Recursos Humanos

7 preguntas para contratar a los mejores

Esta guía te ayudará a seleccionar a aquellos candidatos que comparten tu visión y que a la larga te ahorrarán tiempo y dinero.
7 preguntas para contratar a los mejores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

No importa si eres una startup de dos personas operando en una garage o una empresa de 500 personas, una cosa siempre debe permanecer consistente: debes contratar a superestrellas. Cuando mi cofundador, Eddie Machaalani, y yo comenzamos una empresa, hicimos el pacto de entrevistar personalmente a las primeras 100 personas que contratáramos. Fue difícil, pero cumplimos y hablamos con cada individuo que se unió a nuestro equipo en los dos años siguientes.

A lo largo de ese proceso, creamos una empresa con mucha gente que cumplía con la regla más importante de reclutamiento: nunca contrates a alguien que sea “bueno”, siempre espera por lo mejor. Esperar a contratar al mejor es doloroso, pero a la larga te ahorrará tiempo y dinero.

Más que nada, contratar a la gente correcta puede determinar el destino de tu negocio. Las superestrellas seguirán tu visión y la harán una realidad. En cambio, las personas equivocadas no estarán tan motivadas como tú.

¿Cómo te aseguras de que estás contratando a la gente adecuada? Haz estas siete preguntas:

1. ¿Qué te gusta de nuestro negocio? ¿Cómo cambiarías lo que no te gusta? Esta pregunta tiene dos resultados. Hablará sobre el problema e inmediatamente ofrecerá una solución o te dirá que el negocio es perfecto cuando realidad tal vez no lo sea así. Podrás tener una idea de cómo el candidato verbaliza algo que no le gusta y cómo lo solucionaría. Busca a personas que hablen cinco por ciento del problema y 95 por ciento de la solución.

2. ¿Qué libro estás leyendo ahorita? La gente apasionada tiende a leer para mejorar sus habilidades. Tal vez estos libros los ayuden en sus habilidades de ventas y marketing o están leyendo algo enfocado en su auto desarrollo, todas esas son buenas señales. Si están leyendo algo de ficción y no han revisado algo educacional hace cierto tiempo, eso es una bandera roja para mí. Las superestrellas siempre están buscando mejorar y los más inteligentes que conozco siempre aprenden y absorben nueva información.

3. Cuéntame de un problema que te pidieron resolver en tu trabajo actual. ¿Cómo lo arreglaste? Esto muestra de cierta forma cómo resuelven los problemas y sus habilidades creativas o la falta de éstas. ¿Tiene un enfoque reflexivo para resolver el problema o se lo copiaron a otra persona?

4. ¿Qué es lo que más te enorgullece de tu carrera laboral? Esto te dará una idea de lo que lo motiva y verás cómo define el éxito. Si por ejemplo, trabajó en una empresa durante 12 años y su logro más grande fue aumentar un poco las ventas, tal vez no sean la opción correcta. Pero si fue promovido cinco veces en su rol anterior en un periodo de dos años tal vez tengas  a una superestrella en tus manos.

5. ¿Has practicado algún deporte en equipo? La gente que juega basquetbol, futbol o béisbol, está más enfocada en alcanzar sus metas y además está en forma, lo cual hace que su mente trabaje mejor. Generalmente también son buenos comunicadores, trabajan bien bajo presión y hacen las cosas bien en los eventos de equipo.

6. ¿Cómo te diviertes? El balance es una parte importante del éxito y me he dado cuenta que las superestrellas buscan hacer bien las cosas en la mayoría de las áreas de su vida incluyendo la aptitud física, relaciones y aprendizaje. Por ejemplo, si alguien va al gimnasio tres veces a la semana, es voluntario los sábados y está aprendiendo cómo tocar el piano “solo por diversión”, es justo decir que valora los logros, las metas y siempre está buscando mejorar.

7. No estoy seguro de que encajes en este trabajo… Esta frase funciona muy bien cuando estás contratando a alguien con una personalidad dura que necesita hacer a un lado escuchar el típico “no”. Por ejemplo los representantes de ventas o los líderes de ventas.

Cuando hagas esta declaración, puede pasar una de tres cosas: pueden ignorarte y saltarse ese comentario, estar de acuerdo y tratar de seguir adelante o tratarán de venderte los beneficios de aceptarlos en el trabajo enfocándose en las razones principales por las que no puedes dejarlos ir.

Fuera de estas preguntas, nunca olvides el instinto que sientes durante una entrevista. Si algo no te convence o no estás muy seguro de contratar a alguien, no lo hagas. Te tomará más tiempo encontrar a la persona correcta, pero si quieres una empresa llena de gente valiosa, busca a los que encajen en el rol, no a los que llegaron en el momento ideal.