Hide this Looking for English Content? Click here

Piscinas ecológicas

Piscinas ecológicas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
 

¿Por qué?

El grado de concienciación entre los consumidores sobre el cambio climático es cada vez más alto, y por ello valoran todo lo que apunte a disminuir los daños en el planeta. Además, hay muchos productos que encaminados hacia este objetivo también generan otra gran ventaja: el ahorro. Las piscinas ecológicas ofrecen esa sustentabilidad ecológica y económica tan apreciada.

Se tratan de un modelo de piscinas que respetan el medio ambiente y nuestro organismo por su nula presencia de agentes contaminantes. Naturalidad es un concepto que fluye en sus aguas, pues se sirven principalmente de algas para mantenerse limpias. Es una cualidad que, además, seduce a muchas personas que gustan de la vida natural.

Por otra parte, como no necesitan de productos químicos para su mantenimiento, multiplican sus beneficios para el consumidor, al evitar molestias oculares, no dañar el cabello y menos las prendas de baño, y tampoco dejan el típico olor a cloro en el cuerpo o ropas.

Representan un ahorro para todos, constructores y consumidores. Menos gasto en maquinaria, reparaciones, productos químicos, personal para mantenimiento, y la propia agua que la nutre.

Por todos estos factores, su construcción ya es toda una tendencia de mercado en Europa. Incluso, en países como Alemania, Inglaterra o Austria, donde se llevan construyendo este tipo de piscinas por más de una década.

¿Cómo?
Para diseñar y construir este tipo de piletas debes saber que la magia de una piscina natural está en que todo el proceso imita la regeneración que tiene el agua en un curso natural, igual que un río. ¿Cómo? Las algas son su herramienta maestra.

Por lo tanto debes investigar mucho sobre el funcionamiento, uso y cualidades de estas plantas. Por ejemplo, es vital que sepas que hay muchas que no soportan el movimiento del agua, y por eso deben estar separadas de la zona de baño.

La zona más importante de una piscina ecológica es la zona de purificación. Si está separada en un estanque adyacente se deberá generar un movimiento de caudal, para que el agua pase de la zona de baños a la de regeneración, volviendo a pasar una vez que esté limpia.

Antes de la instalación de la piscina deberás encargarte también de realizar un detallado estudio de las condiciones del lugar en que será diseñada. Fíjate especialmente en las características climatológicas, el tipo de filtración y decantación, las plantas acuáticas depuradoras y oxigenantes que se deben instalar y si conviene o no, colocar peces y ranas en la zona de depuración.

Por último, es importante que sepas que el tamaño mínimo para una piscina de este tipo es de 40 metros cuadrados, de los cuales, la mitad estará dedicada al proceso de regeneración.

Ejemplo de éxito:

En España:
Piscinas Ecológicas
http://www.piscinasecologicas.com/