Este es el gran mito del que todos los emprendedores son presos

Creemos que al realizar más actividades al mismo momento lograremos acabarlas incluso antes de lo que creíamos. ¿Es real?
Este es el gran mito del que todos los emprendedores son presos
Crédito: Depositphotos.com

En la actualidad el 92% de las personas que laboran en nuestro país pasa más del 50% de su jornada diaria haciendo múltiples tareas como lavarse los dientes a la hora del baño, o mensajear mientras manejan. Esto según el estudio realizado por Accenture Listen Learn Lead Global Research 2015.

Esto sucede porque las actividades que realizamos día a día en ocasiones rebasan el tiempo que tenemos destinadas a cada una de ellas y cuando nos damos cuenta tenemos una lista interminable de tareas pendientes. La solución que la mayoría de las personas encuentra es realizar multitasking.

Creemos que al realizar más actividades al mismo momento lograremos acabarlas incluso antes de lo que creíamos. Pero ¿qué pasa al final del día? Aunque en muchas ocasiones resulta de utilidad realizar una o más cosas a la vez, perdemos más tiempo del que ganamos.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psicología (APA), el multitasking no sólo consiste en realizar dos actividades al mismo tiempo. Dejar pendiente una tarea para realizar otra de mayor importancia, así como no tener un descanso entre una y otra actividad también es considerada una práctica multitareas.

El verdadero problema llega cuando nos damos cuenta que nuestro rendimiento y productividad se ven afectados por el constante estrés al que nos sometemos al tratar de realizar las tareas en tiempo récord para terminarlas, lo que genera un alto nivel de frustración.

La American Psychology Asociation determinó que el cambiar de una tarea a otra de inmediato, tiende a reducir la productividad cerca del 40%. Lo que quiere decir que en promedio se pierden al menos 16 horas a la semana al realizar tareas simultáneamente.

Si eres de las personas que en su día a día lleva a cabo esta práctica, Alejandro Saracho, experto en finanzas personales y empresariales y autor del libro Reconfiguración Financiera, te presenta estos cinco factores que te ayudarán a evitar el multitasking:

1. Atención Limitada: Si estás en constante cambio de actividades por cortos periodos de tiempo, las distracciones están a la orden del día. Si al realizar una sola tarea es muy frecuente que nuestra atención se desvíe, imagínate al tratar de dividirla en dos o más.

El problema principal es que estamos expuestos constantemente a muchos estímulos que generan información diferente que nuestro cerebro es incapaz de procesar al mismo tiempo.

2. Cantidad vs. Calidad: Siempre que realizas un mayor número de cosas en menos tiempo quiere decir que no le dedicaste lo suficiente y no te enfocaste en realizarla bien, sino rápido.

Para esto debes tener en mente lo que estás buscando, ¿calidad o cantidad? Si lo que quieres es hacer más sin importar el resultado, el multitasking es lo tuyo. Pero si prefieres la calidad sobre la cantidad, te recomiendo que organices tus tareas por periodos de tiempo que te permitan dedicarte al cien por ciento en lo que estás haciendo y evites las distracciones así como permitirte un descanso entre cada una de ellas. No siempre más es mejor.

3. Pérdida de productividad: Cuando pasamos de una actividad a otra nos agotamos, no sólo físicamente, mentalmente lleva un desgaste mayor. Lo que por el contrario de ser más eficientes para realizar una sola tarea resulta una pérdida de productividad.

En general, obligamos a nuestro cerebro a un constante cambio al utilizar diferentes técnicas de implementación, lo que implica un mayor esfuerzo que resulta no ser suficiente y la calidad en las tareas disminuye mientras la probabilidad de cometer errores constantes aumenta.

4. Efectos negativos en la salud: Esta es una de las razones principales para evitar el multitasking. Los factores que conlleva esta práctica, además de la los que ya se mencionaron, producen efectos negativos en tu salud, pues el estar en constante actividad sin descanso provoca que tu cuerpo externe la carga extra de trabajo que está sufriendo.

El estrés, la ansiedad y dolores intensos de cabeza pueden ser de los principales síntomas que se presenten. Todo esto sumado a los periodos prolongados de trabajo puede traducirse a la larga en enfermedades graves.

5. Afecta a terceros: Uno de los errores más comunes es creer que el desgaste por esforzarte en realizar más cosas en menos tiempo te afecta sólo a ti. Si los efectos del multitasking repercuten de alguna manera en tu productividad, estado de ánimo o de salud ya no podrás delegar bien las actividades para tu equipo de trabajo, no entregarás a tiempo ese informe en el trabajo y en casa no convivirás de la misma manera con tus seres queridos.

Esto no quiere decir que en algunos casos no resulte efectivo el multitasking, pero son pocos los que logran dominarlo con la práctica.

Se estima que tan sólo el 2% de la población tiene la capacidad para realizar distintas tareas al mismo tiempo, pero son las personas que menos tienden a realizar esta práctica.

Lo importante es empezar hoy.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue