Hide this Looking for English Content? Click here

Los musts de un emprendedor para este año (y siempre)

Y no, trabajar más no es uno de ellos.
Los musts de un emprendedor para este año (y siempre)
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como siempre, este momento de inicio de año, es una gran oportunidad para fijarnos metas de cosas que queremos hacer mejor de lo que las hicimos el año anterior.

Aunque parece clichés, el cambio de año siempre es un buen momento para evaluar donde estamos, y que tenemos que hacer para llegar más lejos. Es por eso, que aunque puede parecer absurdo hacer propósitos de año nuevo, yo creo que es importante darnos la oportunidad de fijar estos nuevos objetivos y trabajar para alcanzarlos en este nuevo periodo.

Como emprendedores, tenemos tantas cosas que queremos lograr, que a veces puede ser difícil escoger los objetivos más importantes, es por eso que aquí quiero compartirles algunos musts que todo emprendedor puede tener para este año (y siempre).

1. Aventarte el clavado. Obvio, si no me he decido para emprender, este tiene que ser el primer propósito. ¿Qué te está deteniendo? Cualquiera que sea la respuesta a esta pregunta, ponle fecha de caducidad, este año tiene que ser el tuyo, y no lo será si no das el primer paso.

2. Conocer mejor a tu cliente. ¿Cuánto tiempo le dedicaste el año pasado a conocer de verdad a tu cliente? No me refiero a ver las estadísticas de Facebook, o incluso a hacer encuestas por correo electrónico, ¿cuántas veces saliste a la calle y te dedicaste a tener una conversación a profundidad con tus clientes?

Las que hayan sido, no son suficientes y la clave para otorgar una buena solución es conocer bien a aquellos a los que la necesitan.

3. Saber más de tu equipo. Estás creciendo, ya no eres tú solo en la empresa, durante el año pasado, tuviste nuevas contrataciones, y poco a poco estás construyendo un equipo, ¡felicidades! La pregunta es ¿qué tan bien los conoces? Tu equipo está dejando ir otras oportunidades por estar contigo, te está entregando lo más valioso que tiene: su tiempo.

Si quieres que tu empresa trascienda, tienes que ir más allá de tener una buena relación en la oficina y de verdad entender sus motivaciones, sus dolores, e incluso las habilidades que tienen que quizá ni tenías ideas. Este año, invita a uno por uno a tomar un café y comienza con una pregunta muy simple: ¿cómo estás?

4. Aprender algo nuevo. Te has vuelto un experto en tu tema, llevas tanto tiempo dedicándote y pensando en tu área de expertise que sientes que ya la dominas, genial, pero ¿hace cuánto tiempo que aprendes algo nuevo? ¿Cuándo fue la última vez que no tomas una clase o lees un libro de algo de lo que no tienes ni idea?

El año nuevo es un momento genial para ponerte la meta de aprender algo diferente, incluso puede ser algo completamente ajeno a tu empresa, quizás es una habilidad diferente como lectura rápida, o tal vez sobre un líder histórico como Gandhi. Nunca sabes las lecciones que puedes aprender cuando sales de tu zona de comfort.

Este año, yo me he puesto la meta de aprender más sobre estos cuatro temas:

  1. Blockchain y Bitcoin.
  2. Winston Churchill.
  3. El conflicto entre Israel y Palestina.
  4. Google for Entrepreneurs.

¿Cuáles son las cosas nuevas que tú quieres aprender? Me encantaría conocerlas.

5. Intentar algo diferente. En tu empresa se han vuelto expertos en su producto o su servicio, sus clientes están felices, incluso estás generando impacto social. A finales del año pasado finalmente te sentiste como que estabas en un buen momento ¿cierto? 

Excelente, este es el momento de empezar a buscar nuevas ideas, ¿de qué forma vas a innovar este año? Quizás expandes tu oferta a los mismos clientes, o quizá llegas a un nuevo segmento, o quizá tienes que reinventar completamente tu oferta, recuerda que si no nos reinventamos constantemente, podemos volvernos obsoletos.

6. Organizarte mejor. Tuviste un gran año, has estado creciendo y creando muchas cosas nuevas, pero la verdad, eres un poco un caos.

Aprovecha este inicio para organizar las cosas mejor, quizá son tus carpetas en la compu (¿cuantas carpetas de “escrito” o “documentos varios” tienes por ahí escondidas?), o quizás es finalmente bajar a papel ese proceso que has estado replicando varias veces desde tu cabeza. Cualquier que sea tu versión del “clóset de Mónica”, este es tu momento para ordenarlo y empezar el año con cuenta limpia.

7. Leer más. Este ha sido uno de mis propósitos por aaaaaaños, y siempre al parecer me había quedado corto, sin embargo en 2016 finalmente logré duplicar el número de libros que leí el año anterior.

Venía leyendo 4 libros en promedio (ya se es muy bajo), pero el año pasado finalmente subí a 8, así que estoy muy contento. Este año mi meta son 12 libros (uno al mes), de verdad creo que hay cosas que simplemente no podemos aprender si no nos clavamos en un buen libro, así que si quieres seguir creciendo como emprendedor, desempolva ese libro que está acumulando polvo en las repisas de tu casa desde hace un par de años, su momento ha llegado.

Tip: algo que me ha ayudado mucho a aumentar mi tiempo de lectura fue mi Kindle, ya sé ya sé, no es lo mismo que leer de un libro clásico, pero seamos realistas, no estaba leyendo de todas maneras.

Ahora incluso estoy probando algo nuevo, los “audiolibros” de Audible, estos no los cuento en mi meta de 12, pero si es una buena forma para atacar esos libros a los que nomás no llegas.
Estoy empezando un experimento nuevo, un “Club de Lectura Emprendedor”, si quieres sumarte, puedes hacerlo en este link.

8. Salte más temprano de la oficina. Yo lo sé, amas tu trabajo, de hecho, ni si quiera lo ves como trabajo (créeme, te entiendo), entonces no te molesta estar saliendo a las 10pm de la oficina tres cuatro o hasta cinco veces a la semana, es más, eres muy afortunado por que de verdad encontraste un lugar donde tu trabajo es tu pasión.

De verdad esto está increíble, pero recuerda que el costo de estar encerrado en la oficina puede ser dejar ir oportunidades que no encontrarás a menos de que salgas, tal vez esto significa tiempo con tu pareja, tomar una clase nueva (ver punto 4), leer más (ver punto 6), o quizá simplemente es ver esa serie que habías dejado en tu lista de deseos de Netflix, cualquier cosa que sea, piensa en los beneficios que esto tiene:

1. estar más relajado mejorará tu productividad y 2. nunca sabes de donde podrá llegarte la inspiración para la siguiente idea genial. Quizá sea John Snow, Moby Dick o Winston Churchill quien te ayude a resolver ese gran problema que dejaste en la oficina a las 7pm.

9. Toma más vacaciones. ¿Sabías que México es el país que más días trabajamos al año según la OCDE? La semana pasada estuve en las oficinas de Socialab en Chile, donde descubrí que durante el verano, todos en la oficina trabajan desde casa los viernes y terminan más temprano.

En un principio esto me pareció muy raro, pero cuando recordé las cifras de los días trabajados al año y vi como todo el equipo de Chile estaba más relajado y contento, me di cuenta que era momento para preparar ese viajecito a la playa que dejé pendiente el año pasado.

De nuevo, parece contraintuitivo, como emprendedor amas lo que haces y estás dispuesto a sacrificar vacaciones ¿cierto? Recuerda que a la larga el costo de no descansar lo necesario va a afectar tus resultados y además, nunca sabes donde puede llegar la inspiración, quizá tu próxima gran idea puede llegarte mientras respiras aire fresco subiendo el Izta, o mientras te tomas una piña colada en la playa.

10.  ¡Rómpela! Seamos honestos, no estamos emprendiendo para ver “cómo nos va”, queremos comernos el mundo, y si somos emprendedores sociales, cambiarlo. Así que 2017 es tu año, aprovéchalo, da el 110%, aviéntate, toma riesgos, deja la camiseta en la cancha.

El sudor y la sangre son la mejor bebida energética para los emprendedores, el mundo está lleno de personas que hacen las cosas a medias y lo que realmente necesitamos es gente que esté dispuesta a rompérsela para cambiar las cosas, si no, mejor ni lo intentes.

Este año nuevo está lleno de posibilidades, así que que esperas ¡vamos a darle con todo!

¿Cuáles son tus propósitos? Me encantaría conocerlos.