4 formas de ser independiente sin parecer un adulto aburrido

Los trabajadores independientes, las empresas pequeñas y startups o corporativos con otras formas de desempeñar sus funciones se están convirtiendo en el futuro.
4 formas de ser independiente sin parecer un adulto aburrido
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Por Liliana Estrada

¿Crecer? ¿Qué clase de trampa es ésa? Siempre nos imaginamos como superhéroes, bomberos o astronautas, en fin, de pequeños nos podrán pasar mil y un cosas en la cabeza sobre lo que queremos ser de grandes. Jamás nos imaginamos estar más de ocho horas en una oficina vestidos de traje, preocupándonos por llegar vivos al final de quincena o soportando a un jefe que se encarga de hacer cada día peor que el anterior.

“Para trabajar basta estar convencido de una cosa: de que trabajar es menos aburrido que divertirse”. – Charles Baudelaire

Si lo que comenta Baudelaire es cierto, trabajar debería representar un momento en la vida donde puedas disfrutar y no sufrir, que te levantes con ánimo de hacer lo que amas con mejor actitud cada día. No es imposible y actualmente vivimos en una generación donde los trabajadores independientes, las empresas pequeñas y startups o corporativos con otras formas de desempeñar sus funciones se están convirtiendo en el futuro.

Hay maneras de ser independiente sin caer en el cliché del adulto aburrido, fatigado y que odia su trabajo. Puedes hacerlo por tu cuenta y tener la imagen de una empresa consolidada que le dé la seriedad que necesitas sin estar encerrado en un mismo lugar.

1. Ten un asistente

El hecho de que seas independiente no es razón para mantener un desorden en lo que haces. Recuerda, todo tiene que ver con la imagen que tú le das al cliente; imagínate que eres un abogado en ascenso, se te acumulan los tiempos o los pendientes y no puedes perder ningún detalle. Un asistente te sería de gran ayuda para llevar tu agenda de todo lo que debes hacer.

2. Establece tu oficina

Hay nuevas y mejores opciones, algunas que puedes rentar eventualmente para atender clientes importantes.  Es crucial el momento para cerrar un nuevo trato que te impulse y te haga crecer, sobre todo el tener un domicilio donde puedan ubicarte, no a ti, sino a tu empresa o negocio.

3. Busca un lugar óptimo donde puedas trabajar

Recientemente han surgido sitios donde puedes trabajar compartiendo espacios sin despilfarrar dinero en una oficina costosa y que no siempre ocupas, sin embargo, tener un lugar establecido, aunque sea eventual, te dará una mayor estabilidad e imagen con tus socios o clientes. Además, puedes hacerlo sólo cuando lo necesites, por hora o por el tiempo que la necesites.

4. Haz tus juntas como se debe

Hay lugares donde puedes rentar salas de juntas equipadas en caso de que debas recibir a varias personas. Es lógico que, si eres independiente, tener oficinas grandes o una sala para una reunión suena imposible, pero puedes rentarla por un par de horas, con servicio de café y todas las facilidades para que el cliente no se pueda negar.

Ser un profesionista independiente, tener un pequeño corporativo o un startup no es impedimento para llevar tus negociaciones como todo un adulto, pero piénsalo, seguirás siendo autosuficiente y tendrás todo el tiempo para organizar tus cosas y llevar a cabo tus labores. Actualmente, hay un sinfín de posibilidades para formalizar un negocio sin tener que rentar una planta completa o tenerla ahí cuando no se utiliza como corresponde.

Así que ser un adulto no debe ser difícil, podrás llevar tus tiempo sin tener que rentar una oficina por todo un mes cuando sólo la utilizas algunos días en específico. Consolidar tu startup, empresa o proyecto independiente es más fácil gracias a estas nuevas herramientas que se adaptan a tus necesidades.

Versión original en Cultura Colectiva