Finanzas

Los principales crímenes bancarios

Un experto te dice cuáles son los fraudes bancarios más comunes y cómo protegerte de ellos.
Los principales crímenes bancarios
Crédito: Depositphotos.com

En 2011, el 77% de las empresas en México fueron víctimas de algún tipo de fraude, señala el estudio de Fraude de KPMG.

El fraude es un problema creciente para los bancos, en gran parte, porque es muy difícil de detectar debido a que los estafadores emplean técnicas cada vez más sofisticadas que les permiten actuar sin inconvenientes.

En este contexto, es esencial monitorear y conocer cómo los bancos y sus clientes están siendo afectados por estos ilícitos, pues sólo de esta manera, podrán ser más eficientes en sus esfuerzos de prevención, detección y respuesta.

El experto Oscar Camarillo, Consultor en Detección y Prevención de Fraude e Iniciativas de Business Analytics de SAS México, establece que existen  cinco principales delitos bancarios:

• Pérdida o robo de la tarjeta: Sucede cuando una persona hace uso de una tarjeta que ha sido olvidada o robada, fingiendo ser el titular.

• Duplicado de tarjeta o skimming: El duplicado de la tarjeta se realiza y se codifica sin el permiso de la compañía bancaria. La mayoría de los casos implica la copia de la información de la banda magnética de una tarjeta genuina sin el conocimiento del titular. Este fraude no se conoce hasta que montos inexplicados aparecen en los estados de cuenta.

• Robo de datos: Ocurre cuando  roban la información de la tarjeta durante una transacción o por medio de un recibo y lo utilizan para hacer compras a distancia, principalmente por teléfono o a través de Internet.

• Robo de la tarjeta antes de la entrega al titular: Este fraude se produce cuando una tarjeta es sustraída antes de llegar al domicilio del titular, generalmente ocurre cuando la entidad financiera envía la tarjeta por correo y no cuenta con elementos eficaces de acuses de recibo.

• Cambio de identidad en tarjetas. Existen dos tipos:

1) Fraude de uso: Este delito se produce cuando un criminal roba documentos, como estados de cuenta, y los utiliza para abrir una cuenta nueva a nombre de la víctima.

2) Toma de posesión de la cuenta: El estafador utiliza datos personales del titular para solicitar al banco que dirija pagos a otra parte.

Hoy en día existen soluciones para detectar y combatir todos estos tipos de fraudes. Por ejemplo, SAS Anti-Money Laundering, que forma parte de SAS Enterprise para Delitos Financieros para la Banca, ofrece a las instituciones financieras una infraestructura tecnológica que ayuda a la prevención, detección y gestión de delitos financieros a través de líneas de negocio dentro de los bancos.

Los bancos de todo el mundo están utilizando analítica para la gestión de datos, reducir las pérdidas por fraude, mejorar el desempeño financiero y ahorrar millones mediante una mejor evaluación de riesgo de la cartera.