Emprendedores

Biocar Dry: Ganancias en seco

Estos emprendedores desarrollaron productos para lavar autos sin usar agua y ya tienen planes para exportar a EE.UU., Colombia y Chile.
Biocar Dry: Ganancias en seco
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Todo negocio parte de una idea que, a la hora de ejecutarla, suele ser muy diferente a la original. Eso pasó con Claudio Guevara y Edson Flores, que cuando decidieron emprender tenían muy claro que querían abrir un autolavado. Pero a la hora de hacer números, la inversión calculada sobrepasaba su presupuesto. Esto los llevó a modificar todo el esquema inicial.

La nueva idea partió de un concepto sustentable, así como novedoso y rentable. “Nos inspiramos en un producto europeo para limpiar automóviles en seco, y con ayuda de mi padre –quien es ingeniero químico y tiene experiencia en producción a escala industrial– creamos nuestra propia fórmula”, dice Edson. Así surgió Biocar Dry, empresa que desde hace un año comercializa siete productos diferentes para el lavado de vehículos de una manera ecológica, sin agua.

Para los emprendedores, cuidar el uso del vital líquido fue un punto fundamental en el desarrollo de su proyecto. Sólo en la capital del país, las fugas en la red hidráulica representaron un gasto de $460 millones en 2011, según el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM). La compañía no utiliza agua destinada al consumo humano, pues su planta de fabricación –ubicada al norte del DF– cuenta con un sistema de captación pluvial que abastece todo el proceso.

Dominada la parte de producción, Edson y Claudio salieron a conquistar el mercado. Aquí se encontraron con un nuevo reto: “había que educar y convencer a los clientes potenciales –desde particulares hasta el clásico señor que se dedica a lavar autos en un estacionamiento o en la calle– de probar una solución que limpia efectivamente sin agua”, señalan. “Pero en cuanto la gente comienza a usar el producto, de inmediato nota los beneficios; no te ensucias ni mojas las manos, tampoco es necesario cargar una cubeta. Todo esto por un costo aproximado de $2.50 por coche”, explican.

La estrategia de venta consiste en ofrecer el producto en distintas presentaciones: individual (500 y 700 ml), a granel (de 20 a 200 litros) y por mayoreo (cajas de la presentación individual). De esta manera, han captado a un público amplio, que incluye clientes como agencias, autolavados, refaccionarias e incluso “franeleros”. También las personas que buscan tener un ingreso extra pueden distribuir sus productos adquiriéndolos por medio de su página Web. “Además, ofrecemos el servicio de lavado a varias empresas, una de ellas es Carrot, un sistema de autos compartidos que opera en la Ciudad de México”, agrega Claudio.

Hoy la empresa comercializa cinco toneladas de sus siete productos al mes. “Ahora el plan es abrir un autolavado que utilice sólo soluciones Biocar Dry. Mientras que a nivel internacional, la meta es exportar a EE.UU., Colombia y Chile”, adelanta Edson.

Más oportunidades

El desarrollo de productos y servicios amigables con el medio ambiente es una oportunidad de mercado a la que ya se sumaron en el país algunos giros tradicionales. Tal es el caso de Aquamatic, cadena de lavanderías originaria de Guadalajara, Jalisco, con más de 40 años y presencia a nivel nacional.

Según datos de esta empresa una familia genera, en promedio, de 22 a 28 kgs de ropa sucia a la semana. Con equipos industriales, que generan ahorros en agua y energía, la compañía ofrece a sus clientes la posibilidad de lavar y secar toda esa carga en sólo una hora, en lugar de las más de 22 que les tomaría realizar el mismo proceso en su propia casa.

Aquamatic desarrolló además un modelo de franquicias dirigido a inversionistas que buscan un concepto fácil de operar, ecológico y que, según aseguran sus directivos, ofrece un margen de utilidad superior al 33% anual.