Emprendedores

8 maneras para encontrar un gran mentor

Con la guía correcta puedes conquistar al mundo. Te decimos cómo encontrar al experto que puede ayudarte a lograrlo.
8 maneras para encontrar un gran mentor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Ya tienes un mentor? Para muchos jóvenes profesionistas, admitir que necesitan un guía es el primer paso para darle a su carrera un buen impulso.

Los datos hablan por sí mismos. Micromentor, una firma que conecta emprendedores con expertos en su industria, encontró que cuando los líderes tienen mentores, aumentan sus ganancias hasta un 83 por ciento.

De hecho, las personas de negocio más exitosas han tenido mentores. Richard Branson, Mark Zuckerberg y Bill Gates son solo algunos de los emprendedores que cosecharon los beneficios de tener un buen consejero.

¿Qué hace que una persona sea buena mentora? Idealmente son personas que ya lograron lo que tú buscas conseguir. También debe ser alguien que te agrade para ir a tomar un café y a quien le tengas confianza porque en algún punto de la vida le harás preguntas complicadas, así que también debe ser alguien capaz de hacerte críticas constructivas.

Aquí hay ocho maneras para conectarte con un mentor y llevar tu carrera al siguiente nivel.

1. Empieza con quien conoces
Hacer networking es difícil. Sin embargo, solo te toma 10 minutos al día mejorar tu red de contactos. Empieza evaluando a las personas que conoces: contactos de LinkedIn, teléfono, amigos en Facebook, antiguos jefes, cuentas en Twitter. Haz un poco de investigación y ve si entre los contactos que ya tienes puedes tener un posible mentor.

De no ser así, empieza a formar nuevas conexiones a través de asociaciones o cámaras de comercio locales. Identifica a oradores públicos del tema que te interesa cuando vayas a eventos y preséntate.

2. Paga (si es necesario)
Una buena opción es pagar por consulta. Puede que algún consejero por el que pagues hoy se convierta en un amigo a largo plazo que después te ayuden de forma gratuita.

3. Únete a una incubadora  
Un servicio por el que no se paga, al menos de manera directa, es una incubadora de negocios. Se trata de organizaciones dedicadas a impulsar el crecimiento de startups. Algunas, como 500 y Y Combinator, están respaldadas por capital de riesgo que tiene la capacidad de invertir. Otras, como CTNext, están apoyadas por los gobiernos locales. De cualquier manera, te darán un “bufé” de mentores, coaches y contactos de negocios, así como acceso a capital semilla y servicios profesionales.

4. Busca un “matchmaker”
Hay servicios en línea que te conectan con mentores a la medida. Funcionan como las páginas de citas en línea ya que pagas para que te contacten con el especialista que mejor se acomode a tus necesidades. El lado negativo de esta herramienta es que no podrás elegir directamente a tu mentor y tendrás que apegarte a una serie de condiciones de servicio.

5. Define cómo sería tu mentor ideal
Una vez que ya tienes algunos candidatos debes seleccionar a aquellos que mejor puedan ayudarte. Aquí van cinco puntos a considerar que me ayudaron a elegir:

-Experiencia: tu mentor debe poseer un buen récord en tu área y tener las habilidades que buscas.

-Comunicación: solo porque una persona sea exitosa, no significa que tenga las habilidades para ayudarte a seguir tu camino. Necesitas un mentor que de verdad te escuche y entienda las dificultades que atraviesas.

-Compenetración: tu mentor no tiene que ser tu persona favorita, pero sí tiene que ser alguien a quien respetes. No temas acercarte a las personas mayores. Los mentores en el ocaso de sus carreras entienden muy bien todo el esfuerzo que se necesita para triunfar y usualmente tienen ganas de seguir presentes ayudando a las nuevas generaciones de emprendedores.  

-Amor duro: lo último que necesitas es un mentor que te dé por tu lado Un buen guía sabrá cuándo hablar directa y fuertemente contigo cuando lo necesites.

-Conexiones: no debes esperar que tu mentor te dé todos sus contactos profesionales, pero es posible que tu relación con este guía te ayude a abrirte puertas que impulsen tu negocio.

6. Convence al mentor
La mentoría no se trata solo de ti. Es importante que el experto que te apoye también reciba algo positivo de la experiencia. Demuéstrales porqué deben guiarte, ya sea porque ayudará a su propia carrera o hará crecer su negocio.

7. Asegúrate de ser el mejor aprendiz
No hay nada que destruya una relación de mentoría más rápido que un aprendiz que haga perder el tiempo a su guía.  Aquí van unos tips para ser el tipo de persona que los expertos busquen apoyar:

-Sé entusiasta al aprender y resiste el reflejo de excusar todas tus acciones.

-Haz las cosas que te aconsejan y dale un seguimiento de tu progreso al mentor.  Si decides no seguir su consejo, explícale la razón.

-Mantén el contacto. Recuerda que la pelota siempre está en tu cancha y te toca comunicar cómo va progresando tu trabajo. No esperes que el mentor haga todo el trabajo.

- Sé agradecido. Apoya en lo que puedas a tu mentor, como comentar en sus publicaciones o recomendarlo con nuevos clientes.

8. Aprende cuando decir adiós
En algún momento, tu mentoría tendrá que terminar. Es un proceso natural y es importante saber cuándo hay que despedirse de manera profesional para pasar a la relación personal de amistad.

Con el mentor correcto puedes lograr lo que quieras. Sé proactivo sobre lo que quieres de esa relación y mantén una mente abierta a las críticas.