My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

La startup mexicana que conquistó a Google

Los hermanos Joel e Isaac Phillips crearon Pig.gi, una startup que ofrece internet móvil a los millennials a cambio de ver publicidad.
La startup mexicana que conquistó a Google
Crédito: Cortesía

Los hermanos Joel e Isaac Phillips siempre habían querido ser emprendedores. Pero antes de Pig.gi, en 2015, no habían tenido la oportunidad de dedicarse solamente a su propia empresa. Trabajaban en proyectos cortos en distintas compañías hasta que se dieron cuenta de que “para crear un startup hay que dedicar 150% del tiempo”, apunta Joel.

Mientras residían en Nueva York, Isaac y Joel descubrieron que la conectividad móvil era un mito, sobre todo en mercados emergentes como México y otros países de América Latina. Así que pensaron: ¿por qué no patrocinar el internet móvil con publicidad?, tal como las marcas pagan el tiempo al aire de la televisión abierta o las transmisiones de radio.

Entonces, en 2015 nació el concepto de Pig.gi, una startup que ayuda al usuario final a ahorrar el costo de conectividad móvil; de ahí surgió el nombre, de piggy bank, que significa alcancía en inglés. Sin embargo, la plataforma fue lanzada hasta junio de 2016 en México y al final de ese año llegó a Colombia con inversión semilla de Ernesto y Diego Vargas, de la firma VARIV Capital.

“Pig.gi es conectividad móvil patrocinada por marcas. Conectamos marcas a consumidores, y conectamos personas al internet. Es una app con la que ganas Pig.gi monedas por ver contenidos en tu pantalla de bloqueo, por contestar quizzes o por descargar otras apps”, explica Isaac.

Las Pig.gi monedas no sólo se canjean por tiempo aire de cualquier operador móvil, sino también por otros premios como tarjetas de regalo y boletos del cine. Es así como las marcas pueden llevar sus mensajes a los millennials y a los centennials, que ya no se enganchan fácilmente con los medios tradicionales.

Este modelo de negocio llamó la atención de Google, que cada año reúne a un diverso grupo de startups de Norteamérica y los lleva a Silicon Valley a exhibir su innovadora tecnología y a conocer inversionistas y mentores durante el Google Demo Day, que tiene el objetivo de facilitar el acceso a capital.

El pasado 8 de junio, Pig.gi fue la única representante mexicana por parte de la alianza de Google Entrepreneurs con el tech hub Centraal.

Adiós “caza-wifis”

En el último año, el número de megabytes (MB) navegados en internet móvil en México aumentó 69.3% para llegar a los 528 MB consumidos, de acuerdo con la Competitive Intelligence Unit (CIU).

Sin embargo, dice Joel, la conectividad móvil no es alcanzable para muchos mexicanos, por lo que se convierten en 'caza-wifis' para conservar su saldo.

“El problema es que la conectividad móvil es cara. El 40% con menos recursos en México gasta 17% de su ingreso en conectividad. Mientras que el 20% con más recursos, sólo gasta el 2%”, ahonda el emprendedor.

No obstante, pese al costo, el mercado de telecomunicaciones móviles sigue creciendo en el país. Al primer trimestre del 2017 existen 112.4 millones de líneas, 3.2% más que el año anterior, según datos de CIU.

La brecha también representa un problema para que las marcas se comuniquen con sus consumidores porque no están siempre conectados. Fue ahí donde encontraron la oportunidad de negocio los emprendedores originarios de Colorado, Estados Unidos.

“Las marcas buscan aumentar su alcance y llegar a jóvenes (que son mobile-first y mobile-only), pero muchos anuncios en apps son molestos y no ofrecen ningún valor al usuario final”, comparte Isaac.

Con Pig.gi las personas se mantienen informadas y conectadas, además, en la app se pueden encontrar noticias, artículos, promociones y descuentos, presumen los startuperos. Sus clientes en México son principalmente de consumo masivo, como Coca-Cola, Amazon.com.mx y los bancos más grandes y, en Colombia, SCA y Dish, entre otros.

Los hermanos Phillips cobran a las marcas por CPM (Costo por millar) y CPA (Costo por acción), modelos que las marcas ya conocen. La diferencia, aclara Isaac, es que “nosotros pasamos la mayoría del valor a nuestros usuarios en forma de recargas y otras recompensas como boletos de cine, tarjetas de Netflix y más”.

Modelo escalable

Joel e Isaac conocen su mercado y han sabido complementar su know-how. Antes de dedicarse a Pig.gi, Joel estudió economía en Columbia University e Isaac estudió finanzas y trabajó para compañías de telecomunicaciones en México y en Hong Kong, China.

Ambos crearon esta startup con la convicción de que el internet mejora las vidas. En un año han logrado más de 850,000 descargas en México y Colombia.

Y es que, en México, el 82.6% (92.9 millones) de líneas móviles corresponden a prepago, indica la CIU. Una realidad que se replica en el resto de América Latina, pues según las estimaciones de los emprendedores, “el 80% de los teléfonos en América Latina son de prepago y requieren saldo de tiempo aire para conectar, entonces el mercado es enorme”.

En 2016, los hermanos participaron en The Bridge by Coca Cola, una aceleradora comercial patrocinada por The Coca Cola Company, FEMSA, y Arca Continental. Eso impulsó su camino como emprendedores.

En su primer año, Pig.gi ha levantado más de un millón de dólares de grupos de capital privado e inversionistas ángeles de México, Colombia, y Estados Unidos.

El futuro se vislumbra prometedor, pues con la finalidad de brindar un mejor servicio a las marcas y conectarlas con sus consumidores en el momento correcto, con el mensaje adecuado, los hermanos están invirtiendo en big data.

Recientemente firmaron un acuerdo comercial con Cambridge Analytica, una de las compañías más reconocidas de big data en el mundo que segmenta a los públicos por datos psicográficos, los cuales identifican los comportamientos de compra más allá de las características demográficas.

Pronto, los hermanos Phillips quieren llevar Pig.gi a más países para continuar con su labor de conectar a miles de personas a internet.