Emprendedores

¿Puedo aprender a ser emprendedor?

Explota tus fortalezas y aprende herramientas para emprender (aunque no esté en tu ADN).
¿Puedo aprender a ser emprendedor?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Estoy convencido de que no hay curso ni libro en el mundo que pueda enseñarte a ser el Steve Jobs del área de negocios de tu preferencia. Y aunque puedes encontrar publicaciones y cursos que aseguran ayudarte a desarrollar el perfil ideal y completo de un emprendedor, nunca he conocido a uno que tenga ese perfil con todas y cada una de las características que supuestamente se requieren para ser emprendedor.

Entonces, ¿qué puedo hacer?

En lugar de tomar un curso o leer un libro que prometa revelarte los atributos que todo emprendedor exitoso debe de tener (que sí ayuda, pero no del todo), te sugiero que busques el mejor apoyo posible para identificar tus fortalezas personales y una guía para maximizarlas y explotarlas.

Seguramente conoces, personalmente o indirectamente, a muchos emprendedores exitosos, y aunque tal vez tengan rasgos en común, seguramente cada uno tendrá una personalidad, características y habilidades diferentes. En cada caso, sus fortalezas son la razón de su éxito. Probablemente te preguntes si no sería mejor eliminar tus debilidades o áreas de oportunidad para tener un mejor perfil junto con tus fortalezas…

Para crecer, ¿me enfoco en mis fortalezas, o en mis debilidades?

Gallup Organization ha realizado estudios con rigor científico sobre este tema, a lo largo de más de treinta años y en base a más de dos millones de entrevistas realizadas a nivel global a personas consideradas excelentes en su área laboral. Sus conclusiones han sido aprovechadas por muchas organizaciones logrando resultados extraordinarios, gracias a que han aceptado lo que Gallup describe como dos grandes errores:

  • Error 1: Creer que todos pueden aprender a ser competentes en todo.
  • Error 2: Suponer que el mayor espacio de crecimiento es el de las debilidades.

Y enfocándose en lo que Gallup concluye como dos grandes verdades, a partir de sus investigaciones:

  • Verdad 1: Los talentos son permanentes y únicos.
  • Verdad 2: El máximo potencial de crecimiento está en tus mayores fortalezas.

Algunos de los hallazgos de Gallup que respaldan estas dos verdades revelan que las organizaciones con gente que aplica sus fortalezas día a día en sus puestos de trabajo tienen mayor satisfacción de sus clientes (44%+), mayor productividad (38%+) y menor rotación de sus colaboradores (50%-), comparadas con las que tienen bajo índice de uso de las fortalezas.

Las personas que aplican sus fortalezas día a día en su trabajo están mucho más involucradas, comprometidas con lo que hacen y son más felices.

¿Y cómo identifico mis fortalezas?

Marcus Buckingham y Donald O. Clifton, coautores del libro Ahora, descubra sus fortalezas y directivos de Gallup, definen así una fortaleza:

  • Es el talento que tienes para lograr un desempeño consistente, casi perfecto, en una actividad.
  • Solo si te ves repitiendo esa actividad una y otra vez con alegría y éxito.

Tú puedes hacer un ejercicio de autoconocimiento identificando cuáles son esos talentos y fortalezas que te distinguen, y luego validarlos con la opinión de quienes te conocen mejor, como tus compañeros de trabajo, socios, amigos y familiares. También puedes buscar alguna herramienta profesional que te genere tu perfil. Las que ofrece el Centro Gallup para las Fortalezas son una buena opción.

¿Cómo enlazo mis fortalezas con mi emprendimiento?

Primero, elige un negocio en el que puedas agregar valor aplicando tus fortalezas todos los días. Segundo, busca socios y/o contrata personas que complementen tus fortalezas.

Tratar de lograr un perfil individual con fortalezas en todos los aspectos clave del emprendimiento no es muy razonable, pero formar un equipo que integre dichas fortalezas sí es viable y además un objetivo inteligente al emprender.

Si emprendes en solitario, considera seriamente hacer equipo, pero si no puedes hacerlo en esta etapa de tu proyecto, entonces busca consejeros o mentores que te apoyen en las áreas que tus fortalezas no cubren.

Un esquema básico de competencias que te conviene completar en tu equipo incluye estas cinco dimensiones o categorías:

1. Pensamiento creativo y estratégico

Talento para identificar oportunidades, generar ideas innovadoras y diseñar estrategias.

2. Relaciones personales y públicas

Talento para generar confianza, empatizar, desarrollar a la gente, crear fuertes conexiones y construir relaciones de largo plazo.

3. Influencia y desarrollo de personas

Talento para comunicar y convencer, dirigir equipos, motivar, maximizar el potencial de otros y capitalizarlo en ventajas competitivas.

4. Capacidad de ejecución y logro

Talento para convertir planes en logros consistentemente, organizando gente, y dando seguimiento a tareas con disciplina y enfoque.

5. Competencias técnicas

Talento para generar un producto u ofrecer un servicio en particular, logrando alguna ventaja competitiva sobre tus competidores.

Entonces, ¿ningún libro ni curso de emprendimiento sirve?

Te recomiendo seleccionar una opción que tenga un enfoque práctico y te enseñe metodologías, técnicas y herramientas de vanguardia que hayan probado ser efectivas al conducir proyectos de emprendimiento, y no una que te prometa desarrollarte todas las cualidades de un “súper-emprendedor”.

Con base en mi experiencia como emprendedor y formador de emprendedores, estas son las siete herramientas que más te pueden ayudar a emprender con éxito el arranque de tu negocio, adicionalmente a tus fortalezas:

  1. Pensamiento del diseño (Design Thinking).
  2. Diseño de la propuesta de valor.
  3. Emprendimiento esbelto (Lean Startup).
  4. Modelo de negocio.
  5. Prototipos y pretotipos.
  6. Experimentos de validación.
  7. Estimaciones financieras básicas para emprendedores.

En mi próximo artículo en Entrepreneur.com te diré por qué te conviene aprender a usar estas siete herramientas y te daré más detalles sobre ellas. Por ahora, ¡a identificar tus fortalezas!