My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Lo que tienes que aprender del chef Leonardo da Vinci

Porque sí sabías que además de ser pintor, también abrió un restaurante en el cual se ofrecieron los primeros platillos 'nouvelle cuisine', ¿no?
Lo que tienes que aprender del chef Leonardo da Vinci
Crédito: Depositphotos.com

Leonardo da Vinci nació el 15 de abril de 1452 y murió el 4 de mayo de 1519. El artista no sólo fue el autor de la obra más famosa de toda la historia de la humanidad hasta el momento (La Gioconda, o Mona Lisa para los de este lado del mundo). También fue ingeniero, biólogo, anatomista, artista, botánico, escritor, escultor, filósofo, inventor, músico, poeta y urbanista.

Otra cosa que pocos saben es que junto a uno de sus amigos (Boticelli) abrió un “restaurante” en el cual se ofrecieron los primeros platillos considerados nouvelle cuisine, rama de la cocina internacional que se basa en la presentación sencilla de los platillos, así como en la modificación de algunos insumos para “aligerar” su preparación.

También realizó innumerables experimentos en todos los planos profesionales, porque tenía una de las más prolíficas mentes. Por todo esto, personalmente lo encuentro como uno de los personajes clave de la historia. Y como tal, es que resalto la manera en que, como emprendedor, puedes utilizar su legado.

1. Innovó

Imagina al pintor hablando sobre disección de cadáveres y de aparatos que se elevan por el aire... en el siglo XV. Sus bocetos sobre el helicóptero, la anatomía humana o su preferencia para utilizar óleo en lugar de témperas a base de huevo (así como lo lees) lo catalogaron como uno de los locos más famosos de la historia.

Así como él, no desistas en tu idea. Aunque todos crean que es una locura o que no es factible realizarla, demuéstrales lo contratio.

2. Fue selectivo para terminar tus trabajos

Algunos historiadores afirman que da Vinci aceptaba todo tipo de proyectos, pero les advertía a sus contratistas la posibilidad de no terminarlos. Aún así, esperaban la culminación y –de cierta manera– confiaban en él, porque sabían que no apostaría la pérdida de su tiempo, el cual valoraba de sobremanera.

Tú también debes dedicarle el tiempo necesario a las actividades que creas vitales para tu empresa y no desgastar un segundo más en aquello que consideres irrelevante o que, por la naturaleza de tu negocio, interfiera en su desarrollo y crecimiento.

3. Nunca tomó en cuenta las críticas sobre su dislexia

Aunque en ese tiempo se creía que la dislexia era una rara enfermedad y por ello le segregaban de cierta manera, él lo tomaba como una causalidad positiva pues así tenía tiempo para crear sus inventos. Tomar siempre el lado positivo de las cosas te permitirá enfocarte en la esencia de tu negocio antes que pensar en lo malo que pudiera existir o suceder.

4. Su prolífica mente siempre buscaba el porqué de las cosas

No importaba dónde encontraría la respuesta. Buscaba en lo desconocido y usualmente lograba, de manera empírica, resolver las necesidades de sus clientes. Eso es algo que no debes olvidar a la hora de escuchar a tus clientes potenciales o actuales.

Sin duda, Leonardo da Vinci nos dejó varias lecciones y ejemplo de lo que el ser humano puede lograr. En primer lugar: no importa el tiempo o las circunstancias en que vivas, lo realmente valioso es lo que dejas al mundo. Dos: lo que tu mente puede construir es maravilloso, sobre todo si pones el corazón y la curiosidad del “¿qué pasaría si...?” antes de cualquier acción –por cotidiana que ésta sea– en tu vida.

Él mismo lo afirmaba cuando decía: “la simplicidad es la máxima sofisticación”. Por eso, este nuevo capítulo de tu vida, llamado 2017, empiézalo con claridad y con pasión, ya sea por medio de un negocio propio, desarrollando un modelo de franquicias o adquiriendo una de éstas.