Hide this Looking for English Content? Click here

Claves para evitar convertirte en un "micromanager"

Lejos de ayudarte, el exceso de control te impide dedicar tiempo a las tareas más estratégicas que requiere tu rol de líder.
Claves para evitar convertirte en un "micromanager"
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

“El diablo está en los detalles”, dice el lema… y, ahora que estás al frente de tu propio negocio, es muy importante que ejerzas tu liderazgo y sepas delegar las tareas a tu equipo de manera eficiente. Créenos: ¡eso puede ser todo un reto!

Con el afán de que todo “salga perfecto”, muchos líderes intentan controlar cada proceso. Sin embargo, obtienen el efecto contrario: sus empleados se sienten asfixiados, desmotivados, y ellos tienen poco tiempo para realizar acciones de fondo requeridas para definir el rumbo de la empresa.

Relacionado: Infografía: acciones para motivar a tu equipo

¿Cómo saber si eres un micro manager –o, dicho de forma más directa, un líder que no sabe delegar?

-Te molesta que tus empleados tomen decisiones sin consultarte… aunque tú hubieras tomado las mismas.

-Pasas mucho tiempo demostrando a tus empleados cómo realizar sus tareas.-

-Delegas tareas de bajo nivel que sigues supervisando muy de cerca.

-No das a tus empleados un amplio marco de referencia que les permita sentirse en control.

-Castigas cada error, dando a entender al empleado que es incapaz de hacer lo solicitado.

-Intentas hacer tu trabajo y el trabajo de tus empleados, porque claro, tú sabes más que ellos.

-No compartes la responsabilidad de la ejecución de los proyectos sobre los cuales trabaja tu equipo.

Recuerda que tu rol es resolver los problemas grandes que enfrenta tu negocio, no dedicarte a cosas muy sencillas que tus empleados bien pueden resolver sin ti. Saber delegar de manera adecuada y eficiente es de las cualidades que te permitirán lograr el crecimiento personal y profesional que buscas.

Como dueño de tu empresa debes desarrollar buenas y sólidas relaciones con tus socios inversionistas, con tus clientes, con tus proveedores; debes enfocarte en tus objetivos e implementar la estrategia que definiste para lograr el crecimiento que proyectas en tiempo y forma. Para esto necesitas un equipo fuerte. Es de sabios escoger colaboradores que dominan su tema mejor que tú. Por ejemplo, si siempre has hecho tu contabilidad y es hora de contratar y delegar estas tareas, debes escoger a alguien que domine el tema y te permita recuperar este tiempo para invertirlo en tareas más enfocadas en desarrollar tu empresa.

Claves para delegar con éxito

Prioriza el trabajo de tus empleados: ellos deben saber lo que es clave para ti, deben entender cuál es tu gran plan y cómo lo que hacen contribuye al éxito de la empresa.

-Deja que definan el cómo: valida los avances y los resultados de acuerdo a un plan de trabajo que hayan acordado juntos.

-Define objetivos claros, sigue la regla SMART: objetivos Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y en Tiempo.

-Premia la creatividad y asegúrate que aprendan de sus errores; tu retroalimentación es clave para evitar que el error se repita.

-Valida las competencias de tu equipo y dale la oportunidad de aprender nuevas aptitudes y, luego, de ponerlas en práctica.

-Permite que tus empleados se sientan responsables de los proyectos que les encargas; así se sentirán realmente involucrados y trabajarán más duro.

-Pregúntales periódicamente cómo van y si necesitan apoyo, deja que ellos formulen las áreas de oportunidad que perciben. ¡Te podrían sorprenden con ideas que no imaginabas!

Colaboración de Victoria 147.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.