Consultoría

10 tips para funcionar con poco sueño

Pasaste una noche en vela y debes sobrevivir el resto del día sin quedarte dormido. Te damos algunos consejos sobre cómo hacerlo.
10 tips para funcionar con poco sueño
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor te pasará: los niños no te dejarán acostarte temprano, no podrás conciliar el sueño pensando en las deudas que tienes que pagar o simplemente tienes que entregar un proyecto al día siguiente y debes desvelarte toda la noche terminándolo.

Sin importar qué lo cause, todos hemos tenido noches donde no hemos podido dormir lo suficiente. ¿Qué se puede hacer cuando el despertador infernal comienza a sonar por la mañana?

Además de beber café (con moderación) te damos 10 tips para poder funcionar con poco sueño.

1. Bebe mucha agua
Nos fatigamos cuando nos deshidratamos. Beber agua te ayudará a estar más alerta y despierto. Además, beber implica ir varias veces al baño, un truco para mantenerte en movimiento y no quedarte dormido en el escritorio.

2. Activa tu circulación
El ejercicio es una gran manera de despertarse. El movimiento provoca explosiones de energía y adrenalina en el cuerpo, lo que acelera el metabolismo. Estos cambios te ayudarán a sobrevivir el día y a dormir mejor por las noches.

Si no puedes hacer una rutina completa, trata al menos de correr por las escaleras o salir a caminar a la hora de la comida.

3. Evita comer mucho
En esos días de poco sueño es eludir las comidas grandes, alimentos chatarra y los carbohidratos en exceso. Este tipo de alimentos te hacen sentir adormilado por lo que es mejor tener durante el día una serie de aperitivos ligeros y pequeños que contengan proteínas, en especial aquellos productos con tirosina.

Granos enteros, frutas y vegetales, yogur, pollo y pescado son algunos ejemplos de alimentos que te mantendrán alerta.

4. Sal a la calle
La luz del sol te ayudará a combatir el sueño de la tarde porque aumenta los niveles de vitamina D y B en el cuerpo. Además, con moderación, la luz natural también mejora el ánimo, te ayuda a concentrarte y le da un “empujoncito” a tu sistema inmunitario, una parte de tu cuerpo que se debilita considerablemente cuando no se duerme lo suficiente.

Si no puedes salir, trata de sentarte cerca de una ventana o instala focos de alta intensidad en tu oficina.

5. Toma una ducha bien fría
Un baño frío estimula el cuerpo y el shock de temperatura te ayudará a despertar. Por supuesto, no puedes correr a bañarte varias veces al día para activarte, por lo que mojarte la cara o poner un hielo en las muñecas o sienes es otra buena opción.

6. Cambia cosas
La monotonía no te ayuda a permanecer alerta. Trata de meter variedad en tu día para mantenerte en movimiento.

Esto puede significar platicar con tus compañeros de trabajo, hacer llamadas, ver un par de videos en YouTube, jugar en la computadora o incluso hacer algo de yoga en la oficina. Estos cambios te estimularán a seguir cuando te sientas muy cansado.

7. Mastica chicle
Investigaciones han descubierto que masticar chicle ayuda a reducir la somnolencia, probablemente porque impulsa la actividad cerebral. Si quieres aprovechar tu goma de mascar al máximo, trata de que sea de sabor menta para que te despierte con más fuerza.

Esta técnica te dará un impulso temporal por lo que solo debes usarla cuando de verdad necesites estar alerta, como antes de una junta.

8. Prioriza y simplifica tu día
Probablemente no eres la persona más productiva cuando estás cansado. Entonces, ¿por qué tratar de terminar toda tu lista de pendientes cuando no has dormido bien? Es casi seguro que puedes simplificar tus tareas y dejar algunas cosas para otro día cuando ya hayas descansado mejor.

Bonus tip: si puedes, delega algunas de tus obligaciones. Así estarás cubierto con las cosas que surjan.

9. Evita manejar
Conducir cansado es extremadamente peligroso, tanto para ti como para los demás automovilistas. Es mejor usar el transporte público o “pedir aventón” en esos días cuando no has dormido bien.

No solo podrías prevenir un accidente serio, tendrás un par de minutos para cerrar los ojos.

10. Toma una siesta
Si te es posible, duerme un poco al principio de la tarde, alrededor de las 14:00 horas. Tomar una siesta de 20 a 25 minutos es una excelente manera de recargar tu mente y tu cuerpo. Si no hay áreas tranquilas en tu oficina para hacer esto, puedes ser creativo. Por ejemplo, si tienes automóvil, duerme ahí a la hora de la comida.

Recuerda que estos consejos solo son para días en los que no puedes reponer el descanso inmediatamente. Lo mejor es que duermas en cuanto puedas tras una noche de desvelo.

Todos queremos y debemos dormir al menos ocho horas diarias, sin embargo, la realidad es que es raro que ese sea el caso todas y cada una de las noches. Estos consejos te ayudarán a sobrevivir el día tras una noche de mal sueño.

¿Tienes otros tips? ¡Te invitamos a compartirlos en nuestra sección de comentarios!