MBAs

¿Los emprendedores necesitan un MBA?

No hay pretexto para no seguir aprendiendo e ir aumentando nuestro conocimiento en los negocios, pero ¿realmente es necesario?
¿Los emprendedores necesitan un MBA?
Crédito: Depositphotos.com
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hace algunos años recuerdo que la ilusión de mis padres era que, terminando la carrera universitaria, fuera a estudiar una maestría a alguna universidad prestigiosa de otro continente, lo que me garantizaría un futuro próspero y seguro.

Sonaba muy lógico, apenas había terminado la universidad y al entrar a mi primer trabajo sentía que no sabía absolutamente nada. Había dedicado 5 años de mi vida a estudiar conceptos teóricos, cálculos integrales e historia antigua, que en el mundo “real” de nada servía.

No me mal entiendas, me apasionaba mi carrera universitaria, pero al salir me di cuenta de que nada de lo que estudié me servía para desempeñarme decentemente en mi primer trabajo. Seguramente, pensé, una maestría arreglaría el problema.

Así que aplique a una docena de universidades y fui aceptado en las mejores del mundo, sin embargo el costo era altísimo, sin mencionar los gastos de manutención y estancia, durante varios años aplique a varias becas con apoyo del gobierno, pero en ese entonces todos los recursos estaban enfocados en apoyar doctorados.

Después de todo, ¿qué interés puede tener para el gobierno alguien que quiere hacer una maestría en diseño?

Al poco tiempo finalmente tuve la oportunidad de ir al viejo continente a especializarme en lo que tanto me apasionaba en ese entonces. Fue un gran sacrificio pues tuve que echar mano de los poco ahorros que tenía y me apoyé económicamente, y en gran medida, de mis padres durante todo ese tiempo.

No sé si les parezca familiar esta historia, si lo es, seguramente saben que fue lo que sucedió después. Regresé a casa motivado con todos los conceptos nuevos que había aprendido y con ganas de cambiar a las personas y a mi país, sin embargo nunca imaginé que al empezar nuevamente a trabajar la sensación sería la misma, seguía sin saber nada.

Todo lo que había aprendido eran conceptos teóricos que difícilmente se podían aplicar en países en vías de desarrollo o con economías emergentes y donde las problemáticas económicas, sociales y de mercado eran muy distintas a las de los países desarrollados.

Además me sentía neófito en temas y problemáticas que se viven diariamente en cualquier empresa, temas como la contabilidad, finanzas, administración, impuestos y temas fiscales, marketing y publicidad, ventas, liderazgo y manejo de equipos, leyes, reglamentos y normatividades, contratos, por mencionar solo algunos. No conocía proveedores y mucho menos el mercado y sus consumidores.

Es bien sabido que el modelo educativo que tenemos en la mayoría de nuestros países está más que obsoleto.

Seguimos utilizando el Modelo Prusiano de Educación, el cual prácticamente no ha cambiado en los últimos 120 años. Dicho modelo, que también se le llama Modelo Educativo de Fábrica, fue diseñado poco después de la Revolución Industrial con el objetivo de desarrollar empleados y trabajadores que llenaran las fábricas de ese entonces y que fueran eficientes desempeñando sus tareas específicas.

En el 2010, Arne Duncan, Secretario de Educación de EUA, dijo durante un comunicado de prensa:

“Nuestro sistema educativo se adhiere en gran medida al modelo educativo de fábrica de la era industrial. Hace un siglo, tal vez tenía sentido adoptar un sistema donde la mayor parte del tiempo se estuviese sentado para poder graduarse y que los maestros fuesen pagados en base a sus credenciales y a su edad. El modelo educativo de fábrica es el modelo equivocado para el siglo 21”.

Alvin Toffler ilustra muy bien la relación que existe entre el modelo educativo que actualmente utilizamos y la era industrial, en su libro Future Shock de 1970.

Toffler describe la educación masiva como la maquina más ingeniosa que se construyó durante la era industrial con el objetivo de producir el tipo de adultos que se necesitaba y se solucionó el gran problema de adaptar a las nuevas generaciones de niños a un mundo repetitivo, ruidoso, lleno de máquinas, en condiciones de hacinamiento y bajo una disciplina colectiva, un mundo en el que el tiempo ya no era regulado por el sol y la luna, sino por un gran reloj y el sonido de un silbato.

El modelo educativo era una simulación del mundo real al que se enfrentarían esos niños.

El evidente problema es que, hoy día, seguimos utilizando como base el mismo modelo educativo durante toda la educación primaria y hasta la universidad y posgrados, con ligeras variantes. Un modelo educativo, que como ya vimos, fue diseñado para producir empleados y no emprendedores.

Hace poco me invitaron a un desayuno a una de las escuelas de negocios más importantes de México, el IPADE.

Durante el desayuno presentaron dos de sus programas equivalentes a un MBA y explicaron su modelo de enseñanza. En el salón habían poco menos de 100 personas, todos jóvenes exitosos provenientes de las empresas más importantes del país o hijos de empresarios exitosos con miras a la próxima sucesión dentro del negocio familiar. ¿Quieren saber cuántos emprendedores habíamos? Uno.

Durante la presentación se expuso un caso de negocio tal como lo harían durante el programa de estudio con el objetivo de simular el tipo y metodología de enseñanza.

El caso se expuso utilizando el Método de Caso, que la Universidad de Harvard diseñó para su escuela de negocios en 1914. Posteriormente presentaron el programa de estudios que consistía en materias que iban desde ventas y marketing, pasando por administración, negocios y familia, entre otras, repartidas en 24 meses con una asistencia programada de dos medios días a la semana.

Me considero un buen empresario y un mejor emprendedor, actualmente tengo varias empresas exitosas en operación y constantemente busco la manera de siempre seguir aprendiendo y ampliando mis conocimientos.

Sin embargo, para mí fue un verdadero shock estar sentado y escuchar el programa de estudios de tan prestigiosa escuela de negocios. No me mal entiendan, respeto y reconozco que el IPADE cuenta con programas y profesores de altísima calidad con el objetivo de desarrollar altos ejecutivos o directivos de empresas, no obstante su programa de estudios, al igual que el del resto de los MBAs, no está enfocado a desarrollar empresarios emprendedores y te voy a explicar por qué:

Consume demasiado tiempo

El recurso más preciado de un emprendedor es su tiempo. Siempre estamos creando nuevas ideas de negocios, conectando con gente nueva, administrando varios negocios a la vez, emprendiendo nuevos retos, y todo esto mientras tratamos también de equilibrarlo con nuestra vida personal y familiar.

No podemos darnos el lujo de sentarnos durante dos años, o más en algunos casos, en un salón de clases tomando materias fraccionadas en varios módulos con periodicidad semestral.

Un MBA consume demasiado tiempo, lo que necesitamos son talleres específicos para desarrollar habilidades o un tema en particular y aplicarlo inmediatamente en nuestras empresas. Necesitamos cursos cortos y concisos que hablen sobre liderazgo, administración, marketing, productividad y eficiencia, sin marcos teóricos amplios y sin tanto “rollo”.

El ROI de un MBA es muy bajo

Un MBA en México te puede costar entre $20,000 USD y $70,000 USD, en Harvard cuesta más de $120,000 USD. No importa si es a través de una beca del gobierno, o de los ahorros tuyos y de tus padres, la tasa del ROI (Retorno sobre la Inversión) que seguramente obtendrás será bajísima.

“El costo total de la educación ha subido tanto que no está del todo claro si vale la pena el sacrificio de cargar con tantos gastos y prestamos con el objetivo de asegurar un posible mejor salario en el futuro”. Jeffrey Pfeffer, Profesor de Comportamiento Organizacional de la Escuela de Negocios de Stanford.

Un emprendedor tiene que sortear sus primeros años con pocos ingresos y reinvirtiendo el poco flujo de efectivo que tiene para hacer que si negocio despegue.

Resulta inviable agregar un pasivo adicional que no generará un retorno inmediato y que su beneficio se vuelve incierto en el corto y mediano plazo.

No te hará ganar más dinero

Si fueras un empleado probablemente ayudaría tu curriculum y te daría la oportunidad de obtener ofertas de trabajo más jugosas, sin embargo un emprendedor trabaja para sí mismo y no puede exigir una mayor remuneración más allá de lo que su negocio puede ofrecer.

Es más, muchas de las veces el emprendedor tiene que sacrificar su salario con el fin de mantener a flote su empresa durante los primeros años.

"Si obtener un MBA es algo que estás haciendo para ganar más dinero en lugar de hacerlo porque verdaderamente te interesa saber cómo funcionan los negocios, probablemente te decepcionarás” dijo Anne Ivey, Consejera y Ex rectora de Admisiones de la Universidad de Chicago.

 

No estoy diciendo que un MBA no es una buena opción, creo que son excelentes herramientas pero, al igual que la mayoría de los sistemas educativos y de enseñanza, no están diseñadas para los que queremos emprender nuestro propio negocio y prueba de ello es que cada vez hay más iniciativas de líderes de opinión y empresas privadas que están desarrollando e impulsando otros modelos de enseñanza enfocados al emprendedor.

Seth Godin, autor best seller en varias ocasiones, es uno de los ejemplos de líderes de opinión que, preocupados por el sistema de enseñanza incompatible para los emprendedores ha desarrollado un MBA alternativo titulado altMBA

Se trata de un taller intensivo de administración y liderazgo en un periodo de 4 semanas donde participan estudiantes de 27 países y tiene un costo de $3,000 USD.

Por otro lado y a un costo aún más bajo esta Darren Hardy, autor best seller y editor de la revista SUCCESS, quien ha desarrollado junto con su equipo de colaboradores una serie de entrenamientos enfocados a potenciar el emprendimiento y los resultados de las personas, a través de talleres intensivos en línea con una duración de 12 semanas.

Otro ejemplo de esto es el Entrepreneurship Business Diploma, presentado por el Entrepreneur Institute. Se trata de un diplomado especializado para emprendedores de alto rendimiento con una duración de 12 semanas y donde se revisan 9 módulos con temas desarrollados específicamente para emprendedores. Tiene un costo de $32,000 pesos.

Inclusive existe un movimiento en EUA que va todavía más allá y que están promoviendo que los jóvenes dejen sus carreras universitarias y se pongan directamente a emprender.

El principal impulsor de este movimiento es el fundador de Paypal, Peter Thiel. Su movimiento 20 under 20, busca incentivar año con año de manera económica a los 20 jóvenes más brillantes y menores de 20 años, a que dejen su carrera universitaria y desarrollen su propio proyecto de negocios.

Para mí esto ya se fue al otro extremo y estoy en completo desacuerdo, aunque hay que reconocer que algunos de los emprendedores más famosos nunca terminaron su carrera universitaria.

El más conocido es el fundador de Apple, Steve Jobs, nunca terminó la carrera universitaria, así mismo su socio fundador Steve Wozniak. Richard Branson, fundador del imperio Virgin, no solo nunca terminó la universidad sino que además tenía pobres resultados académicos.

Bill Gates y Paul Allen fundadores de Microsoft tampoco terminaron la universidad, Mark Zuckerberg fundador de Facebook tiene una historia similar, renunció a Harvard para perseguir su sueño.

Y muchos otros como Michael Dell, fundador de Dell Computers, Dean Kamen fundador de Segway, Amancio Ortega de Inditex, James Cameron, productor y director de Hollywood, Steve Madden, diseñador de zapatos de moda, Oprah Winfrey, ícono de los medios en EUA, Ralph Lauren, diseñador de moda, entre otros. Todos ellos no cuentan con estudios universitarios. Pero esto será tema de otro artículo.

Entonces, ¿cuándo es conveniente cursar un MBA? Tal vez sea esta la pregunta que te estás haciendo desde que comenzante a leer este artículo. Aquí la respuesta:

  • Cuando buscas ascender en la escalera corporativa de una empresa.
  • Cuando aspiras a ganar un mayor “sueldo” y mejorar tu currículum.
  • Cuando quieres tener una mejor perspectiva general acerca de los negocios y su funcionamiento.
  • Y por supuesto, cuando tienes el tiempo y $50,000 USD para invertirlo sin necesidad de recuperarlo relativamente pronto.

Conclusión

Entonces, ¿necesita un emprendedor un MBA? En mi opinión y con base en lo expuesto en este artículo, no.

Como dije anteriormente, reconozco que los MBAs son excelentes herramientas que ayudan a aumentar la productividad y conocimiento en los negocios, pero en pocas palabras, los MBAs están diseñados para empleados que quieren ascender la escalera corporativa de una empresa o quienes buscan mejores oportunidades de trabajo.

Los emprendedores necesitamos emprender, y mucho del éxito vendrá de lecciones aprendidas durante la operación de los mismos proyectos de negocio. Sin embargo, un buen líder emprendedor sabe que siempre hay que seguir aprendiendo y creciendo en conocimiento.

El punto es que el aprendizaje que necesitamos debe de ser intensivo, compacto, aplicable, conciso, específico, sin tantos rodeos y accesible económicamente.

Nuestro tiempo es limitado y tenemos que repartirlo entre nuestros negocios, nuestra familia y nuestro desarrollo personal.

Josh Kaufman, autor del libro The Personal MBA, dice:

“Si quieres ser un experto en el arte de hacer negocios, no necesitas ir a una escuela de negocios. Lo que si necesitas es aprender los fundamentos de la práctica moderna de hacer negocios".

  • Cómo tomar buenas decisiones de negocios.
  • Cómo maximizar tu productividad personal.
  • Cómo administrar la incertidumbre y la ambigüedad
  • Cómo conducir experimentos inteligentes para mejorar resultados.

Lo bueno es que ya hay muchas opciones para lograrlo, inclusive muchas no tiene costo o son muy accesibles, y por otro lado, finalmente muchas universidades ya están empezando a desarrollar más y mejores diplomados y cursos cortos como los que nosotros necesitamos.

No hay pretexto para no seguir aprendiendo e ir aumentando nuestro conocimiento en los negocios.

Busca en la página de tu universidad más cercana los cursos cortos que ofrecen, accede a los links que has visto en este artículo o entra a mi blog en lideremprendedor.com y envíame un correo con tus inquietudes acerca de este tema.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kathleen, Founder and CEO of Grayce & Co, a media and marketing consultancy, can help you develop a brand strategy, build marketing campaigns and learn how to balance work and life.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur