Consultoría

6 trucos para superar el síndrome post-vacacional

Después de las vacaciones de Semana Santa, es difícil retomar la rutina. Descubre cómo lograrlo con estos pasos.
6 trucos para superar el síndrome post-vacacional
Crédito: Depositphotos.com

Después de varios días de relajarte y divertirte con la familia es tiempo de que vuelvas a tu rutina. Muchas personas se sentirán listas para comenzar, otras no tendrán la energía suficiente. ¿Por qué pasa esto?

Después de cualquier evento —un viaje, boda o vacaciones— hay un período de calma. Te compartimos algunos tips para combatir el cansancio después de Semana Santa.

1. Planea algo por adelantado. Una razón por la que nos sentimos fatigados es porque pasamos mucho tiempo planeando las vacaciones de Semana Santa para que en unos días se termine. Regresar a la rutina puede hacer que algunas personas se depriman. Para solucionar esto, entra a tu oficina armado con un plan para un viaje, una fiesta o hasta un reto. Esto le dará a tu cerebro algo positivo en lo que se pueda enfocar.

2. Crea un plan de acción. Ponte una meta empresarial como una nueva estrategia de marketing y pon un plan de acción antes de regresar a la oficina. Un nuevo reto le dará a tu cerebro la oportunidad de enfocarse en otra cosa dándote la energía necesaria para seguir avanzando.

3. Organiza tu escritorio. Nada te hará sentir más angustiado que ver una montaña de papeles cuando entres a la oficina. Aunque es mejor dejar tu lugar ordenado antes de salir de vacaciones, tómate un par de horas para hacerlo antes de trabajar. Comenzar con un lugar limpio puede ayudarte a completar las tareas.

4. Medita. Aparta cierto tiempo para escuchar tu respiración y recuperar la energía perdida. Si te sientes exhausto, tómate un descanso de cinco minutos para inhalar y exhalar o camina un rato. Muchos estudios muestran que respirar profundamente ayuda a relajar tu sistema nervioso y energizar tu cerebro mejorando su enfoque y creatividad.

5. Haz una lista de pendientes. Evita hacer esta lista antes de irte a dormir ya que puede afectar tu descanso. Si no duermes lo suficiente no rendirás igual al día siguiente. La lista te ayudará a ver lo que tienes que hacer para que no sientas que no te rinde el tiempo.

6. Pon una foto nueva. Adorna tu oficina con una nueva fotografía de la familia. Los pensamientos positivos te ayudarán a tener más vitalidad.