My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedoras

¿Emprendedoras literarias? 10 mujeres escritoras famosas en un mundo de hombres

Te presentamos la historia inspiradora de estas mujeres que sobrepasaron los estándares sociales y lograron el éxito.
¿Emprendedoras literarias? 10 mujeres escritoras famosas en un mundo de hombres
Crédito: depositphotos
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El mundo de los negocios en el pasado ha sido un universo históricamente dominado por hombres. Pero el impulso de mujeres perseverantes fue abriendo esa brecha que hoy en día da pie a un universo más equilibrado, pero aún con dificultades y desafíos para las emprendedoras.

Pero estas dificultades pueden ser conquistadas. Así lo ha demostrado la historia de las mujeres exitosas, y un campo en donde es muy claro observarlo es la literatura. A continuación diez casos en que las escritoras lograron interponerse a la oligarquía masculina para triunfar.

1-Charlotte Brönte (1816-1855). Fue innovadora en su época, autora de un libro que es considerado por muchos una de las primeras novelas feministas y en su época fue muy polémico debido a esta actitud: Jane Eyre. Aunque fue bien recibido por los lectores, ella vivió un tiempo bajo el anonimato, al escribirlo bajo el seudónimo de Currel Bell. Tanto así que incluso se llegó a pensar que el escritor William Makepeace Thackeray –gran defensor de la obra- era su autor. La obra se publicó en 1847 y hoy en día la novela es considerada un clásico de la literatura.

2- Amandine Dupin (1804-1876). Fue conocida en el mundo literario como George Sand. Su inicio en las letras coincidió con su divorcio y con una nueva apariencia: George usaba ropa masculina para moverse con libertad por París y para que se le permitiera entrar en espacios públicos reservados para hombres y en los que el ingreso de mujeres era algo prohibido. Aunque no dejó de usar prendas femeninas, sólo las llevaba puesta en algunas reuniones sociales.

3-  Gertrudis Gómez de Avelladena (1814-1873). Una de las dramaturgas más importantes de la época que se adelantó a su tiempo al reivindicar la independencia y capacidad de decisión de las mujeres. De educación liberal y, tras negarse a contraer matrimonio en Cuba, viajó con su familia a Europa, donde entró en contacto con la literatura romántica del momento, representada por Víctor Hugo, Chateaubriand y Lord Byron.

4-  Rosalía de Castro (1837-1885) se quejaba de que no había momento en el que no la recordarán que debía dejar la pluma y dedicarse a zurcir los calcetines del marido y una frase célebre que trascendió el tiempo fue:  “Los hombres miran a las literatas peor que mirarían al diablo”. Fue una poetisa y novelista española que escribió en gallego –una elección controversial para la época- como castellano. Considerada entre los grandes poetas de la literatura española del siglo XIX.

5- Emilia Pardo Bazán (1851-1921). Una de las mujeres más ilustradas que abogó por la educación en la mujer, a pesar de su posición social -era descendiente de la una familia noble- fue relegada por su condición de mujer.

6- Caterina Albert (1869-1966). Ella buscó enfrentar los patrones y publicó en sus inicios bajo su nombre real. Su primera creación fue  La infanticida (1898) y por ella conoció de cerca el conservadurismo y el sexismo que caracterizaba al mundo editorial de su época. Eso no la frenó como escritora, pero decidió usar el seudónimo de Víctor Catalá, con el fin de ocultar su verdadera identidad y no ser víctima de las críticas despiadadas de sus contemporáneos.

7-Colette (1873-1954). Esta escritora francesa se casó muy joven con el novelista Henry Gauthier-Villars, quien rápido se dio cuenta del talento de Sidonie-Gabrielle Colette. La animó a escribir una serie de novelas bajo la serie Claudine, pero que él firmó bajo su nombre. Tiempo después se separó de Henry y salió del anonimato.

8- María Moliner (1900-1981). Ella pasaría a la historia por crear uno de los mejores diccionarios de la lengua española, pero la Academia de Lengua, la dejó fuera cuando fue candidata para ocupar una silla de la Real Academia Española (RAE) en 1972. Tardó 15 años en escribir el Diccionario de uso del español que tiene dos tomos y unas 3.000 páginas en total, bajo el objetivo de crear un diccionario que permitiera ir de la idea a la expresión.

Moliner realizó su tarea en un mundo en el cual no era común que las mujeres participaran en la labor intelectual y fue recrimienda por que esta actividad le robaba tiempo a la familia.

Más actuales…

9-  Laura Albert (1965 -¿?) . Es una historia singular, para algunos tachada de una estafa. Su popularidad se tejió bajo el pseudónimo de J.T. Leroy, con el que publicó en 1999 su novela Sarah, con gran éxito y volviéndolo a la fama.  Casi seis años después se descubrió que se trataba de una mujer de 41 años.

Confesó que creó a este personaje de un joven escritor desdichado -que encuentra en la literatura el refugio perfecto- porque estaba convencida de que nadie querría leer los libros de una cuarentona.

10- Joanne Rowling (1965 -¿?). Seguro te sonará más si te decimos el nombre de J.K. Rowling. ¡Exacto! La escritora de Harry Potter. Ella tuvo que emplear un nombre más masculino pues su editorial tenían dudas que el público infantil y adolescente quisieran comprar un libro escrito por una mujer. Y no hablamos de inicios de siglo.

Conoce a las emprendedoras que, según Marvel, van a cambiar el mundo