My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

¿Cómo puedo medir la felicidad de mis colaboradores?

Monitorear el nivel de bienestar de los colaboradores es fundamental en cualquier organización que quiera crecer y trascender.
¿Cómo puedo medir la felicidad de mis colaboradores?
Crédito: Depositphotos.com

Seguramente ya no necesito convencerte sobre importancia invertir en el nivel de felicidad de los colaboradores. Sin embargo, me gustaría reforzar que además del orgullo que representa para nosotros como empresarios el impulsar el bienestar de nuestros colaboradores, está comprobado que es un factor fundamental para mejorar el rendimiento de tu empresa, debido a que el estado de ánimo repercute en el desempeño y compromiso, es decir, en la productividad de nuestros colaboradores.

La investigación realizada por Hay Group demuestra que es 50% más probable que las personas comprometidas con su trabajo superen las expectativas que aquellas que no lo están. Así mismo, las empresas con mayor cantidad de empleados comprometidos superan a aquellas con empleados mayormente no comprometidos, lo cual se ve reflejado en rotación, rentabilidad y satisfacción de los clientes.

Por esta y otras investigaciones, es fundamental que si deseas obtener un trabajo eficiente y de calidad por parte de los empleados, tendrás que agregar una nueva prioridad en tu estrategia, el bienestar de los mismos.

Yo soy fan y promotora de impulsar el bienestar de los colaboradores porque desde la realidad de mi negocio he podido comprobar cómo una persona que está contenta en la empresa, es más comprometida, sana, productiva y cooperativa que una que no lo es; pero también soy una apasionada de las métricas, ya sabes lo que dicen, lo que no se mide no se puede controlar ni mejorar. A continuación, te presento algunas ideas para medir la felicidad en tu empresa.

Ideas para medir el nivel de bienestar

  1. Realizar encuestas a través de módulos con un dispositivo de registro (tablets por ejemplo) colocados en lugares con mucho tráfico de personal, para que los colaboradores contesten un par de preguntas muy sencillas, con 4 diferentes opciones de respuesta expresadas con caritas de humor o bien con texto y color, para que seleccionen la que mejor represente su estado de ánimo, (“Muy feliz”, “Satisfecho”, “Normal”, “Molesto, frustrado o triste”).

También puedes colocar estos dispositivos en lugares estratégicos para que con un solo click, los colaboradores puedan decir qué tan eficiente, productivo, estresante o feliz fue su día; o para medir la limpieza, ambiente, ruido de un lugar o el trato de un departamento, etc.

2. Realizar una encuesta en línea que se pueda enviar a todos los colaboradores por mail o por Whatsapp, utilizando herramientas muy sencillas y baratas como Survey Monkey o Google Docs. Esta encuesta puede contener más preguntas de opción múltiple y una abierta para conocer porqué fue un día bueno o malo.

3. Cubetas y pelotas: En un artículo que leí relataban como una empresa utilizaba cubetas y pelotas para medir el nivel de felicidad. Al final del día, en la puerta de salida, los colaboradores ponían la pelota en la cubeta correspondiente a su estado de ánimo. Si tienes muchos colaboradores puedes hacerlo con cubetas y canicas.

Con las encuestas en línea puedes tener al momento el nivel de felicidad y aplicar medidas inmediatas dependiendo de la situación, o bien contar con un tablero a la vista de todos o un “termómetro de felicidad” en donde todos puedan ver cómo se sienten.

Preguntas que puedes realizar

  1. ¿Cómo te sentías al llegar a trabajar?
  2. ¿Cómo te sientes en este momento? o ¿En qué estado de ánimo estás ahora que sales del trabajo?
  3. ¿Qué tanto disfrutaste tu trabajo hoy? o ¿Qué tan contento y orgulloso te sientes del trabajo que realizaste hoy?
  4. ¿Qué tan feliz eres?

Dependiendo del tamaño de tu organización, puedes medir la felicidad cada mes o trimestre y hasta considerar medirla diariamente. Incluso sería muy interesante medir el impacto que dos días muy diferentes tienen en el bienestar del colaborador, comparando un día en que se tuvo una situación difícil en la organización y todos tuvieron exceso de trabajo, conflictos entre equipos y salieron tarde; contra un día que todo fluyó normal o contra un día muy complicado pero que les invitaste pizzas o helados a todos.

Es indispensable que antes de comenzar a realizar acciones establezcas una base de partida que te diga el nivel actual de bienestar, después realiza 1 o 2 acciones máximo que consideres que pueden impactar positivamente y vuelve a medir, así hasta lograr el objetivo. Es importante continuar monitoreando los avances.

Sigue invirtiendo en formas de medir e incrementar el bienestar de tus colaboradores recordando que tu responsabilidad es crear herramientas, hábitos y procesos de trabajo que les permita crecer y sentirse bien para dar lo mejor que tienen.