Marketing

5 maneras de dejar de "avergonzarte" en LinkedIn

Tu perfil debe mostrar a la persona profesional que eres. Te decimos qué debes evitar para sacarle provecho.
5 maneras de dejar de "avergonzarte" en LinkedIn
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¡Increíble! Te presentaron a un gran cliente potencial. Tu equipo y tú han preparado una presentación perfecta para lograr convencerlo de firmar con tu empresa, pero ¿qué crees que esté haciendo el cliente mientras tanto?

Te está investigando, por supuesto. Lo más seguro es que haya buscado tu nombre en Google y que, investigando tu información profesional, haya entrado a tu perfil de LinkedIn. ¿Qué va a encontrar ahí? ¿Una mala fotografía? ¿Información que no esté actualizada? ¿Opiniones políticas controversiales? ¿Falta de referencias?

En el mundo de los negocios, es vital tener en orden tus perfiles en redes sociales, en especial LinkedIn, para evitar dar una mala primera impresión. Aquí hay cinco maneras de evitar avergonzarte en esta creciente plataforma.

1. Deja de utilizar fotos poco profesionales
LinkedIn no es Facebook, Instagram u otra red social típica. Es un lugar donde debes mostrar tu lado profesional y eso empieza con tu foto. No sirve poner una imagen que te muestre bebiendo o en una reunión familiar. Necesitas una toma limpia y profesional de tu rostro con un fondo neutral. No es muy caro tomarte unas buenas fotografías en un estudio profesional.

2. No olvides actualizar tu perfil
Puede que dejes una mala impresión si un cliente potencial te busca en LinkedIn y encuentra que tu perfil dice que trabajas para otra compañía. Debes ver tu perfil en esta red social como un curriculum vitae en tiempo real que debe ser actualizado constantemente para que refleje tu realidad. Debe ser consistente con todas las biografías que tengas en la red, en especial con la que muestres en la página web de tu negocio. No olvides hacer cambios en tu perfil cuando cambies de compañías, obtengas un nuevo puesto laboral o recibas un reconocimiento.

3. No publiques cosas inadecuadas
Es genial que comentes sobre el último episodio de tu programa favorito en Facebook y Twitter, pero ese tipo de publicaciones no tienen lugar en LinkedIn a menos que seas un periodista de entretenimiento. Evita publicar tus opiniones políticas porque estas pueden alejar a posibles clientes, empleadores y proveedores. No significa que no debas ser tú mismo en esta red social, sencillamente tienes que mostrar tu persona profesional. Piensa: si lo que quieres decir no tiene lugar en una sala de juntas, ¿debes publicarlo en LinkedIn?

4. No seas narcisista
¿Alguna vez has ido a una reunión y te has encontrado con una persona que no puede dejar de hablar de sí misma? No seas así. Muchas personas se dedican a presumir sus logros en LinkedIn y publican constantemente todo lo que han logrado en la vida, un evento que organizaron, un artículo que escribieron, etcétera. Nadie quiere conectarse con alguien que solo presume y los empleadores no suelen contratar a personas que se ponen antes que su equipo.

Es mejor ser constructivo. Piensa cómo puedes añadir valor a tus contactos en la industria. Puedes publicar frases célebres o enlaces a artículos que te parecieron interesantes. Incluso puedes usar el contenido generado por los líderes que te han inspirado.

5. No descuides tu LinkedIn
Esta plataforma no solo sirve para buscar trabajo, es una red interminable de personas exitosas con las que puedes conectarte para ser un líder en tu campo. Empieza a tratar a LinkedIn como la poderosa plataforma que realmente es. Tu perfil debe hacerte ver profesional, preparado y como un experto.

¿Necesitas ejemplos? Visita los perfiles de Dharmesh Shah y Brigette Hyacinth para ver cómo los especialistas construyen su marca personal y hacen contactos. Tómate el tiempo para entender los verdaderos beneficios que esta red social te puede traer y arregla tu perfil para capitalizar estas oportunidades.