Por esto explotaban los teléfonos de Samsung

El gigante surcororeano tuvo que retirar del mercado el 96% de sus teléfonos Galaxy Note 7 por un fallo. Aquí te contamos los detalles.
Entrepreneur Staff

En un mercado de negocios, como lo es la tecnología, innovar se vuelve un reto cada vez mayor. En un intento por ofrecer nuevos, mejores y diferentes productos, las empresas han perdido mucho dinero.

Es el caso de Samsung, que después de que el año pasado retirara millones de Galaxy Note 7 por un fallo en las baterías que provocaron la combustión de los equipos, y no en el software como se había pensado al inicio, el fabricante surcoreano dio a conocer las causas. Aquí te las contamos.

Para encontrar qué provocó que los dispositivos fallaran, investigadores e ingenieros, internos y externos a la empresa, realizaron diversas pruebas.

Los expertos encontraron dos errores en la fabricación y diseño de las baterías que produjeron el corto circuito del aparato que posteriormente llevó al sobrecaliento y a la combustión del mismo.

El primero fue hallado en el diseño de las baterías de los teléfonos móviles que salieron a la venta el 19 de agosto. El fallo se produjo en la esquina superior derecha la cual causó deformaciones, generando un cortocircuito que llevó al sobrecalentamiento y éste a su vez al incendio del aparato.

Con este primer reporte de fallas la empresa surcoreana comenzó a retirar los dispositivos del mercado y a fabricar reemplazos para las baterías, pero el acelerado proceso provocó un nuevo error: un defecto en la soldadura que, como la anterior, hizo cortocircuito y sobrecalentamiento del dispositivo.

A pesar de que el modelo Note 7 contaba con el mismo tamaño de batería que aparatos anteriores, tenía una nueva capacidad de carga la cual requería de nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Samsung reconoce su responsabilidad y ofrece disculpas a los usuarios.

Lo anterior significó grandes pérdidas para la empresa pero principalmente la credibilidad de sus clientes.

En la actualidad, el gigante ha retirado 96% de los teléfonos en todo el mundo. Samsung nos dio una gran lección que debemos aprender: querer reinventarse a una velocidad cada vez mayor puede ocasionar grandes errores.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue