Hide this Looking for English Content? Click here

Terceriza tus funciones

Pakmail redujo su rotación laboral, da mejores prestaciones y eliminó la carga administrativa. ¿Cómo? Con el outsourcing.
Terceriza tus funciones
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La tercerización no es algo nuevo para Pakmail. De hecho, la franquicia recurre a esta opción para el envío de paquetes a través de firmas especializadas como DHL, Estafeta, FedEx y UPS. Pero hace cuatro años decidió usar la misma lógica para manejar su nómina y así ofrecer mejores condiciones para sus empleados.
No fue una tarea fácil, ya que primero se tuvo que vencer la natural resistencia al cambio por parte de los colaboradores. Sin embargo, valió la pena. Los beneficios están a la vista: ahora la empresa registra una menor rotación de su plantilla laboral y eliminó la carga administrativa que implica manejar la nómina.

“Para cualquier tipo de negocio, el outsourcing es muy importante si encuentras a la empresa adecuada que te proporcione el servicio, porque de esta manera te quitas de mucho trabajo”, asegura Jacobo Buzali, director general de la red de franquicias de mensajería y paquetería.

Este cambio inició a nivel corporativo y luego en sus 18 tiendas propias; posteriormente recomendaron esta práctica al resto de los franquiciatarios que integran su red. Hoy, gran parte de ellos hace uso del mismo proveedor vía outsourcing y cuando un nuevo socio pide asesoría al franquiciante sobre cómo contratar personal y dónde buscarlo, Pakmail lo remite a la compañía que terceriza el servicio como posible alternativa.

La ventaja es que la empresa que maneja la nómina ya conoce el perfil de los cargos (gerentes, empacadores, etc.) que los franquiciatarios requieren, con base en solicitudes previas. Además, en la medida en que se suman unidades a este modelo, el franquiciante genera economías de escala y puede reducir las comisiones que cobra su proveedor de tercerización de empleados.

En este caso, el outsourcing “consiste en delegar la responsabilidad de la administración del personal a un tercero”, explica Nuria Sánchez, directora de Operación y Administración de la consultora Rekursos. Esto implica ceder la tarea de pagar nómina, prestaciones, Seguro Social, Infonavit e impuestos de los trabajadores, eliminando así destinar recursos y esfuerzos para realizar esa “talacha administrativa”.

Al ver reducida esta carga operativa, los departamentos de recursos humanos de las empresas pueden enfocarse en otras actividades como desarrollar personal, medir climas laborales y realizar planes de capacitación y de carrera individuales. Mientras que bajo este modelo, el proveedor de outsourcing se encarga de los cálculos y los pagos de la nómina, y el cliente sólo cubre una factura por el monto correspondiente a los salarios de todos los trabajadores.

Para un franquiciante –o en general para todo negocio, en especial, pequeñas y medianas empresas (Pymes)– la diferencia entre recurrir a un contador o a una compañía especializada (vía outsourcing) es que en el primer caso debe darse de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para obtener su registro patronal y hacer una serie de trámites ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para pagar el impuesto sobre la nómina.

En cambio, si tercerizara con una empresa, dejaría dichos trámites de lado, pues el proveedor ya cuenta con los registros patronales necesarios, dice Sánchez. Pero si se piensa en esta opción, conviene asegurarse de la buena reputación y alta ética laboral del proveedor. Pese a las ventajas, transferir la nómina a otra compañía implica sus retos.

En el caso de Pakmail, que tiene 150 puntos de venta y unos 700 trabajadores, al llevar a cabo esta transición se aseguró de que se respetara la antigüedad de sus empleados. También implicó una labor importante de comunicación: la empresa dedicó tres juntas para explicar a sus colaboradores cuál era el perfil del proveedor que se encargaría de su nómina, de cuántos empleados de otras compañías era responsable y qué beneficios conllevaba para ellos el cambio.

Por ejemplo, además de los sueldos, una empresa de outsourcing puede manejar cajas de ahorro, vales de despensa, tarjetas de seguro de gastos médicos, etcétera. Cabe señalar que no todo lo relacionado con la plantilla laboral es susceptible de delegarse.

En el caso de Pakmail, para no perder la autonomía en la contratación de personal, acordó con su proveedor de tercerización que éste buscaría los prospectos requeridos y la franquicia tendría la última palabra en el momento de contratar a los candidatos. Asimismo, la firma de mensajería y paquetería mantiene un responsable de recursos humanos que se encarga de emitir avisos importantes dentro de la compañía y procurar la integración de los colaboradores de la organización.

Por otro lado, la capacitación permanece en manos de Pakmail, un tema que Jacobo considera fundamental. Prueba de ello es que cuenta con un centro de entrenamiento abierto todo el año que prepara a los empleados de los franquiciatarios, sin ningún costo para ellos.

Tras la experiencia, el balance del empresario es favorable. “Nos ha ido muy bien; estamos muy contentos”, asegura. Y no duda en hacer una recomendación: “dejar que las cosas las hagan los que saben permite que todo sea más fácil y, de esta manera, puedes concentrarte en tu negocio, potenciando tus habilidades”.

Otros modelos

EVOLUCIONE
La empresa de outsorcing de personal –que cuenta con nueve sucursales en total– predica con el ejemplo, pues terceriza la nómina de sus dos unidades franquiciadas. Así, el modelo incluye el paquete completo, ya que al vender una franquicia, pone a disposición del franquiciatario el personal y la gestión del mismo. Esto permite a los empresarios con los que se asocia la marca enfocarse en el negocio, en vez de distraerse con tareas administrativas. Para Ulises Mejía, su director general, una franquicia se beneficia de este modelo debido a que representa “una manera muy amigable de administrar el personal que tienes a cargo”. Otro atractivo para los franquiciatarios es que la tercerización se realiza a través de un pago único que es deducible de impuestos.
www.evolucione-mexico.com

PINTUMEX
Esta cadena de tiendas de pintura se beneficia de la tercerización de la nómina al liberarse de la carga fiscal, laboral y legal relacionada con sus empleados. “También nos ayuda a optimizar los tiempos de contratación y a asegurarnos de que el perfil se apegue a lo que estamos buscando”, dice Belén Centeno, gerente de Recursos Humanos de la empresa. Asimismo, delegar estas tareas administrativas ha permitido a Pintumex ofrecer mejores prestaciones al personal y que la franquicia se enfoque en la capacitación, promoción de sus productos y desarrollo de estrategias para elevar las ventas. La empresa familiar lleva 40 años en el mercado y comenzó a usar el outsourcing hace casi cuatro años. Hoy, cuenta con 225 colaboradores y 22 unidades.
www.pintumex.com.mx

THE ITALIAN COFFEE COMPANY
La franquicia de cafeterías utiliza un esquema mixto en cuanto a la administración de sus recursos humanos. Al analizar las ventajas que ofrece el outsourcing decidió, por un lado, hacer uso de él con los empleados que laboran en su corporativo. Por otra parte, dispuso dar libertad a su red de franquiciatarios para que cada uno determine si desea optar por esta solución o mantener el manejo de la nómina en sus manos. En algunos casos, los dueños de las franquicias han optado por contratar a la empresa de outsourcing para que los apoye únicamente en el reclutamiento de personal (como sucedió con una de las unidades en Veracruz).
www.italiancoffee.com

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.