Un proceso de innovación total, para ajustar los costos y ofrecer mejores precios sin sacrificar la calidad.

2. La estrategia consiste en ajustar al máximo los costos para no tener que repercutir el exceso en el precio final al cliente.

3. La fórmula se puede aplicar a todo tipo de negocio, como peluquerías, ópticas, restauración, centros de negocios, gimnasios y líneas de autobuses.

4. Las mejores oportunidades pueden estar en los sectores “que impliquen un consumo recurrente y en particular todos los relacionados con el ocio”.

5. Lo importante es que más que competir de frente con las grandes empresas, puedes intentar crear un nuevo mercado: llegar a nuevos consumidores.

6. Cuando se piensa en precios bajos, automáticamente puede haber una parte del público que asocie bajo precio con mala calidad. En casi todos los mercados, una parte de la estrategia debe intentar eliminar esa percepción.

7. Deberás idear la forma de producir o prestar un servicio ahorrando en alguna parte clave del negocio, para repercutirlo en el precio.

8. Tu oferta de productos y/o servicios debe ser reducida. Por dos motivos: tener una oferta muy básica te permite reaccionar y ajustar mejor la oferta; además, al comprar siempre los mismos elementos, aumenta el volumen de compra de cada uno de ellos y consigues mejores precios con los proveedores.

9. Por último, nunca olvides que la calidad no se puede sacrificar por obtener mejores precios.
 
www.SoyEntrepreneur.com