Finanzas

Concursa por tu negocio

Entérate de cómo un reconocimiento como emprendedor puede ayudarte a obtener financiamiento, asesoría y contactos.
Concursa por tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando se trata de allegarse a medios que apuntalen y hagan prosperar las ideas emprendedoras, los concursos empresariales destacan como una de las formas más atractivas para conseguirlo. Y es que además de adquirir capacitación esencial durante las etapas del evento, quienes participan pueden obtener recursos económicos y otros beneficios que aumentan su conocimiento y valor empresarial.

Estos concursos buscan la formación de negocios innovadores en diferentes segmentos y son lanzados por la iniciativa privada o pública. Casi sin excepción, son de participación gratuita y tanto la inscripción como las primeras fases se realizan vía Internet.

En este sentido, Marcus Dantus, director general de Wayra México, que es convocante y una aceleradora de negocios de la trasnacional de comunicaciones Telefónica, señala que “en Europa y Estados Unidos hay crisis. Aquí existen recursos y nos encontramos en un momento único. Nunca antes hubo en México un ambiente tan interesante y listo para que ocurran tantas cosas”.

Capital a la espera

Con la intención de emular modelos exitosos, como los coreanos y estadounidenses, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Conacyt creó el programa AVANCE en 2004. “Acercamos los ejes académico, empresarial y gubernamental para detonar negocios. Nos interesa incentivar la industria al reducir los riesgos de inversión con nuestros fondos”, explica Gustavo Villar, director de Comercialización de Tecnología del Conacyt y uno de los responsables de AVANCE.

La importancia de este programa radica en cubrir el vacío entre los recursos de etapa temprana y los capitales ángeles y semilla, algo esencial para evitar la desaparición prematura de las empresas. El proceso de selección de proyectos es muy riguroso. “Nosotros validamos el ámbito tecnológico que genere patentes y presente ventajas competitivas. Por su parte, Nacional Financiera se encarga del entorno de negocio e inversión”, detalla Villar. Con AVANCE se han beneficiado casos como el Mastretta MXT, el único automóvil deportivo mexicano.

En total, el Conacyt apoyó en 2010 a 242 pequeñas y medianas empresas (Pymes) en las que se invirtieron más de $650 millones por medio de fondos de inversión y estímulos a la innovación. Todos ellos otorgados bajo concurso.

Por otro lado, en el caso de Santander Universidades –rama del banco homónimo– cada año desde 2005 se entregan $1.6 millones a través del Premio Santander a la Innovación Empresarial. La iniciativa surgió en México para vincular a las instituciones de educación superior con la realidad empresarial.
“Trabajar con las universidades es la estrategia de responsabilidad social más importante de Santander y una causa prioritaria para el desarrollo del país”, comenta Jorge de la Torre, director de Relaciones Institucionales. Este premio ya se ha replicado en Reino Unido, Colombia, Brasil, Puerto Rico, Argentina y Chile.

Hay que apuntarse

Los premios no llegan solos, así que para ganar primero hay que inscribirse. César Montes de Oca y Ricardo Vidrio, fundadores hace 10 años de Quarksoft, empresa mexicana que desarrolla software a la medida para diferentes usos y tipos de clientes, lo saben a la perfección. Aunque en un principio no estaban del todo convencidos.
“Nunca he sido del ánimo de ir a buscar un premio. Los ingenieros somos bien cuadrados y no lo veíamos como una posibilidad de exposición”, admite César, ingeniero en sistemas de 39 años. Su primera participación en el programa TechBA, que convoca la Secretaría de Economía y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), fue por invitación telefónica en 2006.

Tras un proceso de evaluación –que les resultó “emocionante”– quedaron entre los seleccionados, lo que les permitió tener oficinas físicas y constituirse en la Unión Americana. Y luego de otras convocatorias, ahora en España y Canadá.

Carlos Camacho, empresario de 24 años y cofundador del Premio al Estudiante Emprendedor en México, asegura que estas plataformas resultan trampolines para los emprendedores mexicanos. Tal es el caso de Daniel Gómez, joven de 20 años y primer lugar nacional de este nuevo certamen y quien además obtuvo el segundo lugar a nivel mundial. Su empresa, Solben, se dedica al diseño y operación de plantas para producir biodiesel. “Hay que creer en los concursos. A veces tenemos miedo de participar, pero no hay que prejuiciarse”, enfatiza Carlos.

Otro caso de éxito es el de Mariana González, Manuel Wiechers y Gerardo Ruiz de Teresa, fundadores de Tecnologías Iluméxico. Egresados de diferentes ingenierías, estos jóvenes equipan con iluminación de bajo costo a poblaciones rurales donde no hay suministro eléctrico. A través de microcréditos, los usuarios pueden acceder a “Prometeo”, un equipo autónomo que por medio de un panel solar alimenta dos focos LED de alta luminosidad.

Lo recaudado por Iluméxico reingresa a un fondo que genera otros beneficios a esas comunidades. “No puedes llevar sistemas solares sin que haya un acompañamiento social. Por lo tanto, debe existir una adaptación a la tecnología, es decir, que la gente sepa que es suya”, señala Mariana.
Pero su inicio fue fortuito. Una compañera de trabajo de Manuel y Gerardo –que en su momento fue finalista– los animó a competir por el Premio Santander. “Teníamos muchos proyectos y por fin plasmamos la idea en un circuito, formamos un equipo de ocho personas y concursamos”, recuerda Gerardo. Para su sorpresa, ganaron en la categoría de Negocios con impacto social en 2009.

A partir de ahí han obtenido galardones como Pase Usted, de Genera; Rompe con el Cambio Climático, de Semarnat; y Be the Change, de Peace Child International, entre otros. Los recursos ganados se han reinvertido en la empresa y recién en septiembre estrenaron una planta, donde sus socios tecnológicos realizan investigación y producción.

Beneficios de concursar

Los concursos ofrecen un aliciente más. Los jurados están conformados por personalidades sobresalientes en sus respectivos campos de acción. “Con su conocimiento te ahorran pasar por muchas experiencias complicadas que te llevaría toda una vida aprender”, apunta César Montes de Oca, también ganador con Quarksoft del Premio a la empresa más innovadora Dell-American Express-Endeavor en 2008.

Si bien el ambiente es propicio para los nuevos negocios, los empresarios con trayectoria pueden participar en estos concursos. Tal es el caso del prestigiado Entrepreneur of the Year, que desde hace dos años convoca Ernst & Young, firma internacional de auditoría y servicios profesionales.
Mauricio Galindo, director de Mercadotecnia y líder de este programa, explica que “nosotros no entregamos un premio en efectivo. Reconocemos a emprendedores mexicanos y potencializamos su presencia global para beneficiarlos a través de relaciones y alianzas”, subraya.
El reconocimiento funciona por nominaciones y fue creado hace 25 años en Estados Unidos. Actualmente, se entrega en 50 países que disputan una ronda mundial.

Por su parte, Jimena Álvarez Tostado, subdirectora de Comunicación de Santander Universidades, destaca que el concurso es sólo el arranque. “Es un medio, no un fin. Mides hasta dónde puedes llegar. Hay casos que después de uno o dos años ya exportan y son una realidad”. Por lo que para aumentar las posibilidades, aconseja poner especial atención en presentar un plan de negocios sólido –que ya es útil aunque no ganes–. Asimismo, hace énfasis en el resumen ejecutivo “porque de él puede depender tu evaluación”, dice.

Los co-creadores de Iluméxico cumplieron un año de trabajar tiempo completo en su proyecto. “Somos una firma social. Eso significa que combinamos el generar ganancias como empresa con la visión de una ONG. No regalamos; tenemos utilidades y ayudamos”, resalta Manuel Wiechers. Los jóvenes siguen involucrados en otros concursos, entre ellos Iniciativa México, en el que quedaron entre los 10 finalistas.

En el caso de Quarksoft, dieron un salto dimensional al competir. Entre 2007 y 2008 la empresa creció 300%. Con sede en el Distrito Federal, hoy cuentan con más de 200 empleados, una facturación anual de US$15 millones y oficinas en Silicon Valley, Madrid y Vancouver, por medio TechBA. “Las etapas maduran tus planes de negocios. De ahí obtienes presencia mediática y, al final, ganas más clientes que te permiten crecer”, concluye César Montes de Oca.

Programas de concursos

Los concursos están dirigidos a diferentes sectores y perfiles. Aquí una guía con algunos de los más importantes en México. ¡Toma nota y participa!

WAYRA
Convocan: Wayra, Grupo Telefónica.
Próxima edición: enero-marzo 2012. Hay 14 categorías.
Dirigida a: emprendedores con o sin empresa constituida, con proyectos de Tecnologías de la Información y máximo 24 meses de actividad comercial.
Premios: 10 ganadores reciben medios financieros (de US$30,000 a US$70,000), apoyo técnico, administrativo, de marketing y networking.
www.wayra.org

PREMIO AL ESTUDIANTE EMPRENDEDOR
Convocan: Pablo Hernández O’Hagan, Carlos Camacho, Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y The Entrepreneurs Organization México.
Próxima edición: septiembre-octubre 2012.
Dirigido a: estudiantes de licenciatura o recién graduados (hasta seis meses) con un negocio propio con seis meses de operación.
Premios: 1°: $250,000 y viaje al Global Student Entrepreneur Awards; 2°: $25,000 y viaje a la final; 3°: $15,000. Premio a la responsabilidad social: $25,000. Otros incentivos.
www.premioestudianteemprendedor.org

PROGRAMA TECHBA
Convocan: Secretaría de Economía y FUMEC.
Presente edición: Proceso 2011. Abierto y vigente. Convocatoria abierta con registro anual de aspirantes.
Dirigido a: Pymes de base tecnológica con dos años de operación y ventas anuales mínimas de US$500,000.
Premios: presencia física subsidiada en ocho ciudades de EE.UU., Canadá y España. Consultoría tecnológica, legal, fiscal y comercial especializadas.
www.convocatoria.techba.org

ENTREPRENEUR OF THE YEAR
Convoca: Ernst & Young.
Próxima edición: enero-abril 2012. Los nominados pueden pertenecer a diferentes sectores.
Dirigido a: empresarios con compañías con entre cinco y 25 años de operación, mínimo 50 empleados y ventas anuales de al menos $150 millones.
Premios: reconocimiento, trofeo y representación de México en la final mundial.
www.ey.com/mx

PROGRAMA AVANCE
Convocan: Conacyt y Nafin.
Próxima edición: 2012 (en proceso de aprobación). Siete áreas tecnológicas y nueve modalidades.
Dirigido a: personas físicas y morales e instituciones y empresas de investigación y desarrollo científico y tecnológico inscritas en el RENIECYT.
Premios: apoyos económicos y asesoría tecnológica y empresarial integral gratuita.
www.conacyt.mx/fondos/institucionales/Tecnologia/Avance