Manejo de equipos

Qué puedes hacer cuando se va el 'Cristiano Ronaldo' de tu equipo de trabajo

La notoria salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid para unirse a la Juventus de Turín nos obliga a recapacitar en torno a la retención de talento y la vida después de los grandes astros en un equipo de trabajo. ¿Implica su salida el fin de las cosas?
Qué puedes hacer cuando se va el 'Cristiano Ronaldo' de tu equipo de trabajo
Crédito: Depositphotos.com
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Han pasado 450 goles y el astro más brillante en la historia de uno de los clubes de futbol más prestigiados del mundo, ha anunciado su partida. El rumor rondaba a un planeta distraído por el Mundial de Rusia 2018 desde la final de la Champions, cuando en medio de los festejos por el cuatro título ganado por el Real Madrid en dicho torneo tan solo en la era de Cristiano Ronaldo, el futbolista portugués declaró: “Ha sido muy bonito estar en el Real Madrid, en los próximos días hablaré…”

Pero en los próximos días la atención estaba puesta en otro lado.

Portugal (o más bien Ronaldo) llegaba al Mundial como uno de los favoritos. En 2016 se proclamaron campeones de Europa y el jugador de 33 años parecía capaz de echarse a la espalda a todo un equipo, a todo un país, para cumplir con el sueño de ganar ese trofeo reservado solo para unos cuántos.

Las cosas no salieron como esperaba y Portugal fue eliminado por Uruguay en los octavos de final. Entonces algunos comenzaron a recordar la frase pronunciada por el jugador como si se tratara de alguna especie de profecía maldita: el astro se iría a otro equipo.

Finalmente, el 10 de julio, con un Mundial disputando aún sus semifinales, la noticia explotó: la Juventus de Italia fichaba al jugador por un contrato de cuatro años y $133 millones de dólares poniéndole punto final a los rumores y a una historia de nueve años de éxito entre Cristiano Ronaldo y el Real Madrid.

ADIÓS TALENTO. HOLA CONFUSIÓN.

Cualquier equipo, deportivo o de trabajo, está sujeto a perder a sus más grandes astros. Es un proceso natural y, muchas veces, inevitable. Pero saber esto no lo hace menos doloroso. ¿Cómo reaccionar? ¿Qué hacer cuando el elemento en el que has fincado la idea de éxito te avisa que se va? Como con cualquier pérdida que sufrimos los humanos, hay un proceso de duelo que los equipos también deben de atravesar. En ese duelo hay maduración, aprendizaje y la invaluable oportunidad de la redefinición.

No importa qué tanto lo hayas vislumbrado: cuando la noticia llegue, te dolerá.

Por tu cabeza pasarán mil ideas y emociones simultáneas, pero independientemente de lo que sientas, es momento de escuchar. No argumentes antes de tiempo. No te precipites, solo deja que la persona hable y expliqué las razones de su partida. Aunque resulte doloroso escuchar, aunque critique tu manera de trabajar o tu estilo de liderazgo, presta atención a lo que tenga que decir.

Una vez que haya explicado sus razones indaga un poco más. Pregunta. Comprende. Reflexiona. Comienza a hacer que el momento también juegue a tu favor: toda la información que puedas recabar en torno a la percepción que el equipo tiene de ti es de utilidad y nadie más sincero para comunicártela que aquel que se va.

UNA NUEVA ETAPA… ¡PARA TODOS!

Ya que conoces y entiendes el porqué de su salida, evalúa si vale la pena hacerle una contraoferta. Muchas veces el sueldo no es la razón principal por la que la gente toma la decisión de irse. Piensa si hay algún ajuste que puedas hacer en el equipo para incentivar al astro y cambiar la percepción que tiene de sí mismo dentro de la organización.

Lo que queremos la mayoría de nosotros —además de estabilidad económica— es sentir que aún hay cosas por aprender, que en nuestro puesto nos podemos seguir desarrollando, que en el camino quedan batallas por librar y cimas por conquistar. A la gente competitiva le gusta sentirse retada y si ese elemento tiene años de haber superado su último gran reto es fácil entender por qué mira hacia al horizonte en busca de nuevas emociones y oportunidades.

En la carta de despedida que Cristiano Ronaldo escribió al Real Madrid y a sus aficionados, explica: "Estos años en el Real Madrid, y en esta ciudad de Madrid, han sido posiblemente los más felices de mi vida. Solo tengo sentimientos de enorme agradecimiento para este club, para esta afición y para esta ciudad. Solo puedo dar las gracias a todos ellos por el cariño y afecto que he recibido. Sin embargo, creo que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en mi vida y por eso he pedido al club que acepte traspasarme. Lo siento así y pido a todos, y muy especialmente a nuestros seguidores, que por favor me comprendan.” 

Si la estructura de tu empresa permite ofrecerle un cambio de puesto y nuevas responsabilidades, ponlo sobre la mesa. Pero si en realidad no hay más que negociar, respeta la decisión, abraza el cambio, mira hacia el mañana y presta atención a la luz de los nuevos astros que aparecerán en tu horizonte…

LA SUCESIÓN

Una vez que la decisión haya sido tomada no te precipites. La partida de gente clave en tu equipo ofrece una oportunidad única de reflexión y redefinición. Haz un alto en el camino y aprovecha el hueco generado por la salida para revisar los procesos. Aprovecha el momento para acercarte a los demás. Cuando las cosas marchan solemos alejarnos del equipo para atender otras cosas. Damos por sentadas sus tareas y rara vez nos enteramos del modo en que operan.

Es momento de involucrarte con ellos.

Obsérvalos, reconoce la importancia del rol que juegan y si aún no lo tienes, comienza a imaginar un plan de sucesión. ¿Puede alguno de ellos tomar el puesto que quedó vacante? No te sientas obligado a responder de inmediato, pero tampoco demores demasiado. La gente que se queda estará nerviosa y queriendo entender cómo será su vida laboral ahora que un elemento de tanto peso se ha marchado.

Idealmente no deberías de esperar el momento de la partida del talento para empezar a definir qué hacer. La clave de una sucesión ordenada es la prevención. Imagina la vida de tus elementos clave antes de que se vayan. ¿Qué harías sin ellos? ¿Cómo los suplirías? ¿Están los reemplazos naturales listos para asumir el puesto o es necesario capacitarlos y desarrollarlos? Además del elemento que se fue, ¿hay alguien más en riesgo? ¿Puedes hacer algo para tranquilizarlo antes de que también tome la decisión de irse?

No son preguntas que debas de responder solo. Habla con tu gente y hazles ver que dentro de sus responsabilidades debe de estar también el capacitar a sus posibles sucesores. No dejes que los procesos queden en manos de una sola persona. Que su deslumbrante desempeño jamás implique la falta de desarrollo para los que vienen detrás.

Nunca sabes el talento que puede estar esperando oculto entre la gente que ya forma parte de tu equipo.

NO HAGAS COMPARACIONES

Una vez que hayas tomado una decisión en torno al reemplazo, déjalo ser. Naturalmente sentirás la necesidad de hacer comparaciones, pero no caigas en tentación. No sirve de nada. Permite que la nueva persona asuma el puesto. Guíala y dale las herramientas para que pueda destacar, pero no quieras convertirlo en el clon de quien se fue.

Dale la oportunidad de redefinir la manera de hacer las cosas, de brillar con luz propia y de caminar a tu lado hacia una nueva era en la que los que se fueron se convierten en leyendas y los que quedan en los verdaderos héroes capaces de librar batallas y glorias que ayer ni siquiera imaginabas.

 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La Fed atrapada por halcones, palomas y… Donald Trump

FED

Quizás Jerome Powell será recordado como el presidente del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que más padeció las presiones ajenas para tomar decisiones, o bien para marcar directrices nítidas durante su gestión.

Conforme pasan los meses y cada que se acerca una reunión de política monetaria del poderoso banco central de Estados Unidos, es más evidente que Powell está atrapado muchas veces entre halcones, palomas y también, por si fuera poco, entre los caprichos o decisiones que quiera imponer quien lo colocó al frente de la Fed, nada más ni nada menos que el presidente de su país, Donald Trump.

El asunto es delicado, como todo lo que tenga que ver con la economía y las finanzas de la nación más poderosa del planeta; Jerome Powell ha logrado sortear hasta ahora las presiones, recientemente en la cumbre de Jackson Hole dijo que haría todo lo posible por evitar la desaceleración económica de su país, en línea con lo que exigía Trump, pero sin referirse a un monto ni fechas concretas en las que podría decidir el organismo a su cargo bajar la tasa de interés, tal como lo exige el inquilino de la Casa Blanca.

Este miércoles, al finalizar la reunión de política monetaria de dos días, los mercados están completamente divididos, y no es casualidad, están así porque hasta ahora las presiones sobre la Fed no dañaban tanto su margen de maniobra, pero ahora cada decisión que tome estará sujeta al escrutinio sobre las razones que pudo tener Powell, sobre todo, en esta reunión en la que no habrá conferencia de prensa posterior al anuncio.

Lee: La Fed se encuentra preocupada por una desaceleración económica

Fed
La Fed está inmersa en un ciclo de alzas trimestrales y volvería a subir el costo del crédito el próximo mes, en el que sería el cuarto incremento de 2018.

Halcones y Palomas presionan

Como sucede en casi todos los bancos centrales del mundo, los halcones y palomas están volcados en defender cada uno sus posturas y con ello presionar al máximo encargado del manejo de la política monetaria, en el caso de la Fed es Jerome Powell. 

También como sabemos, los halcones buscan a toda costa que si bien no se incrementen las tasas de interés, ya que en un escenario como el actual sería absurdo pretender algo así, cuando menos no bajen o no bajen con demasiada velocidad; es sabido que las tasas altas son para los halcones la herramienta ideal para mantener a raya el gasto público y el endeudamiento; las presiones sobre Powell deben ser intensas con el argumento de que Estados Unidos debe acercarse cada vez más a una política económica de equilibrio, eliminando riesgos potenciales, no les falta razón desde un punto de vista ortodoxo económico.

Por su parte, las palomas hacen su labor; como sabemos, su preferencia por una política monetaria expansiva genera presiones para que la Fed baje las tasas, aunque dentro de ellos existen visiones diferentes en cuanto a la velocidad con la que deben bajar los tipos de interés. En los meses recientes ha perdurado la idea de que los recortes deben ser moderados y si es necesario puede hacerse una pausa, para evitar gastar sin estrategia los más de 200 puntos base que tiene la Fed antes de llegar al cero absoluto, el 0%.

Este debate entre halcones y palomas no es algo nuevo, siempre ha existido y existirá, pero hoy es más claro todavía por las condiciones en las que se encuentra la economía global. Si bien Estados Unidos no ha mostrado hasta ahora signos de desaceleración profunda, sí es evidente que la fuerza de crecimiento se ha moderado bastante en los dos años recientes, lo que para algunos es prueba de que se requieren otro tipo de acciones más determinantes por parte de la Fed para darle el impulso necesario al crecimiento. Entre ellos, los que piden hacer algo más, destaca un hombre muy poderoso, quizás el más poderoso de la tierra en estos momentos.

Lee: La Fed recorta sus tasas de interés por primera vez desde 2008

Dólar y tasas de interés


Trump, tras la cabeza de Powell

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no le ha pedido, le ha exigido al titular de la Fed que baje de una vez las tasas de interés en un punto porcentual, es decir 100 puntos base, lo que sería un recorte brutal, para llamarlo de alguna manera. Hasta ahora, Powell ha soportado no solo la exigencia de Trump, sino sus agresiones ya que al no hacerlo ha sido objeto de descalificaciones a su labor, algo que pocas veces había sucedido con un presidente de la Fed.

El temor de algunos es que Powell tenga que ceder a las inmensas presiones provenientes de la Casa Blanca, no es común que suceda; de hecho, hasta ahora no hay evidencias contundentes de algo así. Luego entonces el camino sería su salida prematura, algo que igualmente dañaría a la Fed e inyectaría de incertidumbre a los mercados.

No está claro qué sucederá este miércoles con las tasas de interés en Estados Unidos, lo que sí es un hecho es que Powell ocupa un sitio que pocos envidian no solamente por la dificultad y circunstancias que enfrenta la economía global, sino porque parece dormir con el enemigo.

Lee: Trump quiere estimular la economía de EU y así afectaría a México

More from Entrepreneur

Learn to be a better leader and develop successful marketing and branding strategies with Dr. Patti Fletcher's help.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur