Tecnología

¿Cuál es la fortuna de Iron Man?

¿Cuánto le cuesta a Tony Stark hacer de este mundo un mejor lugar para vivir?
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Sabemos cuál es la fortuna estimada de los grandes empresarios: Larry Ellison, fundador del gigante del software Oracle, es propietario de una red cuyo valor asciende a los 37 mil millones de dólares (mdd). Por otro lado, Amancio Ortega, fundador del retailer de moda Zara y de Grupo Inditex, tiene un imperio que suma los 52 mil millones de dólares.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el valor de los empresarios de la pantalla grande? ¿Esos empresarios que, al parecer, son dueños de una fortuna que no conoce límites? Cuando tales hombres de negocios además son superhéroes, la cosa se complica aún más.

Tomemos por ejemplo a Tony Stark, personaje creado por Marvel Cómics. Este ingeniero y exitoso empresario no se conforma con tener una corporación multimillonaria –Industrias Stark–bajo su mando: es, además, un superhéroe que combate el crimen.

Pero, ¿de dónde obtiene la fortuna que le permite hacer de este mundo un mejor lugar para vivir?

El canal de YouTube Super Comic Fun Time realizó la minuciosa tarea de calcular a cuánto ascendería su fortuna en la vida real, y cuánto le costaría convertirse en el personaje fantástico admirado por miles.

La mansión Stark

Tony Stark posee una lujosa mansión situada en un acantilado de Malibú, California. Además de tener un diseño ultramoderno y muebles que seguramente cuestan una fortuna, está equipada con la tecnología más alta. ¿Lo más parecido en la vida real? La mansión de Bill Gates en Washington, un complejo que cuenta con computadoras activadas por voz, un sistema de música subacuático, pisos con calefacción, una biblioteca y un garaje con nada menos que 23 coches.

Las compañías de seguros estiman que la propiedad de Gates tiene un valor de 147 millones de dólares. Con base en estas cifras, la de Stark valdría alrededor de 75 millones de dólares.

El cuartel

La torre Stark, sede de las operaciones de la compañía, se sitúa en Manhattan, Nueva York. Se compone por una estructura principal de 93 pisos flanqueada al sur por un edificio de 25 pisos y, al norte, por uno de 55. El diseño de este complejo se basó en el rascacielos MetLife, situado también en Manhattan. Este edificio es propiedad del multimillonario Donald Bren y está valuado en unos 3 mil millones de dólares. Si le añadiéramos la tecnología Stark, su valor ascendería unos  257 millones de dólares.

La apariencia

Un hombre de negocios exitoso conoce la importancia de lucir impecable en toda ocasión. Tony Stark es el ejemplo perfecto de esta pulcritud: sin importar el momento, luce un corte de cabello intachable y una barba perfectamente afeitada.

Por supuesto, Stark no dejaría su imagen en manos de cualquier estilista, sino únicamente del mejor. El estilista mejor pagado de Malibú cobra en promedio mil dólares por corte de cabello. Considerando que el empresario se corte el cabello y afeite una vez al mes, invertiría alrededor de 12 mil dólares al año en su apariencia.

Al añadir los trajes, los relojes Rolex y los lentes de diseñador, el costo por lucir como todo un donjuán ascendería a nada menos que 100 mil dólares. Sin duda, un lujo que sólo alguien como él se puede dar.

Jarvis

Jarvis es una súper computadora con inteligencia artificial diseñada por Stark para controlar su armadura y mansión. Para calcular su valor, se comparó con la computadora K en Japón, una de las computadoras más rápidas e inteligentes del mundo. “K” es capaz de realizar más de diez mil billones de operaciones por segundo. Diseñarla y desarrollarla costó alrededor de 1.4 mil millones de dólares.

La máquina diseñada por Stark funciona con realidad virtual, una tecnología desarrollada recientemente por Oculus y adquirida por Facebook en 2 mil millones de dólares. Tomando esto en cuenta, Jarvis costaría unos 3 mil 500 millones de dólares.

Reactor

Actualmente, no existe nada similar al reactor con núcleo de paladio desarrollado por Stark. Este artefacto tiene 16 millones de caballos de fuerza y 12 gigajulios (GJ) por segundo. Sólo por tener un punto de comparación… el trasbordador espacial de la NASA tiene 37 millones de caballos de fuerza. En cuanto al costo del reactor, se calcula que es similar al del Endeavor: unos 1.7 mil millones de dólares.

Armadura de Iron Man

En términos de velocidad, altura de vuelo y armas, sólo una aeronave militar es equiparable al traje diseñado por Tony Stark para salvar el mundo. De acuerdo con datos de la Fuerza Aérea Estadounidense, la construcción y el mantenimiento de una nave de ese tipo cuesta alrededor de 2 mil 13 millones de dólares.

En las películas Tony Stark diseña y construye todo él mismo, pero en la vida real, sólo un equipo altamente calificado podría realizar tal tarea. Los ingenieros de aeronaves y armas militares ganan alrededor de 120 mil dólares al año Por lo tanto, contratar a un equipo completo costaría alrededor de 2 millones de dólares.

En total, cada traje de Iron Man vale alrededor de 2 mil 132 millones de dólares. Ya que el superhéroe tiene 42 armaduras diferentes, cada una con funciones distintas, el costo total es de 89 mil 460 millones de dólares.

Sumando todas las cifras anteriores…

Ser Iron Man cuesta poco más de 100 mil millones de dólares. ¿Conclusión? Sólo Tony Stark puede costear ser un superhéroe de esta magnitud.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

Así evoluciona la millonaria industria de los patrocinios deportivos

nfl

El bimestre septiembre-octubre tiene una peculiaridad que lo convierte en uno de los momentos más esperados del año, pues pone en marcha a las grandes ligas deportivas del mundo.

La NFL saltó a los emparrillados hace apenas un par de semanas, la Champions League vio acciones tras el puente del 15 de septiembre y la NBA verá el regreso de las clavadas más espectaculares en cuestión de semanas. Se trata de las ligas que aportan las franquicias mejor cotizadas y dejan ver a los deportistas cuyo valor alcanza las decenas o cientos de millones de dólares.

Los deportes hoy son una invitación a ver millonarios ganadores contra millonarios perdedores, mientras el oficinista escapa de su jornada para ver la atractiva agenda de la Champions en un martes cualquiera.

El denominador común de estas ligas y sus fortunas monetarias no es ni el balón ni el deporte de conjunto, sino la coincidencia de tratarse de deportes en su versión varonil y que atraen a una masa incalculable de televidentes cada semana.

La noruega Ada Hagerberg, primera ganadora del Balón de Oro y considerada la mejor futbolista del mundo, recibe 400 mil euros al año. En tanto, el valor de mercado del francés Kylian Mbappé –ídolo del Mundial de Rusia 2018– alcanza los 200 millones de dólares (Transfermarket, 17 de septiembre de 2019).

Que se busque igualar los trofeos y las justas no quiere decir que los sueldos estén ni cerca de una paridad.

No es casualidad que las futbolistas o los deportistas que compiten en el deporte profesional que no cuenta con el impacto y el respaldo de una gran liga se miren desamparados y busquen apoyos en otras instancias.

Para Gerardo Sordo, CEO y fundador de Brand Me, plataforma que conecta a las marcas con creadores de contenido e influencers, la experiencia deportiva no tiene por qué limitarse a los sueldos que ofrecen los equipos en los voraces mercados deportivos, sino que debe ser aprovechada por los protagonistas desde otras instancias.

“Las marcas voltean cada vez más a ver a los deportistas para involucrarse con ellos por diferentes razones: se relacionan más a la cultura de la salud, por ejemplo, al bienestar y a los buenos hábitos. Las marcas buscan relacionarse bajo una figura limpia, e involucrar la marca con los deportes le da mucha más atracción hacia el consumidor final”, explica Sordo.

Lee: Quiénes son los nuevos patrocinadores que triunfan en el Mundial

Champions

Las audiencias se reparten

La consultora especialista en patrocinio deportivo, IEG, calculó que en 2018 la cifra enfocada en este segmento por parte de las marcas de todo el mundo habría alcanzado los 67 mil millones de dólares, todo un récord para la industria.

“Las audiencas están cada vez más ligadas a los deportes, hemos visto un crecimiento en el número de espectadores de las Olimpiadas de Verano e Invierno, así como otros certámenes no necesariamente tradicionales para el televidente”, explica Sordo.

El especialista explica que hoy incluso se siguen (vía Internet) transmisiones relacionadas con los E-Sports (videojuegos de temáticas deportivas) y otros espectáculos en los que ya se cuentan por millones los espectadores, pese a que hace apenas unos años no figuraban en el mapa de los patronicinios deportivos.

Así, hoy no se necesita ni tener una gran marca como Red Bull (que gasta unos 300 millones de dólares anuales en patrocinios deportivos) o Pepsi (que en 2011 firmó con la NFL un contrato por 10 años y 2 mil 300 millones de dólares), ni tampoco se necesita ser Roger Federer (actualmente el deportista que más dinero recibe por patrocinios: 86 millones de dólares por año), o Lebron James (53 mdd), ni siquiera Cristiano Ronaldo (44 mdd). El abanico se empieza a abrir.

“Hoy en día, aunque tengas un presupuesto chico con una marca pequeña, puedes contactar a futbolistas (hombres o mujeres) y deportistas olímpicos y llegar a un acuerdo, ya sea por intercambio de producto o servicio, o de un monto de dinero más el intercambio. De esta manera, involucras a tu marca con el estilo de vida del deportista”, explica Sordo.

El Influencer Marketing, las redes sociales y la fácil conexión con las personalidades del mundo deportivo permiten que las propuestas puedan fluir sin problemas.

Otro aspecto que podría hacer cada vez más populares a los deportistas es el frágil prestigio del influencer promedio (el youtuber, el twittero o el instagramer), de los cuales no han sido pocos los que han quedado exhibidos en las mismas plataformas en las que presentan un estilo de vida aspiracional que resulta totalmente ficticio.

Lee: El fenómeno de los negocios llamado Champions League

Facebook
Maren Lau estará al frente de equipos en Argentina, Brasil, Colombia, México y Miami.

El momento de las y los atletas

“En México es un buen momento para que marcas y deportistas se apoyen. Lo hemos visto este año con los Panamericanos, en donde los deportistas mexicanos alcanzaron su mejor resultado en medio de reclamos por el bajo presupuesto asignado por la CONADE a algunos de ellos”, evoca Sordo.

Por otro lado, agrega el especialista, alguien que está haciendo una gran labor de marca personal (aunque quizá no sea esa su intención) es Guillermo del Toro, que no ha dudado en apoyar igual a futuros cineastas que a jóvenes que concursan en una Olimpiada de Matemáticas o al equipo de Hockey sobre pasto que se quedó sin presupuesto para su hospedaje.

Del Toro es un genio cinematográfico que está dando lecciones de marketing involuntarias mientras los demás aplauden su generosidad innata.

Para Sordo, los deportistas que quieran monetizar su imagen deben seguir una serie de pasos que se resumen en los siguientes puntos:

Guillermo del Toro
  1. El deportista del futuro no sólo debe saber ser deportista. Es importante explorar las posibilidades de las redes sociales, de construir una imagen acorde a su disciplina y desarrollarse como un buen publirrelacionista para sí mismo.
  2. Ser buenos o buenas en su deporte no sólo traerá logros profesionales, sino mayores posibilidades de sobresalir y más oportunidades de ser un objetivo de las marcas. No se trata sólo de practiar un deporte y buscar una marca, sino sostener un buen nivel.
  3. El deportista debe estar, por lo menos, en todas las redes sociales importantes: Twitter, Instagram, Facebook y, de ser posible, en YouTube. Asimismo, se sugiere una plataforma web en donde se ilustren tanto su historia personal como los logros deportivos, así como información que facilite el contacto con patrocinadores.
  4. Del lado de los atletas, no hay que tener miedo de tomar la iniciativa y buscar a las marcas. Es posible acercarse personalmente a las compañías o bien, hacerlo a través de agencias especializadas para facilitar este proceso.
  5. No hay que limitarse a los apoyos actuales a los que acceden los deportistas, particularmente en México, en donde los atletas dependen en buena medida de los presupuestos oficiales que se reparten de forma anual y que pueden registrar variaciones importantes.

Lee: Facebook tiene un plan para que veas la Champions gratis

More from Entrepreneur

Corene Summers helps clients advancing their health, careers and lives overall through reducing stress, tension and optimizing sleep.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur