Emprendedores deportivos

5 claves de Luis Álvarez para hacer del tiempo tu mejor aliado

La historia de Luis es digna de contarse y de reconocerse también las maniobras que hace con las 24 horas del día. Además de ser un "hombre de hierro" también es un máster del tiempo.
  • ---Shares

Luis Álvarez es un triatleta y alpinista mexicano que tiene en su historial más de 130 competencias Ironman y siete de las montañas más altas del mundo, a las cuales se sumó el monte Everest en mayo de 2016.

Y aunque Luis dice estar satisfecho, tampoco está conforme con los logros deportivos que hasta el momento ha conseguido.

“Mi pasión por el deporte y el sueño de cumplir con mis metas siempre ha sido ese motor que me impulsa a seguir adelante. Yo me considero una persona ordinaria que ha logrado cosas extraordinarias”.

Y vaya que tiene razón.

Participar en las competencias Ironman no es fácil. En estos desafíos deportivos se nadan 3.8 kilómetros, se andan 180 en bicicleta y se corren 42 más en un solo día. Luis, hasta ahora, ha participado en 133 ediciones.

Más sorprendente aun es que en un año, por ejemplo, participó en 14 de estos retos físicos; cuatro de ellos en cuatro fines de semana seguidos en tres continentes diferentes. En otra ocasión participó en dos Ironman de países distintos en dos días consecutivos.

Sin embargo, Luis no es sólo un atleta. Su vida profesional es igual de extrema que los deportes que practica: ha trabajado por 35 años en la industria automotriz, con puestos ejecutivos y directivos y, por si fuera poco, su experiencia como empresario le ha permitido ser mentor de la red de emprendedores Endeavor.

Nada de lo anterior ha hecho que deje de lado su vida personal y social. Luis es padre de familia y, con todo, aún se da el tiempo para ayudar a personas invidentes luego de la más aterradora experiencia que le dejó el alpinismo: perder la vista de forma temporal al llegar al campamento C3 del Everest, ubicado a 8,300 metros de altura.

Pero ¿cómo le hace un hombre como Luis para conseguir tanto con las mismas 24 horas del día que todos disponemos?

Esa es la gran pregunta.

Y la gran respuesta es que Luis se considera un deportista “de hobbie”. A pesar de ello su secreto radica en cinco claves para optimizar el tiempo.

Encuentra el plan de negocio en todo lo que hagas

Luis asegura que desde que empezó a participar en las competencias de Ironman conoció lo que es hacer un business plan. “Para un Ironman te tienes que inscribir por lo menos un año antes, tienes que pensar en dónde es, qué ropa usar, dónde entrenar, considerar si es subida o bajada, medir tus tiempos y conocer tus entrenamientos. Eso es lo mismo que necesitas para un negocio a uno, tres, cinco o a 20 años”.

Esa estrategia, sin embargo, no la creó. Se dio sola, entre las competencias, el trabajo y los negocios –asegura-. Poco a poco su día se hizo más complicado, pero se dio cuenta de que lo podía hacer.

“No tienes que no hacer nada durante el ejercicio, piensas y resuelves problemas y mejor que en la oficina”.

Inversiones correctas

Para Luis el secreto está en buscar el bien para uno mismo y para los demás: “esa energía que gastes se convertirá en una inversión y se te regresa. Cada vez que mentoreo a un emprendedor, aprendo mucho. Entonces en vez de gastar en una capacitación, soy mentor, soy consejero y aprendo”.

Aconseja, además, no pensar en el ejercicio como una pérdida de tiempo, sino todo lo contrario, pues “te despierta, te activa y te relaja”.

Disciplina

“Hay veces que me tengo que levantar a las cuatro de la mañana y entrenar una, dos, tres o cuatro horas al día para estar en la oficina a las 8 de la mañana. Por la tarde me hago una segunda sesión de entrenamiento (50 minutos de natación, pesas o yoga) y los fines de semana entreno de ocho a diez horas”, dijo en entrevista para Entrepreneur.com.

Inteligencia

Para Luis es primordial ser inteligente con el uso del tiempo, por eso él no lo desperdicia en vacíos. Desayuna, come y cena en su escritorio y se mueve en motocicleta para no perder el tiempo en el tráfico.

Da lo mejor de ti

“Haz cosas extraordinarias, haz lo mejor que puedas de ti. Esa es la mejor forma de ser un líder. La gente te va a seguir porque demuestras con las acciones lo que vas a predicar”.

Así que la próxima vez que la frase “no se puede” cruce por tu cabeza, recuerda que cuando él participó por primera vez en una competencia no fue capaz de recorrer ni 5 kilómetros caminando, pero replanteó sus objetivos en ese momento y enfocó sus esfuerzos en lograr su cometido.

“Con el tiempo logré romper mis marcas hasta que realicé mi primer Ironman y desde ahí no he dejado de luchar para superarme, trazar nuevas metas y lograr lo que ninguna otra persona: participar en más de cien competencias y escalar las montañas más altas del mundo”.