Hide this Looking for English Content? Click here

Multitask y otros 3 errores que te impiden ser productivo

Consciente o inconscientemente puedes estar haciendo cosas que te impiden rendir eficientemente. Aquí te los dejamos para que no los sigas cometiendo.
Multitask y otros 3 errores que te impiden ser productivo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Estudiantes, trabajadores, amas de casa, emprendedores, freelancers, todos buscan la manera de aprovechar el tiempo y ser más productivos, sin embargo, la mayoría tiende a cometer errores que impiden rendir en tus actividades diarias.

No se trata de aumentarle horas al día, hacer más cortas las distancias, disminuir las actividades y tiempos destinadas a las áreas familiares, personales, académicas o laborales. El problema es que, consciente o inconscientemente, puedes estar haciendo cosas que te traen como consecuencia el autosabotaje. Es momento de decir basta y conocer los 4 principales errores que debes evitar para ser más productivo.

1.    Hacer muchas cosas a la vez

Hay momentos en los que, debido a la carga de trabajo, con muchas actividades por hacer, quieres hacer todo al mismo tiempo para “ir avanzando”. Pese a lo que creas, el hacer muchas actividades al mismo tiempo lo único que ocasiona es que empieces todo sin acabar nada. Aún cuando muchas personas desarrollan la habilidad de hacer muchas cosas al mismo tiempo, escuchar música mientras realiza tareas, o platicar alternándolo con el trabajo, hacer dos trabajos a la vez es un grave error que provoca improductividad.

Lo ideal siempre es empezar una actividad, continuarla hasta acabarla y comenzar la siguiente actividad. Hacer una cosa a la vez te permitirá aprovechar tu tiempo y potencial, otorgando espacios y tiempo a cada una. Es preferible hacer una lista priorizando actividades, ya sea por el tiempo que se necesita invertir en ellas, las fechas de entrega o empezar por las de mayor importancia.

2.    Dejar todo para el último momento

¿Consideras que eres de las personas que son más productivas trabajando bajo presión? Tal vez la frase: “yo trabajo mejor cuando siento la adrenalina del tiempo encima”, ¡no te engañes! Dejar todo para el último momento, día u hora, lo único que provoca es que te presiones y hagas todo con prisa.

Establece tus tiempos y momentos para cada actividad. Así planificarás el tiempo que te pueda tomar hacer cada una. Es importante tomar en cuenta espacios poder descansar, comer, distraerte y realizar rutinas personales, como actividad física o higiene personal.

3.    No establecer plazos

Cuando tienes muchas actividades por hacer, sino administras tus tiempos, la improductividad aparece. Puedes darle demasiado tiempo a un proyecto que no lo requería y acortar lo que tenías destinado para un trabajo más largo.

Es mejor determinar plazos para hacer los deberes pendientes. Además de ayudarte a ser más productivo, te permitirá ser disciplinado. Es importante que respetes los plazos que te pones, de lo contrario, volverías al error que te impide ser productivo.

4.   Distraerte con todo

Las redes sociales, la televisión, el teléfono celular, incluso el ambiente en el que estás realizando tus tareas escolares o laborales pueden distraerte. Cuando trabajas en casa, es muy grande la tentación de ocuparte de otras cosas, como ordenar tu espacio, hacer otros deberes del hogar, pensar en lo que te falta por comprar, los recibos por pagar, etc.

Lo ideal es evitar tentaciones. Desconecta tu celular de las redes sociales, si estás trabajando en la computadora evitar abrirlas. Puedes tomarte tiempo para revisarlas, pero que sea por lapsos cortos. Por ejemplo, 5 minutos por cada hora trabajando. Es mejor trabajar en un espacio donde puedas sentirte cómodo, pero no tan confortable. Una cafetería o biblioteca son buenas opciones, procura elegir aquellas que no tengan elementos decorativos que puedan distraer tu vista y mente.

Si lo que necesitas es mejorar tu concentración para evitar distraerte, lo ideal es buscar técnicas de estudios que te ayuden a perfeccionar tu atención.

Es importante que aprendas a conocerte. Determina los momentos del día, lugar y momentos en los que tu productividad aumenta. Encuentra aquellos momentos en los que, por más que te esfuerces, no logras concentrarte y cometes todos los errores ya mencionados.

Sobre todo confía en ti, en tus capacidades y habilidades, reconoce en ti tu potencial creador y productivo.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.