Consultoría

4 tips para estar saludable mientras viajas

Te compartimos algunos consejos para que cuides tu salud y no abandones tu rutina de ejercicios en los viajes de negocios.
4 tips para estar saludable mientras viajas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los emprendedores continuamente sienten que deben pasar cada momento obsesionados con la salud de su negocio, casi siempre a expensas de su propia salud. Pero los líderes necesitan cambiar esa mentalidad e incorporar más rutinas a su vida si quieren seguir siendo el corazón de una empresa en crecimiento.

Como dueño de una franquicia de gimnasios, mis días están llenos estrés, pero encontrar el tiempo para hacer ejercicio me ayuda a tener un balance en mi día.

Cuando trabajas en ti mismo y tienes metas personales, además de las laborales, puedes realmente dar lo mejor de ti mismo a la marca que quieres dar a conocer.  La tarea fue muy difícil durante la fase de startup y se complicó más después. Ir de ciudad en ciudad hace que la rutina de ejercicios sea cada vez más difícil, pero con un poco de planeación los viajeros corporativos pueden incorporar sus planes de salud en los planes de negocio.

Te comparto la forma en la que me mantengo saludable mientras viajo:

1. Empaca para cualquier contingencia. La ropa para hacer ejercicio es esencial en tu kit de viaje si quieres estar saludable, pero también debes reservar espacio para otras cosas. Siempre empaco bandas de resistencia, las cuales son lo suficientemente versátiles para trabajar algunos músculos pero también lo suficientemente compactas para caber en una maleta. Cuando viajo a una nueva ciudad y no sé en qué lugar encontraré comida que me haga bien, me aseguro de empacar mis vitaminas y suplementos, así como malteadas de proteína.

2. Elige el hotel adecuado. Siempre busca un hotel que tenga gimnasio, aunque sea uno pequeño con pocas máquinas. Han habido veces en las que no puedo reservar un hotel así y he corrido al gimnasio más cercano. Eso puede sonar algo extremo para muchos, pero si hay un gimnasio a la vuelta de la esquina ve cuánto cuesta entrar por un día.

3. Ponte creativo. Si no hay forma de entrar a un gimnasio, puedes usar bandas de resistencia para trabajar tus brazos, piernas y abdomen. En lugar de tomar el elevador, puedes usar las escaleras y correr de arriba abajo algunos pisos. Puedes también usar el wi-fi del hotel y elegir algunos ejercicios de YouTube en tu computadora.

4. Duerme lo suficiente. Obviamente los horarios de los viajes no siempre permiten que duermas tus ocho horas, pero es importante asegurarte de descansar lo más posible. No importa tanto la cantidad sino la calidad. Cierra cada cortina para hacer que el cuarto esté oscuro, apaga tu celular y aleja tu laptop de la cama para que no estés tentado a perder horas revisándolos.