Recursos Humanos

Haz que tus empleados aporten ideas

Te presentamos 10 estrategias que motivan la creatividad y participación de tu equipo por el bien de la empresa.
Haz que tus empleados aporten ideas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Te compartimos algunas estrategias que te ayudarán a aumentar la creatividad de tus empleados y que los motivarán a innovar más en sus actividades y proyectos:

1. Apoya todas las ideas
Esto no significa que aceptes cualquier idea que presenten tus empleados, pero debes asegurarte de que apoyas la actividad de generar nuevas ideas. Una buena forma de hacerlo es demostrar tu entusiasmo hacia todas las ideas, aunque no aceptes la mayoría de ellas.

Es primordial que impulses un ambiente donde se acepta la colaboración y la innovación. Recuerda que las buenas ideas deben ser premiadas o reconocidas y, de ser posible, realizadas cuanto antes.

2. Facilítales a tus empleados aportar ideas
Cuantos más requisitos pidas para generar e implementar las ideas, menos personas querrán participar en esta dinámica y menos ideas vas a obtener al final del día. Incluso, el simple hecho de pedirles que las escriban con un formato determinado puede reducir la generación de ideas.

La mejor forma de estimular la creatividad es simplemente permitirles a los empleados platicarte directamente sus ideas, lo cual será una tarea fácil si tu empresa es pequeña. Evalúa los procedimientos que actualmente tienes en esta área y elimina todos los que no sean imprescindibles.

3. Reacciona rápido
Qué tan rápido respondes a las ideas es el factor que tiene mayor influencia en el número de ideas que producen los empleados. Si una idea o una propuesta se queda durante más de una semana sobre tu escritorio antes de que respondas o emitas un juicio, crearás una energía negativa dentro de tu empresa.

4. Busca ideas en la persona menos esperada
Muchos inventos revolucionarios vienen de personas que se encuentran fuera del típico campo de conocimiento. Impulsa las ideas de cualquier perfil de persona: no importando su nivel de experiencia, educación, edad o nivel socioeconómico. Si esperas encontrar creatividad, las probabilidades de que la encuentras aumenta si la buscas en todos lados.

5. Proporciona nuevas experiencias a tus empleados
La variedad es la madre de la creatividad. Cuanto más variadas sean las experiencias que les des a las personas, más creativas serán. Si uno de tus empleados trabaja primordialmente en cuentas bancarias, dale una referente a la manufacturación. Envía al empleado a una fábrica o a algún lugar relacionado. Si alguien tiene una experiencia fuera de su campo es más probable que aumente su creatividad.

Asimismo, intenta que asistan a seminarios, diplomados y eventos que puedan darles nuevas ideas para implementar en la empresa.

6. Impulsa un ambiente innovador
Crea y favorece un ecosistema donde las personas puedan aportar ideas para solucionar problemas o mejorar procedimientos y estrategias. Usa técnicas para favorecer la creatividad y la innovación. Sólo así podrás lograr que se den nuevas ideas en tu empresa.

Relacionado: Cómo explotar la creatividad

7. Invita a empleados de todas las áreas a “lluvias de ideas”
Tener diferentes perfiles y personalidades dentro de una misma junta para encontrar nuevas ideas puede tener muy buenos resultados. Es importante que establezcas una dinámica en estas reuniones; por ejemplo, que en un mismo pizarrón todos escriban sus ideas y que los demás las completen o hacer votaciones de las mejores propuestas.

8. Crea un espacio inspirador
La disposición de los cubículos y de las oficinas, así como su decoración influyen en la creatividad de los empleados. Una buena idea es diseñar espacios sin divisiones, donde todos los empleados se encuentren en la misma mesa (o en filas) y puedan platicar fácilmente con quienes se encuentren a su lado. Otra opción es agregar una zona de juegos o de descanso en tus oficinas donde las personas puedan relajarse, divertirse y olvidarse del estrés.

9. Favorece la autogestión
Dejar que los empleados se dirijan a sí mismos es una buena forma de motivar la responsabilidad y la participación del grupo. Por ejemplo, si dejas que de vez en cuando sean ellos quienes dirijan las reuniones estimularás a los demás a participar, en lugar de sólo escuchar todo lo que estás diciendo.

Una recomendación es ser más flexible en los horarios e invitar a tu equipo a trabajar por metas y resultados. Así evitarás las horas poco productivas dentro de la oficina y motivarás en ellos un sentido de responsabilidad que funciona mejor que las reglas tradicionales.

10. Cuida tu estilo de liderazgo
Para que tus empleados y colaboradores tengan la confianza suficiente de comentarte sus ideas y de ofrecerte soluciones debes tener una actitud y un estilo de “puertas abiertas”. Presta especial atención a tu forma de reaccionar a las ideas y de dirigirte a tu personal. Recuerda que únicamente inspirando confianza y siendo empático ellos se atreverán a explotar al máximo su creatividad.