Columnas

¿Vender o no tu startup? Ésa es la cuestión

Conoce los testimonios de dos emprendedores que recibieron ofertas de compra. Uno decidió vender, y el otro, conservar su negocio.
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Vender una startup en una suma grande de dinero se ha vuelto un claro indicador de éxito. Sobre todo en la cultura tech y en Silicon Valley, oímos con frecuencia hablar sobre grandes empresas que adquieren startups emergentes, pero con un gran potencial. Sin embargo, vender puede no ser siempre la mejor opción. Muchos factores afectan esta decisión, desde la situación en la que se encuentra el negocio hasta quién es el interesado en comprar, y sobre todo, los planes que se tienen para la empresa en el largo plazo.

En la última edición de mi podcast Disruptivo tuve oportunidad de entrevistar a dos emprendedores que han recibido ofertas de compra. Uno de ellos decidió vender su startup y el otro, conservarla. Platicar con ellos me permitió conocer ambos lados de la moneda.

Aventones, los que sí vendieron

Seguro habrán escuchado que hace algunas semanas la empresa francesa BlaBlaCar adquirió Aventones, la compañía de Cristina Palacios. Aventones es una plataforma que te permite compartir tu coche camino al trabajo, la escuela, o incluso cuando viajas a otras ciudades de la República.

Cristina nos contó que, después de cuatro años de haber creado la empresa, hace poco más de uno recibió una llamada de los franceses, quienes le dijeron que estaban interesados en adquirirlos. Aunque su objetivo original no era vender, el interés surgió después de un pitch ante los inversionistas. Resultó que uno de ellos había invertido en Bla Bla Car, empresa europea que provee un servicio similar. De ahí comenzaron las pláticas que derivaron en la compra de la startup mexicana como estrategia para aterrizar en nuestro continente.

El proceso fue largo. De hecho, durante más de un año se sostuvieron conversaciones afinando los detalles, y al final, la dueña y sus cofundadores decidieron vender Aventones en un modelo llamado “Acqui-hire", que quiere decir “compra-contratación,”. Esto implica que Aventones ahora pertenece a Bla Bla Car, pero Cris y su equipo no abandonaron la empresa; se integraron para seguir dirigiendo las operaciones en México y América Latina. De hecho, sumar al equipo de Aventones fue una de las principales motivaciones de Bla Bla Car.

Para Cristina, esta venta no tuvo un sentimiento de despedida o de fin: más bien, fue paso de crecimiento en su carrera como emprendedora.

99 Minutos, los que no vendieron

Alexis Patjane, fundador de 99 minutos, un servicio de mensajería en la Ciudad de México, también ha recibido ofertas de compra a menos de dos años de haber empezado su empresa.

La startup no ha tenido problemas para crecer, ya que tiene un sistema muy completo que trabaja con emprendedores y tiendas en línea para llevar sus productos a los clientes de forma rápida –en menos de 99 minutos– y confiable.

En su segundo año, 99 minutos empezó a trabajar también en Guadalajara y planea abrir operaciones en seis ciudades más. Esto le permitió generar utilidades muy pronto, algo con lo que la mayoría de las startups batalla en los primeros años. Esto mismo los puso en la mira de diferentes inversionistas y fondos de inversión a cambio de un porcentaje de la empresa. Sin embargo, Alexis y su equipo decidieron rechazar dichas ofertas.

¿Por qué decidieron declinar estas ofertas de compra? Aunque la tentación de vender es grande, Alexis tiene la visión de llevar su empresa mucho más lejos de donde está hoy. Además, teniendo una operación sustentable, confía en que tiene todas las herramientas para llegar a donde desee.

Entonces, ¿vender tu startup es la decisión adecuada? Definitivamente, no existe una fórmula para responder a esta pregunta. Cada emprendedor tendrá que responderla dependiendo de su situación.

Se me vienen a la mente dos anécdotas de casos completamente distintos.

En el libro “From Zero to One”, del cual ya hablé en esta columna, Peter Thiel –inversionista de Facebook– cuenta que cuando Yahoo! se ofreció a comprar Facebook por muchos millones de dólares, Mark Zuckerberg entró a la junta y simplemente dijo: “Esto no debería tomarnos mucho tiempo, obviamente no vamos a vender”. Claramente, esta decisión fue la acertada para el gigante de las redes sociales, pues hoy ha aumentado su valor exponencialmente, mucho más de lo que Yahoo! pudo haberles ofrecido.

Por otro lado, recuerdo que en la primera “Fuck Up Night” a la que asistí un emprendedor compartió una experiencia completamente distinta. Creó con sus amigos una empresa de videojuegos, y después de lanzar el primer juego para iPhone recibió una oferta por cuatro millones de dólares. Creyendo que su valor seguiría creciendo con el tiempo, los emprendedores decidieron no vender, y meses después, la empresa quebró.

No hay una respuesta a esta pregunta que aplique a todos, pero podemos aprender de estas historias para estar preparados cuando recibamos la primera llamada de un inversionista interesado.

Vender o no vender… ¿ustedes qué opinan?

Si quieres escuchar las entrevistas completas con Cristina y Alexis, no te pierdas la edición No. 56 de Disruptivo.

 

Disruptivo No. 56 - Adquisiciones de Startups: Aventones / 99 Minutos. by Podcastería on Mixcloud

Juan del Cerro es emprendedor, promotor y entusiasta del emprendimiento social, director ejecutivo de Socialab México y conductor de Disruptivo. Búscalo en Twitter como @delcerrojuan.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Terry's digital marketing expertise can help you with campaign planning, execution and optimization and best practices for content marketing.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur