Hide this Looking for English Content? Click here
Promoted Content

La cruda realidad de las franquicias

Esta experiencia me ayudó a percatarme de que aún existen un sin fin de ideas bastante alejadas de la realidad sobre todo lo que implica tener una franquicia.
La cruda realidad de las franquicias
Crédito: shutterstock
  • ---Shares

Blanca Hernández

 

Recientemente, en un curso de capacitación y formación de franquicias, me topé con una cruda realidad que creo necesario compartir. Estos programas están diseñados para franquiciantes que desean mejorar sus prácticas, emprendedores curiosos con ganas de seguir creciendo y consultores que quieren ampliar sus conocimientos. Es por ello que resulta sencillo suponer que quienes participan cuentan con cierto nivel de conocimientos respecto al tema. Sin embargo, esta experiencia me ayudó a percatarme de que aún existen un sin fin de ideas bastante alejadas de la realidad sobre todo lo que implica tener una franquicia. 

 

Como consultora, considero necesario despejar mitos y citar la cruda verdad que muy pocos se atreven a decir. Mi idea no es espantarte, ni que salgas corriendo para no invertir; al contrario, mi objetivo es aterrizarte y ¿por qué no? encaminarte a un campo de inversión como las franquicias.

Lo primero que debemos tener claro es que invertir en una franquicia requiere de mucho trabajo y, al igual que en todo negocio, existe un factor de riesgo. Sin embargo,  al ser un negocio probado, rentable y estandarizado, éste disminuye, es por ello que no hay porqué espantarnos. Es normal, la gente prefiere evitar los riesgos, aunque los inversionistas exitosos piensan en éstos como oportunidades y no como amenazas. La franquicia representa entonces una oportunidad de negocio aún poco explorada en muchas partes de nuestro país y, en efecto, es el modelo de crecimiento y expansión más exitoso en los últimos  años alrededor del mundo.

No obstante, para que sea exitoso se requiere de esfuerzo, tiempo y supervisión. No es una solución mágica, implica mucho compromiso pero, sobre todo, dedicación tanto del  franquiciante y como del franquiciador.

Tener una  franquicia no es una moda, no es un negocio que venda por sí solo o con cero riesgos y, en general, no es un negocio para todos. Sin embargo, sí es el modelo de crecimiento más exitoso que tenemos en la actualidad e, incluso, puede ser el mejor inicio profesional de autoempleo que podrías tener, sólo es cuestión de que te animes, elimines esos miedos a emprender y busques  la opción que más te convenga.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.