Emprendedores

Cómo obtener cobertura de medios

Para atraer la atención de los periodistas y hacer que hablen de tu historia debes ser auténtico, compartir tus fracasos y apelar a sus emociones.
Cómo obtener cobertura de medios
Crédito: Depositphotos.com

Como periodistas escuchamos esta pregunta de los emprendedores todo el tiempo: “¿Cómo puede convencerte de escribir una historia de mi negocio?” La respuesta es simple: Atrae nuestra atención.

En 1939, una panadería contrató a un hombre para que comiera 13 donas mientras colgaba de cabeza de un cable sujeto al techo de un rascacielos en Manhattan. Claramente obtuvo toda la atracción de los medios.

La clave está en pensar en los medios como tu audiencia y tu mercado. Necesitas personalizar y ajustar tu mensaje para llegar a diferentes consumidores; también necesitas personalizar tu historia para atraer a cada publicación a la que te acercas.

Hemos reunido varios métodos que te servirán para que tu pitch destaque de entre los demás y consigas la cobertura de medios que necesita tu empresa:

1. Danos una narrativa
“Mi píldora para prevenir la resaca te evitará que tengas resaca”. Eso no es una historia, es un anuncio. Y como tal, no es interesante para el periodista (a menos de que éste sufra de un terrible dolor de cabeza por haber salido de copas la noche anterior). Las historias tienen un comienzo, un intermedio y un final. Tienen tensión y un elemento personal: “Solía despertar después de una noche de diversión en los bares y pensaba que quería arrancarme la cabeza. ¿Por qué no hay nadie que haya encontrado una solución?”.

Identifica un evento que encendió tu idea de negocios. “Cuando me desperté con el peor dolor de cabeza de mi vida y mis amigos me dieron una aspirina, me di cuenta que quería algo que erradicara las resacas… y que me lo hubieran dado el día anterior”.

La acción viene después. Ésa es la parte de la historia donde los protagonistas (los fundadores del negocio) batallan por alcanzar su meta y navegan entre obstáculos. Quizá después de que se te ocurrió crear la píldora de prevención de resacas, hablaste con científicos que te dijeron que era imposible, que si fueran curables alguien ya habría inventado una solución.   

Y, claramente, en una historia interesante, el protagonista debe cambiar al final. Entrenar para una carrera puede hacer fuerte a una persona débil; criar un hijo puede convertir a una persona irresponsable en responsable. Piensa en la historia de tu negocio, ¿cómo te ha cambiado? Llévanos en ese viaje, de principio a fin.

2. Hazlo novedoso
Explica cómo tu negocio es disruptivo. Los supermercados llevaban varias décadas existiendo cuando el primer Wal-Mart abrió en 1962. Nada novedoso en ese punto. Pero las logísticas de Sam Walton para expandirse en la cadena de retail más grande del mundo eran novedosas: colocar tiendas en pueblos pequeños y no en ciudades, poner almacenes cercanos para mantener siempre surtidos los anaqueles, descuentos en todas las mercancías, incluyendo las de marca. ¿Cuál es tu versión de esas innovaciones Waltonianas? No tienes que compartir todos tus secretos ni tampoco sobre venderlos. Sólo necesitamos una pizca.  

3. Hazlo singular
Demuestra tu lado poco común y hasta extraño. Cuéntanos de tu rara obsesión con los gatos y de cómo te emociona tener muchos en tu cuarto para inspirarte. No nos hagas creer que eres una persona común y corriente, aburrida y conservadora. Haznos saber qué te hace diferente como persona y como emprendedor.

4. Llega a nuestras emociones
¿Abriste una panadería para sorprender a una mujer amante de las donas a la que no te atrevías ni saludar? Eso es mucho más interesante que decirnos que te graduaste de una escuela culinaria de renombre. ¿El 10 por ciento de tus ganancias las destinas a la caridad? Háblanos de la conexión de eso con la organización. Pero no seas falso; los periodistas somos buenos detectores de mentiras.

5. Hazlo en el momento indicado
Cuando pitcheamos nuestra historia a una publicación, el editor siempre querrá saber “¿Por qué esto? ¿Por qué ahora?” Ayúdanos a responder esas preguntas. En otras palabras, una nueva agencia de headhunting probablemente no valga un artículo. ¿Pero qué tal si la empresa trabaja con personas que han sido despedidas, inspirada por los altos índices de desempleo?

A veces la mejor manera de hablar de nuestro negocio es contando la historia de un cliente, mientras no sea exageradamente buena como para ser verdad.

6. Sé honesto
Nadie quiere ver una película donde los protagonistas simplemente se conocen, se enamoran y viven felices para siempre. Si el email viene de un emprendedor que nos cuenta qué tan exitoso y feliz ha sido desde el principio, producirá un bostezo que nos impulsa dar al botón Eliminar. Cuéntanos la verdad. Las buenas historias necesitan una batalla; eso es lo que buscan los periodistas. Sé franco sobre los obstáculos que estás enfrentando.

7. Sorpréndenos
Piensa de nuevo en esa anécdota del hombre de las 13 donas. Los productos e historias que tienen eventos extraños siempre llaman la atención. Un ejemplo de los últimos años fue el sostén con joyas “fantasy bra” de Victoria’s Secret. La versión del año pasado (la 17ª) costó US$2.5 millones a la empresa, pero la atención de los medios que generó bien valió la pena. El marketing puede ser muy divertido; así que cuando nos pitchees tu idea intenta sorprendernos.