Influencers

Confesiones de un influencer de Instagram falso

El éxito como figura estrella en esta red social requiere un fuerte conocimiento de marketing digital. Saber de lo que publicas es opcional.
Confesiones de un influencer de Instagram falso
Crédito: Westend61 | Getty Images
Guest Writer
Growth at 24Slides
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mientras revisaba los comentarios de una de mis fotos en Instagram, me tope con uno que decía “Gracias por venir”. Provenía de un chef famoso me había recibido la noche anterior en su residencia en un exclusivo restaurante de Nueva York. Due una de las 35 comidas gratis que acepté durante mi viaje de un mes a la ciudad.

Para mí, la comida fue la suculenta validación de un experimento de seis meses. Verás, no soy un aficionado a la comida, un bloguero de viajes o un gurú del yoga vegano. Soy un comercializador digital que quiere exponer cómo los influencers usan una gama de tácticas blackhat (las que aumentan "mágicamente" los seguidores y no por dar contenido de calidad) para convencer a las personas de que vale la pena invertir en ellas. Para investigar esto, tenía que convertirme en uno. Dejé que mi imaginación se volviera loca y anticipé una vida de viajes felices y sin costo, así que decidí enfocarme en la industria del turismo.

Para hacer crecer rápidamente una cuenta de Instagram, los mercados de marketing blackhat ofrecen una amplia gama de servicios. Usé una combinación de estos junto con pruebas rigurosas para construir mi cuenta de cero a 40,000 usuarios comprometidos en poco menos de seis meses. Yo diría que alrededor del 70% de mis seguidores eran reales.

Si bien la automatización de Instagram no es nada nuevo, quería conservar el control total y el acceso a los datos de mis seguidores. Compré un software que daba like, follow y unfollow automáticamente a diversas cuentas, pero necesitaba que yo configurara todos los filtros y parámetros además de una supervisión semanal. Cuando se notificaba a las personas que yo les había dado like o follow, muchos me seguían de regreso. Para seleccionar contenido, subía fotos de otras cuentas, pero siempre dado un link que enlazará a la fuente original. Nunca recibí queja alguna y, a menudo, las personas me daban las gracias por agarrar su contenido.

Pasé el primer mes probando varias cuentas para comprender los límites de Instagram y darme una idea de cómo funcionaba el algoritmo. Apunté a los seguidores de otras personas influyentes y marcas de viaje, solo para descubrir que la mayoría de sus seguidores eran falsos. Después de más o menos un mes de pruebas rigurosas, descubrí que al apuntar a fotos publicadas en una ubicación geográfica específica, como un popular complejo de playa, la calidad de los usuarios era mucho más alta, pero la relación de seguimiento era mucho menor. El punto ideal para la automatización fue una mezcla de ambos.

Al apuntar a los seguidores de otros influencers, recibiría una proporción de seguimiento entre 5 y 10 por ciento. Entonces, por cada 100 personas que seguí, de cinco a diez me seguían de vuelta. Cada día daba follow de 400 a 800 personas. Este número se distribuyó aleatoriamente, engañando a Instagram haciéndole creer que era un usuario genuino (aunque un poco obsesivo). A continuación, dejaba de seguir automáticamente a un usuario determinado unos días más tarde para asegurar que mi cuenta mantuviera un equilibrio saludable de seguidores.

También me enfoqué en los usuarios que interactúan con hashtags mundanos como #photooftheday, por lo tanto, construyendo un seguimiento de cuentas automáticas que flotan en Instagram comentando en cualquier publicación que vean. Esto significaba que cuando publicaba una foto, el engagement sería muy alto en proporción a la cantidad de seguidores que tenía. Instagram lo lee como una publicación valiosa y luego lo expone a más de mis seguidores. Sé que muchas relaciones públicas y especialistas en marketing suelen considerar el porcentaje de participación como un indicador de la autenticidad de una cuenta. Cualquier cosa por debajo del 5 por ciento de engagement generalmente se considera pobre. Esto también significaba que podía aprovechar los hashtag con bastante éxito.

Probé desde usar solo una etiqueta hasta 30 por publicación. Encontré que para maximizar el engagement se deben de usar alrededor de 10 a 15 hashtags. Agregaba cinco etiquetas de bajo volumen (con menos de 50,000 fotos), cinco de volúmenes medianos (menos de 250,000 fotos) y luego cinco hashtags de mayor volumen (entre 500,000 y 2,000,000). Cuanto mayor es el volumen del hashtag, más cuentas falsas interactúan con él, lo que aumenta la participación general. Combinado con la automatización, generalmente podría obtener niveles de participación de alrededor del 10 por ciento, empujando cada publicación en la sección superior de cada etiqueta. Estaba creciendo a un ritmo constante y sostenible con este método cuando descubrí el mundo secreto de los grupos de participación de influencers. Entonces las cosas se volvieron mucho más emocionantes.

Los grupos de participación son los clubes de redes sociales de los miembros privados. Si bien hay muchos lugares de reunión públicos y de fácil acceso, los grupos secretos requieren que tengas muchos seguidores. Cuando un miembro del grupo publica una foto, todos los demás miembros deben darle like tan pronto como se publique. Eso engaña al algoritmo para que piense que la foto es popular. Del mismo modo, todos los seguidores de las otras cuentas ahora reciben esa publicación. El objetivo es que se coloque en la sección “Explorar” de Instagram para que llegue a millones de personas. Obtuve al menos 500 seguidores nuevos en un solo día a través de esta técnica.

En las semanas previas a mi viaje a Nueva York, decidí que era hora de probar las aguas. Siendo el nerd de automatización de marketing que soy, configuré un script para extraer los detalles de los primeros mil resultados de búsqueda de Yelp para "restaurantes en Nueva York". Luego hice que un asistente virtual revisara cada resultado y buscara el correo electrónico de contacto correspondiente. Envié un correo electrónico de aspecto inocente a cada restaurante, utilizando un popular programa de automatización de correo electrónico y les expliqué que me gustaría hablar sobre la promoción de su restaurante a mis seguidores a cambio de una comida gratis. Recibí 80 respuestas, de las cuales 50 fueron positivas. Me sorprendió ver a tantas agencias de relaciones públicas o de marketing atendiendo la solicitud, que fácilmente se dejaron engañar por pensar que esto era un gran negocio.

Unas semanas más tarde, estaba incómodamente encorvado sobre las mesas tomando fotos de los platillos. Tiendo a evitar compartir mi vida en las redes sociales y me pareció tremendamente difícil de creer, pero había conseguido miles de dólares en comidas gratis a cambio de compartir una foto rápida. Fue tranquilizador ver que las fotos que publiqué se recibieron bien, ya que se clasificaron en hashtags relevantes relacionados con la escena culinaria de Nueva York.

De todas maneras, cerré la cuenta de Instagram después del viaje.

Creo que es útil compartir esto para que otros mercadólogos, agentes de relaciones públicas o dueños de negocios no caigan en el engaño utilizado por los influencers. Sugiero ver los tipos de comentarios publicados en la publicación de la estrella de Instagram. En general, si hay muchas personas que etiquetan a sus amigos, tiene un seguimiento saludable. En segundo lugar, siempre solicita un desglose de los seguidores del influencer y una captura de pantalla de sus análisis. Si son de verdad, tendrán estos detalles a la mano y destacarán la distribución de seguidores por país. Por último, si yo estuviera en la posición de seleccionar un influencer para trabajar, siempre pediría ejemplos de fotos que hayan publicado para otros clientes. Dedica unos minutos a analizar los tipos de personas que interactúan con la publicación.

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Cine Premiere

Batman El caballero de la noche, ¿por qué es un clásico?

Con motivo del 10º aniversario del estreno de El caballero de la noche, te dejamos algunos puntos que hacen de esta, una de las mejores películas de superhéroes del siglo.
Altonivel

Mercado Libre quiere prestarte dinero y acelerar tus compras

Mercado Crédito, producto de Mercado Pago y Mercado Libre, quiere que 2019 sea el año en el que la empresa otorgue crédito a los consumidores mexicanos.
My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Para qué sirven los influencers (más allá de redes sociales)