Plan de Negocios

7 errores que debes evitar al hacer un pitch

¿Vas a presentar tu idea de negocios a un inversionista? Te decimos qué debes eludir para lograr el éxito.
7 errores que debes evitar al hacer un pitch
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando empecé mi carrera pasé mucho tiempo presentando productos a inversionistas. Hoy estoy del otro lado, escuchando a los emprendedores nacientes que quieren mostrar sus ideas para conseguir financiamiento.

Desde esta trinchera he podido ver algunos errores que se repiten una y otra vez en estos pitches. Esta es una lista de las equivocaciones que se hacen en las presentaciones ante inversionistas:

1. Les falta estructura
Muchas de las presentaciones en las que he estado presente se ven revueltas y son difíciles de seguir. A veces me cuesta trabajo entender cuál es la idea central de la propuesta o cuál podría ser su impacto real. Una presentación floja o sin estructura solo genera más preguntas en los inversionistas. Tu labor es presentar una idea clara, con un mensaje sencillo pero poderoso que no deje lugar a malas interpretaciones. Si recibes una negativa de un inversionista debe ser porque tu concepto no le llamó la atención, no porque no pudo entenderlo.

2. Demasiados detalles
Debes estar consciente de que un inversionista o una persona influyente tiene el tiempo limitado.  Al presentar una propuesta que se enfoque demasiado en los detalles, te arriesgas a no dar un mensaje claro y no comunicar lo necesario. Asegúrate de tocar los puntos clave de tu concepto y evita distraerte en trivialidades.

3. Desconocimiento de tu audiencia
En esta era donde abunda la información que se puede obtener a través de las redes sociales y otras fuentes online, no hay excusa para no saber con quién vas a hablar. Ármate con toda la información que puedas conseguir del inversionista y de las cosas que le llaman la atención. Esto te será muy útil cuando empiecen a tener un diálogo más serio.

4. Exceso de tiempo
Si ves que las personas a las que les estás presentando tu discurso de ventas están viendo constantemente a su reloj, tienes un grave problema. Conoce con cuánto tiempo dispones para hacer tu pitch y apégate a él. La brevedad te ayudará a mantener la atención de tu audiencia y les dará la libertad de hacer preguntas, algo que generalmente impacta más que la presentación en sí.

5. Incapacidad de improvisar
Algunas de las reuniones de negocios más importantes que tendrás en tu vida no serán planeadas. Nunca sabes a quién podrías encontrarte en una cafetería o aeropuerto, así que siempre debes estar listo para hacer un “pitch de elevador” y presentar tu idea de negocio en cuanto tengas la oportunidad.

 6. No anticipar las preguntas difíciles
Los emprendedores a veces están demasiado cerca de sus proyectos y pierden la capacidad de considerar una perspectiva desde afuera. Sueñan con que el inversionista se enamorará locamente de su idea de negocios y que lo único que preguntará es dónde puede firmar. Sin embargo, la mayoría de las veces deberás enfrentar preguntas difíciles que los socios capitalistas te harán para encontrar los puntos débiles de tu concepto.Es aquí donde casi siempre se pierde la inversión, dependiendo en la claridad de las respuestas. Antes de presentar tu pitch, piensa en las preguntas que podrían hacerte y planea una respuesta para cada una de ellas.

7. Dejar que el rechazo te limite
Hay incontables historias de empresarios que recibieron negativas antes de poder lanzar la empresa que los catapultó al éxito. La gran diferencia entre los ganadores y los perdedores es la persistencia. Recuerda, solo necesitas una persona que crea en ti. No dejes que el rechazo de un inversionista te impida a seguir buscando financiamiento. Sigue adelante.