Recursos Humanos

Maneja la partida de un empleado clave

Esta situación es muy común en una startup. Te decimos cómo mantener la cabeza fría y evitar que afecte tu negocio.
Maneja la partida de un empleado clave
Crédito: Depositphotos.com

Que un miembro confiable de tu equipo deje tu startup nunca es fácil, pero no debe ser motivo para afectar el desarrollo del negocio.

Con la reciente adquisición de Tumblr por Yahoo, el sitio de micro-blogging perdió a un empleado clave: a su director creativo, Jacob Bijan, quien fue la quinta contratación de la empresa. Por otro lado, los muchos empleados que han dejado la compañía de gaming, Zinga, han sido muy documentados en los medios. Y con la poca oferta de ingenieros y la gran demanda de su trabajo, su traslado a empresas grandes cada día es más común en el mundo tecnológico.

Así que si esta situación te ocurre no debes sorprenderte. Sólo intenta mantenerte frío y seguir estos pasos para asegurar una partida positiva:

1. Entiende su perspectiva
A pesar de que tu startup esté en tracción y tenga grandes planes de levantarse a través del financiamiento, una empresa más grande puede entrar en juego y llevarse a tus empleados, ofreciéndoles un sueldo mucho mayor. Considera el ejemplo de Facebook. Si un programador recibe una oferta, no tiene casi de otra más que aceptarla; aunque, por ejemplo, Google les ha ofrecido a sus miembros millones por no dejar al gigante de los buscadores por la red social.

Aunque ser atractivos para grandes empresas es un escenario potencial, existen numerosas razones para que alguien quiera dejar el barco. Entender sus razones puede ser crucial para tu empresa y para evitar fuga de talento. Si te sientes cómodo haciéndolo, pídeles que te digan sus motivos. Y si se merecen una recomendación, no dudes en dársela.

2. Corta lazos con gracia
Si tu empleado parte en buenos términos, haz que su último día en tu negocio sea un motivo de celebración en tu startup, y organiza una comida o una actividad exterior. Si el empleado se va en no tan buenos términos, escribe una nota en la que expliques tu decepción porque no funcionó y para agradecerle su contribución.

Después de que han dado su notificación de dos semanas, no es tu trabajo anunciar su decisión al equipo. Dale a tu empleado el espacio y deja que él se despida.

3. Lánzate a la caza de talento
No retrases el proceso de contratación; intenta buscar su reemplazo lo antes posible. Primero debes analizar si alguien de tu equipo actual puede ocupar la posición del empleado que se va. Si no, pide a tus mentores y empleados destacados por recomendaciones, mientras pones la vacante en sitios Web de búsqueda de empleos.  

Una vez que filtras a los candidatos, debes asegurarte que encajen con la cultura empresarial de tu startup. Pregúntate a ti mismo si son alguien con quien pudieras pasar muchas horas, incluyendo fines de semana y viajes de negocios.

4. Mantén el contacto
Una vez que tu empleado se fue, no actúes como si fuera un desconocido. Olvidar que alguien existe generalmente no es el mejor curso de acción. Aun si no estuviste contento con la partida debes enfriar sentimientos y podrías notar que fue lo mejor para ambos.

Guarda su email en tus contactos y espera un tiempo antes de pedirle una actualización de su vida. Siendo amable, es más posible que las personas quieran trabajar en tu negocio, hacer alianzas contigo y generar oportunidades de networking sobre la marcha.