Hide this Looking for English Content? Click here

Cómo detectar a un acosador laboral en 5 pasos

Mahatma Gandhi decía que lo más atroz de las cosas malas y de la gente mala es el silencio de la gente buena. ¡Descubre cómo animar a tus colaboradores para que denuncien al agresor!
Cómo detectar a un acosador laboral en 5 pasos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hay una regla de oro: “Trata a los demás como te gustaría que te tratarán a ti”. Quien practica el mobbing o acoso laboral ignora totalmente estas sabias palabras porque daña a una persona tratándola constantemente de manera hostil, intimidatoria, abusiva, ofensiva, humillante, indigna, denigrante y otras cosas parecidas.  

Toda esta violencia provoca graves problemas psicológicos en la víctima; e incluso tanto estrés podría desarrollar enfermedades como depresión o ansiedad y hasta decidir quitarse la vida. 

El mobbing o acoso laboral es un comportamiento vejatorio ejercido por un superior, un compañero de trabajo o entre un grupo de colegas.  ¿La razón? Celos profesionales, intereses personales, envidias, rivalidades, resentimientos, frustraciones, diferencias, discriminación y malas costumbres. 

Las caras de la maldad o estrategias del mobbing en el lugar de trabajo son variadas, entre ellas: difundir rumores falsos, sobrecarga de trabajo, control o supervisión en exceso, delegar tareas rutinarias, contradictorias, ambiguas, absurdas y con plazos inalcanzables; quitar responsabilidades o dejar al colaborador sin ninguna labor. 

Eso no es todo. Es gritar, insultar y humillar a alguien cuando está solo o en presencia de otros. Reiteradas amenazas de despido, burlas crueles, críticas, sarcasmos o comentarios negativos. Aislar, excluir o ignorar al afectado, castigar injustamente, arrebatar los éxitos profesionales y dárselos a otras personas, lanzar insinuaciones o proposiciones sexuales, etc., etc. 

Para detectar, corregir y prevenir el mobbing o acoso laboral, te presentamos cinco valiosos consejos de María Ampudia, consejera de Derechos Humanos del Senado de la República y Diego Landa, director corporativo de Recursos Humanos de ADO y presidente del Comité de Honor y Justicia. 

1. Crear conciencia en líderes, Recursos Humanos y colaboradores. Es necesario dar a conocer a toda la organización lo que es el mobbing o acoso laboral, cómo se produce, saber detectarlo y hacerle frente. Hay que realizar un programa de prevención de violencia; así como encuestas de clima laboral y entrevistas.

2. Hacer un código de ética y conducta. Dentro de los valores, el centro debe ser la persona. Este documento demuestra el compromiso por cuidar y mantener comportamientos profesionales, saludables y humanos. Tiene que ser entregado a cada miembro de la empresa para que lo firme.   

3. Tener un órgano externo de denuncia. Contrata a una empresa externa que reciba vía telefónica las quejas o denuncias. La gente se siente con más confianza para hablar cuando lo hace fuera de su lugar de trabajo. Lo más importante es convencer a las personas de que expongan su situación.

4. Formar un comité de honor y justicia. El externo sólo recibe la llamada y se va al comité. La investigación la realiza Recursos Humanos. Es indispensable escuchar ambas partes: al denunciante e infractor y hacer un expediente. Al final, una acción mala siempre quedará al descubierto.

5. Vivir en la empatía. Quien tiene la capacidad de ponerse en el lugar del otro puede llegar a saber lo que siente e incluso lo que está pensando. Si eres compasivo te haces solidario con el sufrimiento de los demás.

“La injusticia hecha a uno sólo es una amenaza dirigida a todos”, decía el pensador francés, Montesquieu. 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.