Emprendedores

9 frases de Tolstoi que pueden guiar tu negocio

Tolstoi nunca tuvo un negocio y se enfrentó a un mundo muy diferente al actual, pero como emprendedor puedes aprender mucho de sus lecciones.
9 frases de Tolstoi que pueden guiar tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

León Tolstoi, el gran novelista y ensayista ruso nació en 1828. Nunca fue realmente citado por su sabiduría empresarial, pero sin saberlo, dio grandes consejos para los emprendedores.

1. “Los guerreros más fuertes son estos dos: el tiempo y la paciencia”. Tolstoi habla de la guerra en su aclamado libro “La Guerra y la Paz”, pero claramente puedes aplicarlo al mundo de los negocios. ¿Cuántas veces no has escuchado que toma una década ser exitos, y no de un día para otro?

Uno de defectos de muchos CEOs de las startups es que son muy impacientes. Sacan productos que no están listos. Les apuestan a los mercados fáciles y rechazan a los más productivos. No dan el tiempo necesario a su negocio para ayudarlo a crecer. El tiempo y la paciencia siempre ganan.

2. “Una batalla es ganada por el que tiene la certeza de que va a ganar”. Apegándonos a un tema de guerra, es cierto que muchas batallas se resumen no en las habilidades, la planeación o la suerte, sino en la fuerza de voluntad.

La voluntad puede empujar a un equipo intransigente hacia actuar o pensar diferente. La voluntad puede superar los retos. Puedes tener el mejor MBA, un gran financiamiento o a los mentores más reconocidos, pero si no tienes la disposición de ganar, vas a fracasar.

3. “La verdadera vida es vivida cuando ocurren pequeños cambios”. Escuchamos frecuentemente de grandes ideas y de pensar en grande. Aquellos que han probado el éxito siempre te dirán que viene de pequeños cambios que provocaron grandes resultados. A veces en lugar de pensar en grande, debes buscar pequeños ajustes para mejorar la empresa y sus productos.  

4. “Hay que ser astuto y malvado en este mundo". La competencia existe, aunque haya gente que no lo acepte. Los líderes de negocios no pueden tener miedo de competir y siempre tienen que jugar rudo. Para algunas personas esto no viene de forma natural. Los buenos CEOs compiten, pero los grandes luchan contra su competencia con astucia.

5. "Un hombre es como una fracción cuyo numerador es lo que es y cuyo denominador es lo que él piensa de sí mismo. Cuanto más grande es el denominador, menor es la fracción”. Un jesuita sabio me dijo una vez que los grandes hombres se achican una vez que empiezan a hacer caso a la prensa. Esto es cierto, especialmente para los emprendedores.

Debes tener cierto tipo de ego para guiar una empresa. Si crees en ti mismo y en tu propio valor podrás innovar y resolver los problemas, pero a veces se transformará en egoísmo. Eso es tóxico para ti, tu empresa y especialmente tus empleados y socios.

6. “Siempre estoy conmigo mismo, soy mi propio verdugo”. Todos los días somos juzgados por los otros. Nuestros clientes se quejan de nuestro servicio. Nuestros empleados quieren más ingredientes en la ensalada que sirven en el comedor. Nuestras esposas piensan que pasamos mucho tiempo en la oficina. Pero los verdaderos emprendedores se juzgan a sí mismos más duro que cualquier otro.

El verdadero liderazgo requiere un cuestionamiento total de decisiones antes de que las tomes, análisis de estrategias a medida que las lleves a cabo y evaluación de la actuación cuando el trabajo está hecho. No tiene nada de malo quedarse levantado hasta tarde pensando sobre lo que puede mejorar. De ahí es de donde han venido las grandes ideas.

7. “Me pidieron el consejo más importante que pudiera dar, el que considerara como el más útil para los hombres de nuestro siglo, debería simplemente decir: en el nombre de Dios, detente un momento, deja de trabajar y ve a tu alrededor”. La miopía es mala para todo negocio. Muy seguido los emprendedores se pierden una oportunidad de tener éxito porque no ven el mundo a su alrededor. Algunas startups gastan millones de dólares en productos que nadie quiere comprar, cuando un simple vistazo al mercado hubiera prevenido esto.

Peor aún, muchos emprendedores e innovadores pierden su creatividad o inspiración porque no saben cómo quedarse quietos, respirar y dejar que la grandeza del mundo los llene emocional, intelectual y espiritualmente.

8. “Uno puede vivir de forma espléndida en este mundo si sabe cómo trabajar y amar”. Soy un firme creyente de que realmente no puede haber un líder de negocios que logre balancear su vida personal y profesional. Es como encontrar a Pie Grande en el emprendedurismo, no podemos buscar algo que no existe. Eso no quiere decir que no podemos asegurarnos de hacer tiempo tanto para el trabajo como parar la gente que amamos.

9. “Si quieres ser feliz, sé feliz”. La felicidad está en tus manos así como el éxito. Tan simple como eso.