My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Vida emprendedora

Sigue enfocado cuando tienes ganas de darte por vencido

¿Cuál es el verdadero obstáculo al que todos nos enfrentamos como emprendedores? Superar el miedo.
Sigue enfocado cuando tienes ganas de darte por vencido
Crédito: Depositphotos.com
VIP Contributor
8 min read

¿Cuál es el verdadero obstáculo al que todos nos enfrentamos como emprendedores? Superar el miedo. Mantener la fe. No tirar la toalla cuando las cosas se complican. Emprendedores o no, la vida nos pone a prueba.

Todos los días recibimos retos en la forma de cosas que no están saliendo como las habíamos planeado y ésa es justamente la lección, puedes planear lo que quieras, pero realmente no puedes planear nada.

En ocasiones, no tener un plan es el mejor plan, y perseguir esa loca idea te puede llevar más lejos de lo que jamás hubieras imaginado.

Tomemos a Satya Twena, a quien tuve el enorme placer de entrevistar para mi serie en video “Los líderes crean líderes” (LeadersCreateLeaders), como ejemplo. Ella llegó a Nueva York sin dinero, sin trabajo, sin casa y sin la más mínima idea de lo que iba a hacer. Para la mayoría, esta es la peor pesadilla posible. Pero para los que amamos los retos, y realmente espero que te gusten los retos si estás en el camino del emprendimiento, porque habrá demasiados… es una aventura. Satya es ahora una joven emprendedora súper exitosa operando la única fábrica de sombreros en la ciudad de Nueva York, manteniendo vivo el arte de hacerlos. El Wall Street Journal ha hablado de ella y sus diseños han sido usados por todo el mundo, desde Oprah hasta Usher. Ella no tenía idea de que terminaría haciendo esto… Simplemente lo hizo.

Todo empieza con tus pensamientos

La clave es no dejar que tus pensamientos interrumpan el camino por el que quieres ir. La clave es mantenerte tan motivado que nada pueda tirarte, ni siquiera la perspectiva del fracaso.

Todos nos enfrentamos al fracaso en algún momento. También podemos vernos la cara con el cansancio, la confusión, con cosas que no salen como las pensamos y con muchos momentos en los que parar se ve tentador. Sin embargo, si hay un músculo que definitivamente necesitamos fortalecer, sin importar quién eres o qué estás haciendo, es la fe en ti mismo.

La cosa es que, si no crees en ti, ni siquiera vale la pena empezar. Puedes recibir el reconocimiento del mundo entero, pero no estás viviendo para los otros, así que eso generará una falsa confianza. Tu seguridad debe venir de la confianza en ti mismo, de tu habilidad para seguir tus instintos y de decidirte cuando sea necesario.

Para los que estamos interesados en vivir vidas legendarias y en dejar lo ordinario atrás, la meta es muy alta: mantenernos comprometidos con nuestra visión cuando todo está en nuestra contra.

Satya es un gran ejemplo de esto. Su mamá fue diagnosticada con cáncer de seno, una experiencia desgarradora porque es justo en esos momentos cuando nos damos cuenta de lo valiosa que es la vida. No está para desperdiciarla preocupándonos de cosas que aún no pasan y que tal vez nunca pasen. Ésa es la cuestión… solemos pasar más tiempo preocupándonos que ocupándonos. Esto no te lleva a ningún lugar… y encima te pone en la dirección incorrecta porque sólo estás tentando el agua.

Si realmente quieres la vida de tus sueños necesitas estar dispuesto a seguir nadando. Mantener tu cabeza a flote es fácil cuando estás determinado a hacerlo, pero para los momentos de duda aquí te dejo algunos trucos que te regresarán a lo que es realmente importante:

Reconoce lo lejos que has llegado

Yo vivo en Nueva York. Eso es ya de por sí el sueño de muchos. Le debo a cualquiera que haya soñado con vivir aquí sacarle el mayor provecho posible. Y me debo a mí mismo dejar huella durante el tiempo que esté aquí, y en el planeta. ¿Qué estás haciendo si no estás viviendo al máximo? Te dejaré que respondas a eso. Reflexiona, reconoce lo que has logrado. Usa eso como inspiración para seguir avanzando. Ya has superado dificultades antes, puedes hacerlo de nuevo.

Sé agradecido

Quejarnos es algo común. “Es difícil”. “No quiero”. “Estoy cansado”. Aunque estoy totalmente a favor de que escuches tus necesidades y te cuides a ti mismo, en ocasiones tenemos que saltar la valla un pie a la vez y ser agradecidos de que tenemos piernas. Tenemos demasiadas excusas. Noventa por ciento del tiempo son manifestaciones del miedo. ¿Esa pequeña voz que te dice que te des por vencido? Es tu ego. Y puedes ponerlo en pausa muy fácilmente si cambias de perspectiva. Haz una lista de las cosas que agradeces. Escríbelas. Dilas en voz alta. Dile a alguien que estás agradecido por él o ella. Aprecia lo que tienes y volverás a alinearte con tu capacidad para recibir mucho más de lo que tienes. Si sigues quejándote te quedarás atrapado.

Cambia de escenario

Todos podemos ser víctimas de la implacable rutina y darnos un descanso es una obligación. ¿Una de las actividades con mejor retorno de inversión que existen? Descansar y recuperarnos. Los atletas lo saben. No puedes ir más allá, tus músculos necesitan tiempo para reconstruirse. Lo mismo aplica para tu mente y tu energía. Tómate un descanso. Ve a otro lugar. Sal a la naturaleza. Visita a la gente que amas. Si estás pensando en rendirte, puede ser que solamente estés cansado. Mejor deja lo que estás haciendo, haz algo que te haga sentir bien y regresa en un día o dos a lo que dejaste pendiente. Puedo prometerte que tendrás una perspectiva completamente nueva. Incluso puede que hayas encontrado una solución.

Mantente en lo correcto

Los pensamientos se materializan. Lo que piensas es exactamente lo que vas a vivir. Lo que quiero decir con esto es que si esperas cosas malas, te van a pasar cosas malas porque esa es la percepción que te creaste del mundo. Es muy real que si te mantienes optimista puedes incrementar tu salud y tu satisfacción y puedes atraer más oportunidades. Cuesta un poco de trabajo decirle a tu ego que se esté quieto cuando te estás marinando en auto compasión o en miedo, pero vale la pena porque si no logras tener pensamientos inspiradores no vas a tener una vida inspiradora. ¿Y quién quiere eso? Toma en serio tu diálogo interno. Analízalo, Cámbialo.

Manifiéstate a través de la acción

Es importante hacer lo que dices que vas a hacer, aún cuando parezca apuntar hacia el fracaso o la pérdida. Si todos los días das pequeños pasos hacia lo que realmente quieres, aunque no puedas saber cómo resultarán las cosas, te pondrás en el camino de las ganancias, grandes o pequeñas. No importa si es mandar ese mail para colaborar en algo o por fin sentarte con ese inversionista (aunque no creas que resulte) o finalmente publicar ese artículo… Todo es bueno para tu crecimiento, para tu experiencia y para tu éxito. Nunca sabrás hacia dónde te llevará la vida así que deja de esperar lo peor y empieza a dejar que las cosas sucedan.

Mantener la fe es la prueba máxima. Una prueba que aparecerá demasiadas veces tanto en los negocios como en tu vida personal. Y puede llegar un momento en el que realmente tengas que tirar la toalla, pero sabrás reconocerlo porque no será una decisión improvisada. Mantente enfocado. Mantente inspirado. Recuerda lo lejos que has llegado. Sé agradecido. Cuídate. Y luego ve lo que pasa.

Para más inspiración, puedes ver el episodio de Satya aquí.

El Mindfulness no sólo es una tendencia, es la clave para ser un mejor líder