Hide this Looking for English Content? Click here

Qué puedes aprender del despido de la voz de la Rana René

La salida del actor que dio vida al batracio de peluche por 27 años demuestra que aún cuando estás en tu mejor momento debes trabajar en EQUIPO.
Qué puedes aprender del despido de la voz de la Rana René
Crédito: Cindy Ord | Getty Images
  • ---Shares

La semana pasada Steve Whitmire, el actor y muppetero que dio vida a la Rana René en Estados Unidos desde la muerte de su creador Jim Henson en 1999, fue despedido luego de 27 años en el puesto.

En una publicación en su blog,  Whitmire escribió que en octubre de 2016 le avisaron que el papel iba a tener a otros actores. “Este ha sido mi trabajo desde los 19 años. Siento que estoy en mi mejor momento y quiero que todos aquellos que aman a los  Muppets sepan que nunca consideré abandonar a René o a otros personajes porque hacerlo implicaba dejar de cumplir con la tarea que me encomendó Jim Henson, mi amigo, mi mentor, peor más que nada, mi héroe”.

Siguió diciendo que ofreció “múltiples alternativas” a los ejecutivos de Muppets Studio  quienes se quejaron de cosas “que nunca antes habían sido mencionadas”. Whitmire describió sentirse “devastado” por no poder cumplir con lo prometido a Henson.

El actor dijo creer que su continuo trabajo en los Muppets “era lo mejor para los personajes y la marca”.

Pero ahora Disney, que es dueña de los Muppets desde 2004,  y los hijos de Henson, Lisa y Brian, han publicado su lado de la historia. Ambas partes aseveran que tuvieron conflictos con el actor sobre la visión creativa del personaje y en negociaciones económicas.

“Jugaba su papel de manera muy agresivamente en las negociaciones”, dijo Lisa Henson a The New York Times quien también es presidente de la Jim Henson Company.

 Al hablar con The Times, Brian Henson dijo que Whitmire “mandaba correos electrónicos atacando a todos, escritores y directores”. Según Brian, Whitmire no quería tener un actor suplente y no trabajaba con actores más jóvenes que pudieran potencialmente tomar el papel de la Rana René.

“Para los trabajadores de cualquier clase, esta historia muestra la sorpresiva relación entre ‘las figuras sagradas’ y las actitudes tóxicas”.

En 2015 un estudio de Harvard encontró que algunas de las cualidades de los empleados de mayor rendimiento pueden convertirlos también en miembros tóxicos de un equipo. Los empleados que son despedidos debido a conductas tóxicas son a menudo más seguros, más confianza y también trabajan más rápidamente y son más productivos - en términos de cantidad, no calidad - que los trabajadores que no son despedidos por esa razón.

Pero tener un miembro del equipo tóxico puede ser emocional y financieramente malo, especialmente cuando se tienen que reemplazar a las personas que se pueden perder como resultado del efecto de una manzana mala.

"El costo total estimado es de US$12,489 y no incluye otros costos potenciales, como litigios, sanciones regulatorias y reducción de la moral de los empleados", escribieron los investigadores Michael Housman y Dylan Minor. "También no se incluyen los costos secundarios de la rotación que provienen de la curva de aprendizaje de un nuevo trabajador: un tiempo de menor productividad precede al retorno a una mayor productividad. Incluso si una empresa puede reemplazar a un trabajador promedio por uno que se desempeña un  1% mejor, sería aún mejor reemplazar a un trabajador tóxico por un trabajador promedio”.

Lo que demuestra que aquellos empleados que son excepcionalmente buenos necesitan trabajar en EQUIPO. Porque si sigues la tendencia del dinero, hasta las superestrellas pueden ser reemplazadas.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.